www.madridiario.es
Pablo Iglesias se ha pronunciado sobre la ruptura en Podemos Madrid
Ampliar
Pablo Iglesias se ha pronunciado sobre la ruptura en Podemos Madrid (Foto: Jesús Prieto - EP)

Pablo Iglesias, el retorno a Vallecas

miércoles 07 de abril de 2021, 07:35h

Pablo Iglesias ha sido la sorpresa de esta campaña electoral. Cuando Isabel Díaz Ayuso convocó comicios regionales anticipados el pasado día 10 de marzo, nadie se esperaba que el entonces vicepresidente segundo del Gobierno de España y líder nacional de Unidas Podemos dejara su escaño en el Congreso de los Diputados para defender la plaza madrileña en las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Nada hacía presagiar que, tras alcanzar el que seguramente será el puesto político más alto de su carrera, el ahora residente de Galapagar, que ha llevado por bandera su procedencia vallecana, querría volver al barrio, en concreto a la Asamblea de Madrid.

Hijo de María Luisa Turrión Santa-María, exabogada de Comisiones Obreras, y de Francisco Javier Iglesias Peláez, inspector de trabajo y profesor de Historia Contemporánea e Historia de Relaciones Laboral en la Escuela de Relaciones Laborales de Zamora, exmilitante del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP). Como él mismo ha contado, sus padres, socialistas de toda la vida, se conocieron ante la tumba de otro Pablo Iglesias, el fundador del PSOE, y de ahí quizás le venga el nombre y todo lo demás. De hecho, tanto su abuelo paterno como materno, Manuel Iglesias y Manuel Turrión, fueron militantes del PSOE, y si bien Manuel Iglesias fue condenado a muerte por el franquismo en 1939, su pena se computó por la de prisión gracias a los testimonios de varios miembros de la Falange.

A pesar de haber nacido en Madrid, Pablo Iglesias vivió unos años en la fría Soria, de donde le viene su afición por el Numancia -al que recuerda contra el Valladolid Promesas de Fernando Hierro y años más tarde ante el Barça en Copa, tal y como contó en el Larguero, de Cadena SER-. Aunque entonces, dijo en aquella entrevista, ya vivía en Madrid, en el barrio de Vallecas, donde se había mudado con su madre tras el divorcio de sus padres. Estudió en el instituto de Moratalaz, al que iba con la bufanda de su equipo, y ya leía a Marx y Lenin, aunque ha asegurado que el que realmente le marcó fue Miguel de Unamuno con su obra San Manuel Bueno, mártir, que le hicieron leer en COU.

Adolescente de ideales políticos y con alguna carrera delante de los policías, Iglesias entró a formar parte de la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), donde permaneció hasta su etapa universitaria. Estudiante de la Universidad Complutense de Madrid, a pesar de que en un primer momento estudió Derecho, en el año 2001 -tras graduarse- se matriculó en Ciencias Políticas y de la Administración, facultad donde hizo carrera profesional hasta su salto definitivo a la política en 2014. A partir de 2006 trabajó como investigador en la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), ente no adscrito a ningún partido pero de vertiente anticapitalista, desde donde pasó a engrosar su currículo académico con una beca en el Centre of Latin American Studies, en Cambridge.

Doctorado en 2008 en la Universidad Complutense de Madrid, con una tesis sobre la acción colectiva postnacional y con el diploma de estudios avanzados en Ciencia Política y de la Administración y el certificado de docencia, realizó un máster en Humanidades en la Universidad Carlos III y un Master of Arts in Communication en la European Graduate School de Suiza, donde también realizó cursos de filosofía de los medios de comunicación y estudió teoría política, cine y psicoanálisis. Además, durante esos años comenzaría a colaborar como articulista en diferentes medios de comunicación, como Diagonal, Rebelión y Kaosenlared, antesala de su labor comunicadora en su famoso espacio de tertulia política La Tuerka de Tele K, o sus colaboraciones en La Sexta Columna o Público.

Otro de sus trabajos audiovisuales más conocidos comenzó en 2013 con el programa Fort Apache, espacio que presentaba bajo la realización de Producciones CMI y que era emitido en el canal público iraní Hispan TV. Sin embargo, fue en abril de 2013 con la invitación de Intereconomía para participar en el programa El gato al agua para hablar sobre la convocatoria de Rodea el Congreso cuando comenzó a tener más relevancia mediática. De hecho, tras esta participación comenzó a recibir solicitudes de otros medios y pasó a ser colaborador habitual en las tertulias políticas de El gato al agua, El cascabel al gato (13 TV), La Sexta noche (La Sexta), Las mañanas de Cuatro (Cuatro), Te vas a enterar (Cuatro) y La noche en 24 horas (24 horas).

Fundación de Podemos y desarrollo como político

Iglesias, que había trabajado durante la campaña electoral para los comicios generales de 2011 como asesor externo de Izquierda Unida -donde conoció a la que sería su pareja durante años, Tania Sánchez- y en las elecciones al Parlamento de Galicia de 2012 como asesor de Alternativa Galega de Esquerda, decidió 'mover ficha' junto a varios compañeros en 2014 y de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de aquel año. Así, en enero de 2014 se presentó el movimiento Podemos, registrado como partido político en en el mes de marzo y en cuyas primarias abiertas Iglesias salió elegido como cabeza de lista de la candidatura y, finalmente, eurodiputado.

