www.madridiario.es
Atentado de ETA en Madrid
Ampliar
Atentado de ETA en Madrid (Foto: Chema Barroso)

La sombra de ETA sigue presente 10 años después de dejar las armas

Madrid, salpicada por el horror de ETA

Por Alejandro Navas
miércoles 20 de octubre de 2021, 07:41h

La violencia de ETA ha dejado una cicatriz casi eterna en toda la sociedad española. En todo el territorio nacional se han sentido sus atentados, sin embargo, en algunas ciudades y regiones las heridas fueron mayores. Cuando se camina por las calles de Madrid es difícil imaginarse todo lo acontecido sobre sus aceras y pavimentos. A excepción de las placas que conmemoran los crímenes más señalados, en decenas de rincones de la ciudad el terror de las bombas se sintió hace 15, 20, 30 o 40 años. Hoy se cumple una década del fin de la violencia etarra y España y Madrid hacen memoria.

El 20 de octubre de 2011 ETA difundió uno de esos comunicados en vídeo a los que tan acostumbradas estaban la sociedad y la política españolas. Tres personas sentadas en una mesa con la cara tapada por una tela blanca, coronadas con una txapela y con el símbolo de la banda a su espalda: una serpiente enroscada en un hacha. Aquel comunicado, difundido en primer lugar por el diario Gara, fue diferente a los anteriores. No se reivindicó ningún atentado, no se intentó chantajear al estado español y no se amenazó con más violencia. Aquel comunicado expresaba una única idea: el abandono de las armas.

De todas las frases que se dijeron en aquel comunicado hubo una que aún resuena: “Es tiempo de mirar al futuro con esperanza, es tiempo de actuar con responsabilidad y valentía. Por todo ello, ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada”.

Las razones de la disolución son múltiples y complejas aunque se pueden resumir en dos: la labor policial del Estado de Derecho y la falta de apoyo internacional. En cualquier caso, en aquel 20 de octubre de hace 10 años cesó la violencia de ETA pero no acabaron las consecuencias de los 53 años de su actividad armada: muchas víctimas siguen sufriendo y muchos ex miembros siguen sin haber sido llevados ante la justicia.

Otegi afirma que “el dolor” nunca debió producirse

Hace dos días Arnaldo Otegi hizo una declaración pública: "Queremos trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido. Sentimos su dolor y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido”. Estas palabras han generado una gran polémica y todos los líderes políticos han reaccionado, también el Gobierno de España.

Ayer, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, explicaba que estaba "bien" el gesto del líder de EH Bildu pero que hay que ir "mucho más allá" e instó a la izquierda abertzale a que pidiera “perdón” y a que no participen en los recibimientos de los de presos de ETA cuando acaban sus condenas.

En este contexto, partidos como PP, Vox o Ciudadanos, entre otros, han condenado estas palabras sin ambages, llegando a decir que no es más que “una broma macabra”, tal y como ha declarado Carlos Iturgaiz, líder popular en el País Vasco. Por otro lado, PSOE y Unidas Podemos han recibido en “positivo” las palabras del líder abertzale. "Valoramos que reconozcan ese sufrimiento provocado”, ha expuesto Patxi López, secretario de Memoria Democrática, en una declaración previa a las de la portavoz del Gobierno. En cuanto a los morados, la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra ha opinado que "la izquierda abertzale ha dado un paso sin precedentes".

La reacción política en Madrid se ha manifestado en unos términos casi exactos al nivel nacional en cuanto a las declaraciones de Otegi y, además, se han posicionado sobre la década sin la violencia etarra. Para el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, y el portavoz adjunto de Vox, Íñigo Henríquez de Luna, no hay que olvidar a las víctimas de ETA y hay que “dignificarlas”.

Por su parte, la portavoz de Más Madrid, Mónica García, se ha alegrado del aniversario y ha acusado a los populares de “hiperventilar”. En cuanto al PSOE, su portavoz Hana Jalloul se ha limitado a agradecer el trabajo policial que permitió el fin de la banda remarcando que tuvo lugar durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Para la portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, es una "buena noticia" que anteayer "la izquierda abertzale" haya condenado "sin paliativos" la violencia de ETA.

Las víctimas, en el centro

La Asociación de Víctimas del Terrorismo es una de las organizaciones de víctimas más importantes de España. Sobre las palabras de Otegi en este décimo aniversario de paz etarra, se han mostrado contundentes. "Si su pesar y dolor (el de Otegi y la izquierda abertzale) por el sufrimiento causado es real, lo que deben hacer es pedir a los presos que colaboren con la justicia", ha declarado el consejero de la AVT, Miguel Folguera, en referencia a las más de 300 causas judiciales pendientes en relación con crímenes de la banda.

Si no se colabora con la justicia todo se vuelve una operación de propaganda para blanquear a Bildu

Sin embargo, una cosa son las asociaciones de víctimas y otras las víctimas. Para Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco y diputada popular, las declaraciones de Otegi son una ofensa. “Escuchar a Otegi es humillante; lo que no se puede lamentar es el secuestro y el tiro en la nuca de una persona de 29 años por pensar diferente, hay que condenarlo y colaborar con la justicia”, si no, ha sostenido Blanco, “todo se vuelve una pantomima, una operación de propaganda para blanquear a Bildu y sostener al gobierno de Sánchez”.

En cuanto a la reparación y el mantenimiento de la memoria, para Blanco es fundamental crear un relato ajustado a la verdad donde quede claro que “hubo verdugos que asesinaban y víctimas que morían” y ha añadido que películas como Maixabel no contribuyen en este sentido porque no comparte su visión sobre ETA con la viuda de Juan Mari Jaúregi, a pesar de respetarla.

Precisamente sobre Otegi, Maixabel Lasa se ha expresado en estos días declarando que “esperaba que lo dijera hace mucho tiempo, pero personalmente me parece estupendo, más vale tarde que nunca” aunque dejando claro que “lo tendría que haber dicho desde el principio porque no se puede justificar ninguna muerte”.

Madrid, escenario del terror

Durante todos los años de actividad armada, la banda terrorista ETA ha asesinado a unas 864 personas, ha organizado unos 3.000 atentados y ha herido a otras 7.000 personas. De los 864 muertos, 118 fueron en la Comunidad de Madrid y de estos, 93 dentro de la M-30. Vías transitadas como Guzmán el Bueno o plazas emblemáticas como la de Callao han sido escenario de atentados pero existen más de una treintena de calles en plena capital en las que la explosión de las bombas o el eco de los disparos sonó una vez y no se volvió a señalar. Calles como la del Cardenal Silíceo en Prosperidad, la de Romero Robledo en Argüelles o la de Teruel en Cuatro Caminos, fueron testigos del terror de ETA.

COVITE es el Colectivo de Víctimas del Terrorismo y tienen desarrollado el Mapa del Terror que nace por "la necesidad de no olvidar a quienes fueron brutalmente asesinados por el terrorismo". Según dicen, en COVITE creen que "la única verdad que cura y regenera es la que relata y contextualiza cómo cientos de inocentes murieron a manos de la sinrazón".

Aquí puede visualizar este mapa

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios