www.madridiario.es

Caminos turísticos de hierro

viernes 03 de abril de 2015, 07:30h
El tren forma parte del imaginario de cualquier viajero. Salir temprano de la estación de Atocha, tomar fresas de camino a Aranjuez, escuchar el laúd en la ruta a Sigüenza, degustar almendras garrapiñadas de regreso de Alcalá o bajarse del tren al anochecer en Chamartín son experiencias que los madrileños y los que nos visitan pueden disfrutar.
  • Renfe ya conecta el aeropuerto con la capital.

    Renfe ya conecta el aeropuerto con la capital.
    Diego Sánchez

  • Un tren de media distancia de Renfe de la linea que pasa por San Lorenzo de El Escorial.

    Un tren de media distancia de Renfe de la linea que pasa por San Lorenzo de El Escorial.
    Kike Rincón

  • El tren de Cervantes cuenta con animación a bordo.

    El tren de Cervantes cuenta con animación a bordo.
    Javier Prieto

  • El tren de la fresa une Madrid con Aranjuez en otoño y primavera.

    El tren de la fresa une Madrid con Aranjuez en otoño y primavera.
    Comunidad de Madrid.

La región, como mayor nudo de comunicaciones ferroviarias de España y por estar rodeada de ciudades Patrimonio de la Humanidad, goza de numerosas líneas para hacer turismo local o interregional de forma fácil, cómoda, barata y con numerosos servicios añadidos. Renfe ofrece auténticas autopistas turísticas a los clientes, ya que, a través de las líneas ordinarias y de los servicios especiales e históricos, permite a los usuarios conocer en profundidad el rico patrimonio del centro peninsular.

La Sierra de Madrid es uno de los espacios recurrentes para viajar en tren. El Cercanías acerca a los viajeros a los puertos de Navacerrada y Cotos, a través de un tren que sube a 2.000 metros de altura. La empresa Todoaventur y Renfe ofrecen paquetes conjuntos para realizar actividades al aire libre en Guadarrama, como senderismo, rutas en bici y circuitos de orientación, entre otros. De camino a la Sierra, Renfe acerca a los ciudadanos al hospital de fauna salvaje autóctona que gestiona Grefa en Majadahonda; facilita una visita integral a la zona monumental y los yacimientos visigodos de Colmenar Viejo u organiza visitas familiares o de grupos a San Lorenzo de El Escorial en las que se recorren el monasterio, el coliseo Carlos III, las caballerizas y la Casita del Príncipe. La Comunidad de Madrid, por su parte, colabora con Renfe en la organización del Tren de la Naturaleza, un proyecto formativo para conocer la naturaleza serrana de la región.

En el noreste de la región, la apuesta turística de Renfe se centra en Alcalá de Henares, que este año celebrará el centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote. Para ello se han elaborado dos itinerarios, uno literario y otro monumental, que permiten conocer el desarrollo de la población hasta su establecimiento como ciudad universitaria. A estos itinerarios se suma el tren de Cervantes que Renfe pone en servicio en colaboración con el ayuntamiento de la ciudad complutense. Este tren, que circula los sábados y sale de Atocha, permite a los viajeros disfrutar de representaciones de pasajes de El Quijote y de degustación de las típicas almendras de Alcalá.

Tren y bicicleta
En la misma zona, destaca el tren medieval a Sigüenza que también organiza en colaboración con el ayuntamiento de la serranía guadalajareña. En este trayecto, que parte de la estación de Chamartín, los pasajeros disfrutan con las historias protagonizadas por personajes de época. Los comediantes amenizan el viaje introduciendo a los turistas en el ambiente histórico con juegos, magia y humor. Ya en Sigüenza, el viajero realiza una visita guiada por los monumentos más significativos de la ciudad.

Aranjuez, catalogada por la UNESCO en 2001 como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad, es otro de los destinos más demandados. Renfe organiza un amplio abanico de visitas por esta población donde, además de los recintos reales y el patrimonio urbano, se plantean excursiones en bicicleta por la ciudad.

Por último, Renfe explota también el tren turístico Campos de Castilla, que parte de Chamartín, amenizado por actores que introducen a los viajeros en el espacio poético y cultural de Soria. Durante dos días se recorre la provincia, pasando por Numancia, la Laguna Negra, los espacios de Antonio Machado y la Soria legendaria de Gustavo Adolfo Bécquer.

La compañía también pone en marcha, en colaboración con otras instituciones, diversos paquetes combinados para grupos. En otoño e invierno, los viajeros disfrutan de un billete mixto que permite entrar en Faunia o en el Zoo Aquarium de Madrid; durante todo el año, se pueden desplazar a Robledo de Chavela para, posteriormente, visitar, por el mismo precio, el centro de entrenamiento y visitantes de la estación de seguimiento de satélites del Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid de la NASA. Otros billetes combinan los viajes en tren a Madrid con visitas a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Biblioteca Nacional, el Museo de Cera o el paseo del Arte, para el que se puede adquirir de forma adicional la tarjeta turística Madrid Card.

No son estas las únicas ofertas turísticas relacionadas con el ferrocarril en la Comunidad de Madrid, pues hay otras, principalmente históricas, que están auspiciadas por Renfe pero están gestionadas por otras entidades. La más conocida es el tren de la Fresa, que traslada a los viajeros hasta Aranjuez. El Museo Nacional del Ferrocarril, con la participación de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Aranjuez y Patrimonio Nacional, rememora, en otoño y primavera, el recorrido de la que fue la primera línea de tren de la región y la segunda del país. Los viajeros realizan el trayecto en un coche tipo Costa restaurado, degustan los fresones de Aranjuez y visitan los principales espacios del municipio, incluidos el Palacio Real y el Museo de Falúas.

Por su parte, la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid organiza el tren histórico Río Eresma, que conecta la estación de Chamartín con Segovia, a través de la antigua línea ferroviaria de Segovia, que discurre por una de las zonas más desconocidas del Parque Nacional del Guadarrama. Por otra parte, el Grupo de Acción Local Sierra Norte (Galsinma), con el apoyo de Renfe, Adif, el Museo del Ferrocarril y la Comunidad de Madrid, está tratando de poner en marcha en 2015 el tren Translozoya, un convoy turístico a la Sierra Norte que usará la antigua vía ferroviaria que unió Madrid con Burgos hasta 2012. Los viajes se realizarán en un TER, un antiguo tren de alta velocidad de los años 60, cedido por el Museo del Ferrocarril.

OTROS REPORTAJES: Alcalá de Henares: La tercera revolución cultural / Madrid, capital del turismo / Objetivo: mejorar los datos del turismo en Madrid / De Madrid al mundo / Madrid, a mesa puesta Sueños para todos los gustos / Próxima parada: Madrid / La capital del ocio Un destino de campeonato / Al servicio del turista / Madrid despliega sus encantosUn gran foro empresarial / Un referente cultural / El paraíso de las compras Alcalá de Henares: La tercera revolución cultural / San Lorenzo de El Escorial: Una joya en la sierra de Guadarrama / Madrid por todo lo alto / Caminos turísticos de hierro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios