www.madridiario.es

PROSTÍBULO POÉTICO

El Prostíbulo poético, en la Sana Equis, permite acercarse a la poesía.
Ampliar
El Prostíbulo poético, en la Sana Equis, permite acercarse a la poesía. (Foto: Ilde Sandrin)

Revolcones literarios en el burdel de la poesía

sábado 12 de enero de 2019, 09:12h

¿Puede ser divertida y excitante la poesía aún descubriendo el lado más oscuro o atormentado de un alma? Recitar, ¿es un acto íntimo?. Un colectivo barcelonés traslada a la Sala Equis su respuesta a esta y otras preguntas. Un prostíbulo poético en el que la poesía se recita en privado alejándose de los espectáculos típicos. Así es el imaginario burdel de Sonia Barbas en el que los versos y poemas estimulan el alma de quienes los escuchan.

Paredes de terciopelo, corsés, medias de rejilla y sensuales boas de colores sobre los hombros de ellas, las 'prostitutas' de este burdel en el que las palabras fluyen, sensuales e irreverentes. Son las 21 horas y la Sala Equis de Madrid comienza a llenarse. Un salón oscuro, bajo la apariencia de un burdel de principios de siglo, recibe a los 'clientes' que no tienen claro que van a encontrarse. Y entre la duda de por qué han llegado hasta allí y la sensualidad que emana por cada poro de su piel, el público siente susurros al oído, escuchan palabras al vuelo y versos que brotan de un alma desgarrada o apasionada.

Un juego de complicidad que no ha hecho más que comenzar. Pero este prostíbulo es diferente. Aquí, el intercambio es la poesía entre el poeta y un desconocido. Hijo primogénito del original 'Poetry Brothel' de NY, dirigido en Barcelona por la actriz y 'performer' Sonia Barbas, este colectivo transdiciplinar compuesto por poetas, músicos y artistas, convierten cada evento en un campo de pruebas donde la poesía en privado y al oído le echa un pulso a los típicos recitales de poesía al uso. "Recreamos una especie de burdel en el que se juntaban artistas e intelectuales y donde Se gestaban las revoluciones", explica. Barbas es la 'jefa' del prostíbulo. Una madame que defiende que las palabras conviertan el espectáculo en algo íntimo y mágico. "Los poetas forman parte de un colectivo que busca un alter ego desde el que trabajan", explica la directora de este peculiar burdel que regenta desde 2011.

El cliente elige con quién quiere pasar el 'vis a vis' poético

La poesía y el sexo tienen más relación de lo que uno pueda imaginar, quizás por ello Sonia no tuvo dudas a la hora de montar su propio burdel poético imaginario: "Es un acto íntimo. En ambos casos reconoces si es bueno o si por el contrario, no existe magia". Y aunque en este caso, el contacto físico es inexistente, lo cierto es que las energías del público se funden con los artistas por unas horas. Las noches que el prostíbulo abre sus puertas, la madame presenta a las recitadoras y recitadores -porque también hay poetas masculinos aunque "son menos"-, y poco a poco se van desvelando sus identidades. Tras presentar sus composiciones, el público toma las riendas y algunos 'clientes' eligen con quién quiere pasar su particular 'vis a vis' en un espacio cerrado: "Una sola persona pasa un rato a solas con una de las poetas para recibir una poesía". Un momento único entre el poeta y un desconocido que les permite compartir versos y sentimientos.

Black & Gold, Curiosity, Penunbra, y Sra. Dalloway son solo algunos de los nombres artísticos de los poetas. Siempre impecables en sus actuaciones consiguen captar la atención de un público que ha decidido explorar otras formas de transmitir la poesía. Porque en los últimos años han surgido nuevos caminos de expresión: "Existe un interés real por la poesía". Sonia Barbas explica así el movimiento creciente en el que han surgido infinidad de espacios para poder 'vomitar' sentimientos, en ocasiones "salvajes" sobre cuestiones que a veces "no entiende la razón".

Cada año se edita una antología poética con los poemas de los integrantes

Es un lenguaje más rápido y directo que conecta de manera vertiginosa con el público. Y aunque la poesía no entiende de edades, lo cierto es que las nuevas generaciones apuestan por esta forma de comunicación para abrirse al mundo.

El prostíbulo nació como un laboratorio para explorar estas nuevas formas de transmisión de los sentimientos sobre un escenario poético. Pero también se pueden descubrir entre páginas. Cada año recogen lo mejor de sus poemas en el Libro Rojo. Es el resultado de noches de "atrevimientos e irreverencia" que en marzo verá su nueva edición.

Si ha pensado en acercarse a este novedoso escenario para incentivar su pasión poética, debe reservar su entrada en la Sala Equis porque los pases están muy solicitados.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.