www.madridiario.es

La Comisión de Estatutos aprueba quitar a Juventudes 22 representantes

El PSM reelige a Gómez para intentar arrebatar Madrid al Partido Popular

El PSM reelige a Gómez para intentar arrebatar Madrid al Partido Popular

sábado 06 de septiembre de 2008, 00:00h
Tomás Gómez liderará a los socialistas de Madrid hacia el "cambio político" en los próximos tres años. El secretario general del PSM fue reelegido este sábado en su cargo por mayoría y con el respaldo directo de José Luis Rodríguez Zapatero, quién calificó a Gómez como el "líder resuelto" que puede devolver la vida al socialismo en la región.
Pedro Castro, alcalde de Getafe y presidente de la Mesa del XI Congreso Regional, proclamó la victoria del aún alcalde de Parla con un 87'5% de los votos, obteniendo así la confianza de 689 de los 879 delegados con derecho a voto. Esto supone una caída ponderada de casi cinco puntos respecto a julio de 2007, cuando sucedió al dimitido Rafael Simancas con un 91'2% de los votos para 834 delegados acreditados.

A pesar de ese abrumador 87% a su favor, Gómez ha obtenido el respaldo real del 77% de la militancia con derecho a voto, ya que de 879 posibles electores sólo han ejercido su derecho 804, y de éstos, 689 han lo han hecho a su favor.

En su candidatura han hecho mella las críticas del sector más exigente de los socialistas y de la militancia de base, que le achacan tener un discurso demasiado moderado y no lo suficientemente fuerte para competir con el PP de Esperanza Aguirre. A pesar de ello, es significativo que el reelegido secretario general no haya tenido candidatura opositora ni haya registrado votos en contra, aún cuando en la noche del viernes un 10% de las agrupaciones dijo 'no' al informe de gestión que presentó a los delegados.

En su lugar, 115 compromisarios han votado en blanco y 75 ni si quiera han acudido a las urnas. El mensaje, según las fuentes de la corriente crítica consultadas por Madridiario, está claro: los descontentos se sacrifican "por la unidad del partido".

Razones del descenso
Este descenso de la confianza en Tomás Gómez en un año obedece por un lado a su desgaste en la lucha por acabar con las familias (simanquistas, acostistas, renovadores por la base, izquierda socialista) que han lastrado al PSOE en los últimos años. Leire Pajín aseguró durante la apertura del Congreso que habían "aprendido la lección" al respecto, y por ello Gómez incluirá en la ejecutiva que presentará este domingo a algunas de las voces críticas moderadas, como Manuel Robles (Fuenlabrada) o José Pablo González (Collado Villalba).

La segunda razón de la pérdida de apoyos es la imposición de sus criterios y el control férreo que ha establecido dentro del partido. Con hombres de su confianza en los puntos clave (Maru Menéndez en la Asamblea de Madrid, David Lucas en el Ayuntamiento de la capital) y con vía libre para actuar por parte de la dirección nacional, Gómez ha hecho un partido a su medida, primando las decisiones propias en pro de una unidad de acción.

No es casualidad que Elviro Aranda, al que el propio Tomás llamó para ocuparse de la secretaría de Estudios y Programas del PSM, haya terminado por erigirse en portavoz del sector crítico, desencantado como quedó ante la falta de respuesta a sus sugerencias para crear un discurso diferenciado de izquierdas. A pesar de todo, Aranda ha concluido el Congreso "contento" con la defensa que se hará de la educación pública.

Como tampoco lo es la división provocada por el apoyo de Gómez a la lista alternativa de Pablo Parral en Juventudes Socialistas. Este jueves, y tras la proclamación de Gómez, los miembros de la formación criticaron la fuerte rebaja drástica de su número de delegados a través de una enmienda aprobada por la Comisión de Estatutos. La lista de Parral, por contra, decidió hacer público su apoyo firme a Tomás Gómez, desmarcándose así de la dirección de Juventudes.

Ejecutiva con nombres propios
Tomás Gómez ha optado por marcar sus propios tiempos para que el PSM consiga atraer a un electorado más amplio, más allá de sus votantes tradicionales e incluyendo a aquellos madrileños 'moderados' que optan, por ejemplo, por los servicios sanitarios o educativos privados-concertados. Para los críticos en cambio esto puede suponer que el mensaje socialista se confunda y se diluya frente al liberalismo de Esperanza Aguirre. Eso o que la Ejecutiva de 'nombres' de Gómez no llegue a conectar lo suficiente con el ciudadano de a pie.

Trinidad Jiménez y Pedro Zerolo.En esta Ejecutiva Regional, pero sin cargos, estarán la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, la Secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, a quienes se concede repercusión mediática pero se duda que tengan tiempo para bajar a la arena política a "batirse el cobre" día a día contra el PP madrileño, algo imprescindible si el PSM quiere tener alguna opción.

Éstas, estarán acompañadas por el concejal del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Zerolo; por Trinidad Rollán, ex alcaldesa de Torrejón de Ardoz; Maru Menéndez, portavoz del grupo socialista en la Asamblea; David Lucas, portavoz en el Ayuntamiento de Madrid; Enrique Guerrero, histórico del PSOE y que elaborará la estrategia; y el hasta ahora locutor de la Cadena Ser Eduardo Sotillos, que impulsará la Comunicación del PSM.

Además, y según confirmaron a Efe fuentes socialistas, el ex director general del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Julián Santamaría, se sumará como asesor del líder del PSM.

Elviro Aranda será uno de los que salgan de la actual ejecutiva, al igual que el ex jefe de gabinete de Simancas, Francisco Pérez, mientras que se espera la entrada de los 'críticos' José Pablo González, alcalde de Collado Villalba, y Manuel Robles, primer edil de Fuenlabrada. Completarán la lista -a la espera de los nombres que aún debe anunciar Gómez este domingo- Diego Cruz (Chamberí), Rosa Alcalá, Delia Blanco (presidenta del PSM), Enrique Cascallana, Pedro Castro y Carmen Toledano, alcaldes respectivamente de Alcorcón, Getafe y Galapagar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios