www.madridiario.es
    21 de octubre de 2019

las ventas

No se esconden, como los mandamases del escalafón -menos Perera- y teóricas figuras. Todo lo contrario. De cara al año que viene podrían vivir de sus respectivos triunfos en el pasado abono isidril. Pero ellos vuelven a dar la cara en Madrid y sufrir el examen de su sacrosanta y exigente afición. Paco Ureña, que cortó tres orejas y fue declarado triunfador oficial, y Antonio Ferrera, que echó idénticos trofeos e su esportón y llevó a cabo la más inspirada faena de su ya larga trayectoria, harán el paseíllo en la Feria de Otoño. El ciclo, en el que destaca también la despedida de El Cid, se celebra durante el actual y el próximo fin de semana.

SAN ISIDRO

Con los ojos clavados en lo que acontecía sobre la arena en casi dos horas y media de festejo. Es un resumen a vuela pluma de la primera corrida del trío dedicado al encaste Albaserrada, en este caso con bicornes de José Escolar, diversos de juego, pero siempre exigentes; o sea, toros, así, sin más.

SAN ISIDRO

La segunda aparición de la divisa de La Quinta en el abono, tras la desigual corrida que abrió el ciclo, mejoró mucho en líneas generales. Sus bicornes, justos de fuerza, todos cárdenos y pariguales de presencia, ofrecían tal grado de nobleza que parece mentira que la terna no cortara ni una oreja. Se disculpa a Francisco de Manuel, pródigo en excelentes verónicas toda la tarde y cuyos dos bureles fueron los más paradotes, lo que no impidió al madrileño para lucir, además de los lances capoteros, su buen concepto con la flámulla también. Pero Ángel Jiménez y El Galo -en mayor medida- desaprovecharon una gran ocasión para triunfar en la cátedra que ojalá no le pese en sus carreras.

TAL DÍA COMO HOY

La corrida de Curro Romero en mayo de 1967 en Las Ventas peligró por el hecho de encontrarse encarcelado el torero tras negarse el día anterior a matar a un toro en La Maestranza.

FERIA DE SAN ISIDRO

Tarde accidentada en Las Ventas. El viento no ha ayudado en la jornada de este martes en la feria de San Isidro y Gonzalo Caballero ha resultado corneado de consideración por el tercer toro, de la ganadería de El Pilar. AMPLIACIÓN.

Minutos antes de las siete de la tarde, además de nervios, todo era ilusión y esperanza para David Galván, Juan Ortega y Joaquín Galdos, tres jóvenes necesitados de un triunfo capaz de cambiar su suerte y hacer despegar sus carreras. Dos horas más tarde, pasadas las nueve de la noche, los tres se marchaban de Las Ventas cabizbajos, abatidos, impotentes. La oportunidad se había tornado en desgracia.

Mejor, imposible. O casi. Porque la temporada de corridas de toros en la cátedra y catedral del toreo, pongamos que se escribe de Las Ventas, se inicia en la tradicional fecha del Domingo de Ramos con un encierro de la divisa número uno en la actualidad, pongamos que se escribe de la de Victorino Martín. Frente al cual harán el paseíllo tres coletudos expertos en este tipo de las llamadas corridas duras: Fernando Robleño, Octavio Chacón y Pepe Moral.

La tauromaquia, siempre con gente a favor y en contra, está más de moda que nunca en estas vísperas electorales merced al fichaje de varios coletudos por PP y Vox, que intentan aprovecharse de la dejación o la opinión contraria de los partidos de izquierda para sumar votos de algunos o muchos aficionados. Y, además, Plaza1, la empresa de Las Ventas, ha aprovechado este tirón para una original campaña de promoción de la Feria de San Isidro directamente e indirectamente de defensa de la tauromaquia y sus muchos valores.

Ganarse los contratos en el ruedo. Algo, por desgracia, no siempre habitual al programar los carteles. Pero que sí ha tenido en cuenta la empresa de Las Ventas para abrir la campaña de este año. Tanto en las dos corridas inaugurales de los domingos de Ramos -Robleño, Chacón y Pepe Moral, frente a 'victorinos'- y Resurreción -David Galván, Juan Ortega y Pablo Aguado, ante bicornes de El Torero-, como en las novilladas que las precederán el 24 y 31 de marzo y el 7 de abril.

Más de 19.000 escolares llegados de 300 colegios y personas con discapacidad física y psíquica han podido disfrutar en Las Ventas de un espectáculo ofrecido por agentes de las distintas unidades de la Policía Nacional. Así, los niños han podido ver en directo recreaciones de cómo los Tedax desactivan un explosivo, los perros detectan sustancias tóxicas o cómo se monta un operativo ante un secuestro.

Un festejo con altibajos en el comportamiento de los bicornes de Fuente Ymbro, con tres y tres. O sea la mitad con opciones de triunfo, en diversa gradación, para los coletudos, pero que, salvo la excepción de Francisco de Manuel, con el exigente tercero. Mientras que los otros dos correspondieron en suerte –más bien en desgracia- a Pablo Mora, que se fue de vacío. Menos opciones tuvo un gris Juanito con su lote que tampoco se comían a nadie.

Los hados del destino son así de juguetones. El máximo protagonista del primer festejo otoñal era Talavante, responsable del entradón bordeando el ‘no hay billetes’, con su gesto de anunciarse en dos ocasiones, sí. Más, sin embargo lo noticioso se lo llevaron con la cruz Fortes, herido por el quinto bis tras una espeluznante cogida, y el toricantano Pablo Aguado, que al margen de si hizo méritos suficiente para la oreja que cortó, dejó el doblete de su sello artista y valeroso. En un mal encierro de las dos divisas de Victoriano del Río, el teórico protagonista cumplió.

Concluye la primera fase de rehabilitación en la plaza de toros de Las Ventas, cuya reforma completa se extenderá hasta el año 2021. En esta intervención se han resuelto los problemas de humedades que afectaban a la cubierta del edificio y la zona de las andanadas.

TAL DÍA COMO HOY

El 30 de septiembre de 1985, Antonio Chenel ‘Antoñete’ ofrecía al público madrileño la que se creía que sería su última corrida de toros. Dos años después, tuvo que volver a los ruedos para mantener a sus hijos y nietos.