www.madridiario.es
Ignacio Aguado, este jueves en la Asamblea de Madrid
Ampliar
Ignacio Aguado, este jueves en la Asamblea de Madrid (Foto: Ciudadanos Madrid)

El PP le hace otra pinza a Cs y tumba su ley de confidentes

jueves 08 de febrero de 2018, 14:22h
El PP vuelve a dar otra muestra de desprecio hacia el que fuera, hasta hace unos días, su socio preferente. La bancada popular en la Asamblea de Madrid ha votado a favor de una enmienda del PSOE para la ley de funcionarios deunciantes de corrupción impulsada por Ciudadanos (Cs). Como ya ocurriera la semana pasada, el apoyo a los socialistas hace decaer la iniciativa 'naranja'.

El Grupo Parlamentario Popular ha votado a favor de la enmienda de totalidad de los socialistas a la normativa de Ciudadanos (Cs) sobre Protección Integral de los Funcionarios Denunciantes de Corrupción de la Comunidad de Madrid en el Pleno de este jueves en la Asamblea de Madrid, un hecho que hace decaer la propuesta de la formación 'naranja'.

Los populares repiten una semana más maniobra tras rebajar de categoría a su socio de investidura y solo horas después del plante que Cs regaló Cristina Cifuentes y su reunión del pacto por la regeneración democrática.

El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha acusado al PP y PSOE de acordar en ese encuentro esta 'pinza'. "Ya sabemos de lo que hablaron ayer en Sol el PSOE y PP, seguramente de cómo tumbar una vez más una iniciativa de Ciudadanos que habla de regeneración democrática", ha lamentado ante la prensa este jueves.

Programas de detección

En concreto, la enmienda a la totalidad de PSOE a esta normativa propone que entre las funciones del Comisionado de Cumplimiento Normativo de la Comunidad de Madrid se incluya la identificación de los sectores administrativos más sensibles a la corrupción, como pueden ser los procedimientos de contratación, las concesiones públicas, las subvenciones, la selección y contratación de personal o el urbanismo.

También se establecerán programas de prevención, detección y respuesta ante las situaciones que puedan implicar un riesgo de corrupción y deberá promover una cultura del cumplimiento basada en el respeto a la normativa vigente.

Ante la necesidad de proteger también al denunciado se modulará la carga de la prueba, que puede ser "muy complicada para el denunciante", pero no mediante la inversión.

"Oportunista"

Durante el debate de las enmiendas, el parlamentario de Podemos Miguel Ongil ha señalado que sería necesario en esta ley "despegarse" del concepto de denunciante, que está "demasiado ligado al proceso jurídico", y que se llamen "alertadores", "porque entran en juego antes de que exista una denuncia".

Ongil ha señalado que están obligados a "entenderse y a "acercarse". "Quería dejar claro a los alertadores que jamás seremos un obstáculo para legislar, sino para encontrar los mayores acuerdos posibles y que nuestros grupos también se pongan de acuerdo en el Congreso sabemos que os lo debemos y empujaremos por que sea una realidad", ha añadido.

Por su parte, el socialista Diego Cruz ha criticado que la proposición de ley de la formación 'naranja' "no quiera proporcionar medios", algo que, a su juicio, es "necesario". Por ese motivo, Cruz ha señalado que no podían apoyarla porque creen que es "oportunista" y ha criticado que lo que quieren es "ser el primero que sale en las noticias de que está con la corrupción".

Además, Cruz ha resaltado que el texto de Cs es "incompleto", algo que, en su opinión, se aprecia en que no quieran proporcionar medios para revelar comportamientos desviados y proteger aquellos que puedan devenir en victimas. "Es imprescindible combatir la corrupción pero creemos que está cojo si no va asociado a un cambio de cultura y el instrumento debe ser adecuado y útil", ha añadido.

"Enhorabuena" irónica

La parlamentaria de Ciudadanos Dolores González Pastor ha criticado las "incoherencias" de las enmiendas de los otros dos grupos de la oposición, como a su juicio, PSOE, que propone un órgano con muchas tareas, que puede provocar que "las haga todas mal". Podemos, según González Pastor, "mezclan todo tipo de sanciones", que "no dejan nada claro".

En el turno de fijación de posiciones, María Eugenia Carballedo ha dado la enhorabuena irónicamente a Ciudadanos por "ese debate estéril que pronto va a quedar en papel mojado". A su parecer, no tenía ningún sentido contar con una nueva estructura, cuando ya hay "una figura estatal.

"El dinero público merece más respeto que el propio. No es de recibo que traiga una iniciativa que busca embrutecer el entramado autonómico y engordar la administración e incrementar el gasto público", ha criticado.

La reforma de la Cámara de Cuentas

Por su parte, la proposición de ley que modifica la normativa actual de la Cámara de Cuentas, presentada por Podemos, continuará su tramitación parlamentaria tras rechazarse las enmiendas de totalidad con texto alternativo de PSOE y Ciudadanos.

Esta normativa, que será debatida ahora en ponencia, establece que sean cinco los consejeros de la institución y que sean elegidos por mayoría cualificada del Parlamento madrileño. Además, pretende dotar a la Cámara de Cuentas de capacidad para imponer "multas coercitivas" por falta de colaboración o cuando se impida o dificulte el ejercicio de su función fiscalizadora.

Estos requerimientos y estas multas podrán interponerse no solo a personas físicas o jurídicas públicas, sino también del ámbito privado cuando la Cámara de Cuentas estime la necesidad de requerir información de ellas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.