www.madridiario.es
Manoletinas de rodillas de Víctor Hernández a su tercer novillo
Ampliar
Manoletinas de rodillas de Víctor Hernández a su tercer novillo (Foto: Plaza1)

Feria de Otoño: novillos y novilleros sosos en un festejo plúmbeo

Por Emilio Martínez
domingo 02 de octubre de 2022, 01:14h
El abono otoñal no empezó con buen pie ni siquiera en las malditas estadísticas. Porque dos coletudos punteros que ya saben lo que es triunfar en la cátedra venteña, incluso saliendo a hombros, no dieron la talla en cuanto a toreo. Y ni siquiera en las estadísticas cumplieron porque sólo una oreja se cortó en la plúmbea tarde que ofrecieron Víctor Hernández y Álvaro Alarcón tan mediocres y vulgares como los blandos y escasamente encastados novillos de Fuente Ymbro que no aportaron emoción.

La oreja la echó en su esportón Hernández en su tercer y último bicorne, al que realizó una faena similar a la de los dos anteriores. Sí, sobrado y fácil, con buenos muletazos por ambos pitones, porque el madrileño tiene clase, pero con enorme frialdad, casi mecánico, sin pasión ninguna. De oficio, en definitiva para resumirlo en dos palabras.

Sólo al final de su labor muleteril y viendo que no calaba en los tendidos, se echó de rodillas para unas manoletinas ajustadísimas que levantaron algo el ambiente plano, lo que unido a la estocada le valió para un trofeo que sabe a poco. No basta con tanta ortodoxia frente a un lote más que manejable y más que noble. Ojalá la oportunidad desaprovechada no le pese en su carrera. Porque Hernández tiene clase, pero…

Al menos, dentro de una actuación también irregular y sin eco en los tendidos, Álvaro Lorenzo tiene la excusa de que su primer burel le derribó e hirió de pronóstico leve, cuando lo muleteaba también sin decir nada obligándole a pasar a la enfermería por su propio pie. Todo un gesto que redondeó al salir de allí, tras ser operado para matar los otros dos, de catadura muy similar al resto de ‘fuenteymbros’.

Con su segundo apuntó faena importante en sus inicios con estatuarios y el del desprecio, pero luego se fue diluyendo, como las escasas ganas de vivir que le quedaban al animal. Tampoco el toledano pudo lucir con el que cerró el aburrido festejo, aunque más que por su culpa porque el bicho, tras sufrir dos costaladas tremebundas, llegó cadavérico a la muleta.

Novillos de FUENTE YMBRO, justos de trapío, mansurrones, muy nobles, blandos y descastados, VÍCTOR HERNÁNDEZ: ovación tras aviso; ovación tras petición; oreja. ÁLVARO ALARCÓN: ovación al entrar en la enfermería; silencio tras aviso; silencio. Fue intervenido de una cornada en cara interna del muslo derecho de 15 cm. que afecta a tejido subcutáneo y aponeurosis muscular, y de un puntazo en región cervical derecha. Pronóstico leve. Plaza de Las Ventas, 1 de octubre. 1ª de la Feria de Otoño. Media entrada (13.105 espectadores, según la empresa).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios