www.madridiario.es
Una persona ha fallecido en un accidente de tráfico en el que se han visto implicados tres vehículos
Ampliar
Una persona ha fallecido en un accidente de tráfico en el que se han visto implicados tres vehículos (Foto: @EmergenciasMad)

Un policía ebrio fuera de servicio, implicado en el accidente de la M-45 en el que falleció un conductor

lunes 25 de noviembre de 2019, 14:01h

Un policía fuera de servicio que triplicaba las tasas de alcoholemia se vio implicado en un accidente de tráfico el que perdió la vida el sábado por la noche el conductor de una furgoneta.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23:00 del día 23 en el kilómetro 17 de la M-45. En ese punto, el policía fuera de servicio y circulando con su vehículo particular, dio el alto a una furgoneta que iba haciendo eses por la carretera de circunvalación, deteniéndose los dos vehículos en un carril derecho de la calzada aunque sin señalizar ni el lugar ni los vehículos debidamente, según el atestado al que ha tenido acceso Europa Press.

Minutos después, dos policías nacionales de la comisaría de Villa de Vallecas fuera de servicio, que iban con un coche particular, pasaron por la carretera y, por causas que ahora se investigan, no pudieron esquivar la furgoneta y se empotraron contra ella, resultando fallecido el conductor de la misma, de 49 años, que estaba dentro del vehículo.

La furgoneta quedó totalmente destrozada y el conductor atrapado en la misma. Así, fue rescatado por los componentes de la primera unidad de Samur-Protección Civil que acudió al lugar, informó a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

Los sanitarios comprobaron que estaba en parada cardiorrespiratoria y politraumatizado e iniciaron las maniobras de reanimación, que se prolongaron durante 30 minutos. Como no dieron resultados, solo pudieron confirmar el fallecimiento.

Los facultativos también atendieron tanto al conductor del coche que chocó contra el furgoneta como a su acompañante, también policía nacional fuera de servicio de 32 años. El conductor presentaba una luxación en el brazo y fue trasladado con pronóstico grave al Gregorio Marañón.

El copiloto de 27 años, contusionado leve, también fue trasladado al mismo hospital con pronóstico reservado. El policía ebrio resultó ileso, ya que había salido de su coche instantes antes de la colisión.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid acudieron también al lugar, quitaron la batería de los tres vehículos y aseguraron la zona, dado que los coches estaban bastante afectados. Finalmente, los movieron vehículos para devolver la normalidad a ese punto. La Guardia Civil de Tráfico se hizo cargo de la investigación.

El policía que conducía dio positivo por alcoholemia con una tasa de 0,75 miligramos por litro en aire aspirado en primera lectura y 0,73 en segunda, triplicando lo permitido por Ley, según el atestado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios