www.madridiario.es

También considera urgente la devolución del dinero a los clientes afectados

Los consumidores piden a la Fiscalía que estudie las posibles actuaciones fraudulentas de Air Madrid

Los consumidores piden a la Fiscalía que estudie las posibles actuaciones fraudulentas de Air Madrid

Por MDO/E.P.
martes 19 de diciembre de 2006, 00:00h
El Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) ha exigido a Air Madrid la asunción de responsabilidades ante los daños causados a los usuarios afectados por la suspensión de las operaciones de la compañía aérea y ha solicitado la intervención de la Fiscalía para comprobar que las actuaciones de los directivos de la aerolínea no han sido "fraudulentas". Además, CCU pidió a las agencias de viajes, al Ministerio de Fomento y a la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) que se arbitren los "mecanismos necesarios" para la devolución del importe de los billetes. A este respecto, solicitó una reunión "urgente" con los agentes implicados.
CCU valoró "positivamente" las medidas puestas en marcha por la Administración y denunció la "manipulación" que Air Madrid está realizando ante los medios de comunicación sobre dichas actuaciones. A este respecto, exigió al Ministerio de Fomento la "mayor transparencia" sobre las actuaciones realizadas en relación con la retirada de la licencia a Air Madrid, así como su plan de actuación, sobre todo informando a los afectados a través de las organizaciones de consumidores sobre los dispositivos habilitados. El Consejo recalcó que las organizaciones de consumidores y usuarios "seguirán atendiendo" las reclamaciones y denuncias de todos los usuarios que se hayan visto afectados por la suspensión de vuelos de Air Madrid y precisó que llevará a cabo "cuantas otras medidas estimen oportunas" para los afectados.

El Consejo también pidió a Aviación Civil que aplique la fórmula de indemnización arbitrada en la crisis producida en el aeropuerto de Barcelona-El Prat de este verano y precisó que las organizaciones españolas colaborarán con las latinoamericanas para canalizar a los afectados que hayan adquirido billetes en esos países. Finalmente, el Consejo de Consumidores y Usuarios exigió a las Administraciones competentes la creación de un observatorio sobre la calidad y seguridad de los servicios prestados por las compañías aéreas, así como la creación de una unidad "específica" de atención a los consumidores y usuarios que centralice las reclamaciones que afecten a más de un ámbito territorial, con el objetivo de "paliar la actual dispersión de unidades y oficinas existentes en el territorio nacional". Por último, CCU instó al Ministerio de Fomento a realizar, con la "mayor brevedad", reformas legislativas que permitan arbitrar diferentes mecanismos de indemnización "automática, solidaria y eficaz" con el objetivo de proteger a los viajeros y disuadir a las compañías de actuaciones irregulares.

Mientras, el Ministerio de Fomento sigue estudiando el Plan de Viabilidad de empresa presentado el lunes, a última hora de la tarde, por un grupo de trabajadores de Air Madrid, que intenta reflotar la compañía tras el cese de actividades de la aerolínea el pasado viernes. El Plan de rescate cuenta con el visto bueno del presidente de la compañía, José Luis Carrillo, quien está dispuesto a ceder a los empleados el 100 por cien del capital para salvar la empresa y preservar los 1.200 puestos de trabajo. Los trabajadores de Air Madrid se han registrado en el Ministerio de Interior como asociación de trabajadores.

La devolución del dinero, congelada
Por otra parte, la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha informado a las distintas organizaciones de agencias de viajes que necesita la autorización de Air Madrid para poderles entregar el dinero -actualmente congelado en una cuenta de la Asociación- para la devolución a los usuarios de los billetes vendidos en noviembre. En este sentido, el presidente de la Asociación Española de Agencias de Viajes (AEDAVE), José Manuel Maciñeiras, destacó que "lamentablemente" no hubo acuerdo entre el sector y la IATA en la reunión mantenida el lunes por la tarde, por lo que "el método de urgencia todavía no está disponible". Según Maciñeiras, la IATA justificó la situación por ser sólo la "depositaria y no la propietaria" del dinero de Air Madrid actualmente retenido, pero se comprometió a seguir bloqueando el dinero y que "en cuanto sea posible se inicien los reembolsos".

Maciñeiras apuntó que la "única solución" y la "más rápida" es que la aerolínea autorice el pago de las devoluciones "por motivos humanitarios" y apeló al "sentido común" para que Air Madrid acepte los reembolsos con cargo a ese fondo. El presidente de AEDAVE consideró que, si la compañía no acepta el pago, la alternativa sería una decisión judicial, que se convertiría en un proceso "lento". En cuanto a los billetes vendidos en el mes de diciembre, Maciñeiras precisó que la situación es "delicada" ya que las agencias "no son dueñas del dinero" de los pasajes vendidos, que tienen que entregar a la IATA.

Por otro lado, la asociación ecuatoriana Rumiñahui presentó una denuncia contra Air Madrid en los juzgados de Plaza de Castilla por presunta estafa tras la suspensión "unilateral" de sus actividades. Según anunció su portavoz Raúl Jiménez, la denuncia contra la compañía aérea  se centra en la figura de su presidente, José Luis Carrillo y añadió que en torno a 60 personas han acudido ya a la asociación para pedirles ayuda al respecto, aunque creen que la cifra aumentará conforme sus compatriotas afectados se informen de la situación.

También la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) anunció que iniciará una acción colectiva para exigir los derechos de compensación para los afectados de Air Madrid que no hayan podido volar y de indemnización a las personas que pueden probar que han padecido un daño añadido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios