www.madridiario.es
j.Santatecla, en poeta del Metro, posa con su libro 'Niño Mudo'
Ampliar
j.Santatecla, en poeta del Metro, posa con su libro 'Niño Mudo' (Foto: Kike Rincón)

Un poema viajero para cada estación de Metro

miércoles 27 de junio de 2018, 07:00h

Tras su éxito en el metro madrileño y redes sociales, J.Santatecla presenta su primer libro Niño Mudo, en el que recopila sus poemas más conocidos y otros inéditos. Al joven autor, conocido como el poeta del Metro, le siguen cientos de viajeros del suburbano que cada día, desde hace años, esperan impacientes a que el poeta cuelgue en las redes sociales la pista que les indica donde localizar uno de sus versos. Así es la poesía que se toca y se lee y que conecta con el público madrileño.

“Quien decida seguirle debe estar preparado para sentir con la piel desnuda”.
"No hay pasado que nos tumbre, presente por vivir o futuro que nos falte".
"No se que nos va a pasar cuando nos crucemos siento tú tinta, y yo papel en un país de poetas".
"En tus ojos sigo siendo el mismo que fui antes de ser yo".

Versos que hablan de amor y desamor, de historias superadas y otras en camino, de las marcas del pasado y del presente en las emociones y de los anhelos y deseos por conseguir. Un lenguaje cotidiano y directo que se envuelve en poesía en el día a día de J. Santatecla, más conocido como el poeta del Metro de Madrid.

Nació en Gandía hace 26 años pero desde hace cuatro decidió que sus versos y él debían moverse a la capital para estudiar Comunicación Audiovisual y diplomarse en Dirección de Cine. Es lo que realmente quería hacer desde que tenía uso de razón, eso sí, siempre acompañado de la poesía, su compañera inseparable de viaje y de experiencias vitales. "El primer contacto que tuve con la ciudad fue el metro", recuerda de su llegada a Madrid. "Cuando me monté en el metro me fijé en un chico que estaba pidiendo a los viajeros palabras y con ellas compuso una canción. Fue entonces cuando me di cuenta que se podía compartir la vida más allá de las redes sociales", añade.

El poeta recopila en Niño Mudo sus poemas más conocidos y otros inéditos

Con esta experiencia y reflexión vital, unido a su afición poética, que ya había plasmado en un libro 'Niño Mudo', pensó que debía ir más allá y compartir sus versos y palabras sin doble sentido con la sociedad: "Y qué mejor manera que a través de un medio de transporte como el Metro en el que viajan, a diario, cientos de personas".

Así, el autor de Niño Mudo, empezó a dejar versos en las estaciones de metro porque vive y entiende la poesía como nexo de unión entre dos desconocidos. Su primera parada, recuerda, fue en el andén de avenida de América -línea 9-. Allí dejó su primera tarjeta, muy cerca del cartel del nombre de la parada y a través de Instagram comenzó una aventura que hoy en día ya cuenta con 32.000 seguidores. Algunos aficionados a la poesía y otros no, pero que actúan movidos por la adrenalina de encontrar algo escondido y que cada tres días guarda un mensaje diferente y evocador.

Desde esa primera toma de contacto con el suburbano madrileño, los viajeros empezaron a reclamarle más creaciones a través de las redes sociales. "Pensé que la gente no me leería pero el boca a boca hizo que la red social creciese y me enviasen mensajes avisando que iban al metro a recoger los versos". Al final, la iniciativa, que comenzó como un experimento, se convirtió en una especie de "búsqueda del tesoro" pero con pistas, para facilitar el objetivo: "Siempre dejo una pista mediante un mensaje con una foto que indica dónde esperan los versos la llegada de los viajeros porque dentro de una boca de Metro existen muchas direcciones". Tras publicar esa señal, se produce un "feedback" entre lectores y poeta que, como si se tratase de un juego improvisado, finaliza con la foto de la tarjeta y su poema.

Esta lectura se convirtió, con el paso del tiempo, en un reto en el que la recompensa era encontrar el papel escrito pero J.Santatecla quiso ir más allá: que esa búsqueda de palabras poéticas también tuviese un premio físico. "Le di un giro a las tarjetas y las diseñé con un reverso en el que se indicaba un reto o un premio", explica. Retos como cocinar un plato rico, sonreir a la primera persona que pase o simplemente gritar 'Soy feliz'. Y solo algunos versos, en el reverso de las tarjetas, regalan un ejemplar de su libro recopilatorio de poemas: "Tres de cada diez versos contienen el premio que les llega a través de correo ordinario".

Un proyecto por el que ya se le conoce como el poeta del Metro de Madrid. Su poesía se toca y acerca a quien la lee, un viaje emocional que conecta a J. Santatecla con el público de una manera cercana y directa. A través de sus palabras brotan sentimientos que exploran terrenos como la infancia, el primer amor, la pérdida, la superación e incluso la desilusión: "Aunque las personas somos muy diferentes, al final nos movemos por sentimientos similares". Unas emociones que ven la luz en Niño Mudo como una historia contada en verso. Un protagonista que, al igual que el poeta urbano, evoluciona y se inspira en sensaciones que forman parte de su existencia y sus pasos por la vida. Un largo viaje en el que el joven poeta no está solo. Le acompañan miles de viajeros, intrigados y motivados por encontrar el mensaje y reto del día.

Sus poemas y pistas para encontrar los versos pueden leerse en @jotasantatecla

Desde que comenzó, 80 estaciones, de las 301 que completan el Metro, han sido testigos de sus versos. Pero si pone la vista en un futuro próximo, el objetivo es más ambicioso: "Quiero conquistar todas las estaciones". Con esta responsabilidad por romper la rutina de los viajeros y despertarles el interés por la poesía no descarta llevar esta experiencia emocional a otras ciudades o incluso cruzar el charco. Y es que las redes sociales permiten precisamente esto, llegar a cualquier rincón del mundo. Y J.Santatecla ya ha recibido invitaciones tentadoras para que sus mensajes viajen a otros puntos del planeta. Porque como traslada en uno de sus versos: 'Quien decida seguirle debe estar preparado para sentir con la piel desnuda'. Ese es el único requisito, tocar y sentir la poesía, el resto tan solo consiste en dejarse llevar por el camino recorrido por el Niño Mudo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Un poema viajero para cada estación

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10459 | Pepe - 28/06/2018 @ 14:15:28 (GMT+1)
    Menuda chorrada. Lo que tiene que hacer el Metro es buscar ingresos en áreas de Publicidad, enajenación de terrenos, servicios financieros. ..

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.