El 15 de noviembre de 2014 fue elegido secretario general de Podemos en un proceso de primarias, con el apoyo del 88,6 por ciento de los simpatizantes de la formación, y pasó de ser contertulio en los diferentes medios de comunicación a entrevistado. El avance de la formación morada en España, que poco a poco fue acaparando adeptos, llevó a que Iglesias abandonara su escaño en el Parlamento Europeo para centrarse en las elecciones generales de diciembre de 2015, las primeras en las que Podemos concurrió y en las que Iglesias fue de cabeza de lista por Madrid. Un total de 44 escaños en el Congreso de los Diputados y junto a los diputados electos de En Comú Podem y En Marea, Iglesias entraba en primera línea de la política nacional.

Tras no conformarse gobierno, el 3 de mayo de 2016, se publicó la convocatoria de nuevas elecciones para el 26 de junio del mismo año. Poco después, el 9 de mayo, Iglesias y el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, anunciaron el conocido 'Acuerdo de los botellines', por el cual se daba la conformación de una coalición entre Podemos e IU de cara a las generales, lo que llevó a que la candidatura pasara a denominarse Unidas Podemos. Iglesias concurrió como número uno de la lista electoral por Madrid y, con la suma de los escaños de En Común Podem, En Marea y Compromís dio 71. En mayo de 2018, la trama Gürtel catapultó una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy para el 1 de junio de 2018 por parte del PSOE, que presentó a Pedro Sánchez como candidato.

Aprobada dicha moción y tras la retirada de Rajoy, las elecciones generales del siguiente año, en abril de 2019, dieron una mayoría simple al PSOE en el Congreso de los Diputados y, tras muchas negociaciones, se fraguó el apoyo de Unidas Podemos bajo el compromiso de que algunos políticos de Podemos e Izquierda Unida optaran al Consejo de Ministros en un número proporcional a los votos de cada partido. Sin embargo, ante la controversia política por parte de algunos sectores, Iglesias declaró que su presencia personal en el Consejo de Ministros no sería una excusa para no formar un gobierno, dejando de lado cualquier pretensión de convertirse en ministro. Así las cosas, las negociaciones con el PSOE con respecto a las carteras confiadas a los políticos de Podemos fracasaron y Sánchez no pudo reunir los apoyos suficientes para su investidura, convocándose nuevas elecciones generales.

En noviembre de 2019, tras las elecciones generales del 20N, Pedro Sánchez e Iglesias anunciaron rápidamente un acuerdo preliminar entre el PSOE y Unidas Podemos para gobernar en coalición, y así Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno el 7 de enero de 2020. Como consecuencia, Pablo Iglesias se convirtió en vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 de España, dos puestos que abandonó el 15 de marzo de este año para presentarse a las elecciones a la Asamblea de Madrid del próximo 4 de mayo.

Polémicas

La figura de Pablo Iglesias, tan adorada como odiada, no ha estado exenta de críticas desde su llegada al mundo político y a la palestra mediática. Desde sus discursos sociales hasta su actual residencia, pasando por la financiación de sus campañas y sus relaciones profesionales, han sido comentadas y analizadas por todos y cada uno de los medios de comunicación de España, así como han sido objeto de críticas por parte de sus adversarios políticos.

En 2016, el director de Okdiario, Eduardo Inda, acusó a Iglesias a través de su medio de comunicación de haber recibido financiación ilegal del Gobierno de Venezuela a través de un paraíso fiscal. El informe en el que se basó dicha información, cuya autoría se vincula a la llamada “policía patriótica” del ministro Jorge Fernández Díaz y que incluía como orden de pago una prueba falsa fabricada a partir de recortes sacados de Internet, dio lugar a numerosos titulares en la prensa durante meses, aunque nunca tuvo ningún recorrido como prueba en los juzgados.

Antes, en noviembre de 2015, comenzó otro de los casos mediáticos que ha salpicado a Iglesias en los últimos años. Dina Bousselham, asesora de Pablo Iglesias, sufrió el robo de su teléfono móvil, suceso que denunció a la policía, pero hasta 2019, tras la detención del comisario José Manuel Villarejo, este hurto no fue a mayores. En ese momento se supo que el comisario poseía imágenes provenientes de la tarjeta del móvil sustraído, por lo que el magistrado Manuel García Castellón abrió una pieza secreta para investigar si Villarejo había estado espiando y conspirando contra Podemos. Pablo Iglesias se presentó como perjudicado, pero durante la investigación se supo que el periodista Antonio Asensio había dado a Iglesias la tarjeta del móvil robado y que este la había tenido en su poder durante año y medio sin comunicarlo a la afectada. A pesar de que Iglesias fue juzgado mediáticamente por los hechos, en enero de este año el Tribunal Supremo rechazó imputarle por los hechos y devolvió el ya conocido como 'Caso Dina' al juez García Castellón de la Audiencia Nacional.

Pero sin duda, la ruptura con Iñigo Errejón, cofundador de Podemos y actual líder de Más País, fue uno de los momentos políticos de más tensión dentro del espectro de izquierdas. En febrero de 2017, Pablo Iglesias fue reelegido secretario general de Podemos en la Asamblea Ciudadana de Vistalegre II, evento en el que defendió ante las bases y la militancia la “unidad” en la formación política. Su elección como líder del partido dejó fuera a la lista encabezada por Errejón, que finalmente fue relegado de sus cargos dentro de la formación hasta que finalmente abandonó la misma y conformó una candidatura con Manuela Carmena para la Comunidad y la Alcaldía de Madrid.

Por otra parte, en mayo de 2018, Iglesias y su pareja, la hoy ministra de Igualdad Irene Montero, pusieron sus puestos en Podemos a decisión de la militancia tras la polémica surgida por la compra de una casa en Galapagar valorada en 600.000 euros. Y es que, sumado a las criticas sociales, algunos miembros y militantes del partido vieron la adquisición como contraria a las creencias y valores del partido, pero sus cargos fueron aprobados con el 68,4 por ciento de los votos. “Cuando te conviertes en padre, tu vida cambia para siempre. No me arrepiento de haberme mudado a Galapagar. Yo era muy feliz viviendo en Vallecas, pero las circunstancias cambian. Yo pago la hipoteca de esa casa. Tengo dos carreras. Nadie me ha regalado nada”, dijo Iglesias durante un programa en El Hormiguero, junto a Pablo Motos.

Vida personal

La polémica sobre la compra de su casa, que puso en el mapa el lugar donde tanto Pablo Iglesias como Irene Montero viven, ha llevado a que en las inmediaciones de esta hayan sufrido reiterados casos de acoso por parte de ciudadanos contrarios a la formación morada y a la pareja. Sobre ellos, no ha trascendido demasiada información, aunque sí han sido conocidos los nacimientos de sus tres hijos (los mellizos Leo y Manuel, y Aitana), en especial por el nacimiento prematuro de los dos primeros.

“Quiero compartir algo con vosotras y vosotros. Pablo y yo hemos emprendido un camino que en los próximos meses revolverá nuestras emociones, transformará mi cuerpo y llenará nuestras vidas de belleza y algunas noches sin dormir. Estoy embarazada de casi 13 semanas y dentro de mí crecen dos criaturas que, si todo va bien, nacerán entre septiembre y octubre. Somos inmensamente felices y afortunados de poder compartir este camino con sus abuelos y abuelas y con todos los amigos que serán para ellos la mejor familia”, decía Montero a través de su cuenta de Facebook, un mensaje que cerraba con una frase dedicada a Iglesias: “Pablo es el mejor compañero para todos y cada uno de los días que vienen”.

Sin embargo, el martes 3 de julio de 2018 se conocía que Irene Montero, embarazada de seis meses, acababa de dar a luz. La formación morada explicó que su entonces portavoz se encontraba bien y que los mellizos estaban "en observación” por lo prematuro de su nacimiento. “Queremos dar las gracias a los profesionales de la sanidad pública que atienden a Irene y a los dos pequeños que han nacido mucho antes de lo esperado. Esperamos que salgan adelante. Están en las mejores manos. Nos enorgullece la calidad y la dignidad de los profesionales que se encargan del más importante servicio público; cuidar”, escribió Iglesias en su cuenta de Facebook horas después de dar la bienvenida a los mellizos.

Aquel verano, que pasaron en el hospital, se mantuvieron alejados de la política y centrados en sus hijos, que pasaron tres meses ingresados en el hospital Materno Infantil del Gregorio Marañón de Madrid. Pocos meses después, Montero anunció que estaba embaraza de nuevo y que “Leo y Manuel van a tener una hermana. Estamos bien, felices y preparadas para cuidarnos mucho y a la vez dar lo mejor de nosotras en estos meses decisivos», tal y anunció en sus redes sociales. Aitana Iglesias Montero nació también de forma prematura el 3 de agosto de 2019, noticia que fue anunciada asimismo por sus padres.

"Hoy ha nacido Aitana. Ha llegado antes de tiempo como es costumbre en la familia, pero por suerte y gracias a la vigilancia sanitaria, ha sido mucho menos impuntual que sus hermanos. Está perfectamente y pronto vendrá a casa", ha escrito el líder de la formación y padre de la niña, Pablo Iglesias. Tal y como comentó, el nombre fue elegido como “un homenaje al exilio español y a la América Latina que abrazó a aquellas mujeres y hombres". Y recuerdan que "saliendo de Alicante hacia el exilio que les acabaría llevando a América Latina, María Teresa León y Rafael Alberti se despidieron de su patria mirando por última vez la Sierra de Aitana llena de flores rojas. Aquella visión inspiró primero el nombre de la hija de dos poetas y después los de muchas más hijas, como la nuestra".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios