www.madridiario.es
Un metro con vistas

Un metro con vistas

Transportes ha invertido 150 millones de euros en la compra de los nuevos trenes del Metro Ligero

Por Cristina Expósito
domingo 21 de enero de 2007, 00:00h
Los 70 trenes adquiridos por la consejería de Transportes para el Metro Ligero han comenzado a llegar paulatinamente a las cocheras de Canillejas, donde son revisados para su posterior traslado a las cocheras de sus respectivas líneas.Los nuevos trenes son luminosos, espaciosos e invitan a relajarse y a disfrutar del paisaje. La Consejería de Transportes ha invertido 150 millones de euros en la compra del nuevo material móvil.

Antes de que acabe el mes de mayo Madrid contará con tres nuevas líneas de Metro Ligero. Una que discurrirá por los nuevos desarrollos urbanos del norte de la capital, Sanchinarro y Las Tablas y otras dos acercarán a los vecinos de Boadilla del Monte y Pozuelo de Alarcón a la capital. Un metro , en su mayor parte en superficie, que circulará por plataformas exclusivas y que tendrá prioridad en los cruces con los vehículos rodados.

"Su eficacia está probada en otras ciudades como Barcelona", asegura María Isabel Antonio, ingeniera de la Gerencia de Nuevo Material Móvil y Reformas de Metro de Madrid. "Sin embargo, la gente tendrá que adaptarse a este nuevo medio de transporte", añade. Porque, por primera vez en décadas, volverán a circular trenes por las calles de la ciudad y usuarios, peatones y conductores tendrán que hacer un esfuerzo de adaptación.

La principal diferencia entre los trenes ligeros y los "pesados" es, como su propio nombre indica, que pesan menos. "En el metro convencional todos los equipos son dobles, en los ligeros reduces el espacio para meter cosas y son menos pesados", explica María Isable. Además los nuevos trenes disponen de enormes ventanales para disfrutar del paisaje, son de piso bajo y cien por cien accesibles.

 En cada vagón existe espacio para dos sillas de ruedas con cinturón de seguridad. Además para las personas con visibilidad reducida las puertas en el exterior está resaltadas en blanco sobre fondo azul y un dispositivo luminos alerta sobre su apertura. "Existe una Comisión de Accesibilidad que propone medidas, que nosotros trasladamos al fabricante", explica la ingeniera. "El Metro Ligero es además muy silencioso y menos contaminante que los coches y los autobuses", dice Antonio. Los trenes disponen además de 54 cómodos asientos y capacidad total para 188 personas.

Los nuevos trenes llegan a Madrid
El viaje se inicia en Barcelona, donde los monta el fabricante, la empresa Alston. Una vez montados los vagones recorren sobre camiones los más de 600 kilómetros que separan las dos capitales a 40 kilómetros por hora. Un recorrido en el que invierten dos días. En Madrid los trenes pasan todo tipo de pruebas en las cocheras de Canillejas. Una vez comprobado su perfecto funcionamiento vuelven a ser montados en camiones especiales que los trasladan a las nuevas cocheras de Boadilla del Monte a un ritmo de cuatro a la semana.

Las pruebas reales sobre las vías comenzarán en breve y ya se han iniciado los cursos a los formadores, que serán los encargados de enseñar el funcionamiento de los trenes a la nueva plantilla de conductores. Una vez que entren en funcionamiento los trenes ligeros no podrán superar en todo su trazado los 50 kilómetros por hora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios