www.madridiario.es

Viajar seguro

Por MDO
jueves 16 de abril de 2015, 07:30h
El seguro de viaje aporta a sus usuarios una ventaja cualitativa muy importante a la hora de garantizar unas vacaciones tranquilas y descartar los riesgos a los que se pueden exponer. El fenómeno, asentado ya en muchos países europeos, está cada vez más en boga en España, ya que la seguridad de viajar con una red de atención en cualquier lugar del mundo hace que la experiencia turística sea mucho más relajada.
  • Pasajeros a punto de embarcar en un avión en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

    Pasajeros a punto de embarcar en un avión en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
    Diego Sánchez

  • Cada vez se contratan más seguros de asistencia sanitaria en viaje

    Cada vez se contratan más seguros de asistencia sanitaria en viaje
    Juan Luis Jaen


  • Diego Sánchez

El seguro de viaje es una de las figuras que ofrecen un abanico más amplio de servicios. Aunque, a menudo, va incluido dentro de los seguros integrales que contratan los clientes para todos los aspectos de su vida diaria, no como prestación independiente, el fenómeno de compra de productos por internet ha ido modificando poco a poco esta tendencia. Cada vez más, estas prestaciones ofrecen una cartera de ventajas más abultada y abarcan el antes, el durante y el después de cada viaje. Es un tipo de producto muy transversal porque toca todos los palos del mundo del seguro y a todos los agentes del proceso turístico: agencias de viaje, turoperadores, líneas aéreas, empresas de alquiler de vehículos, empresas de servicios (todas ellas contratan, especialmente, los seguros obligatorios de responsabilidad civil y ante la administración) y, por supuesto, los viajeros, cuyos grados de valoración de estos productos son de los más elevados en el sector.

Según el estudio Análisis cualitativo de hábitos de uso del seguro de asistencia en viaje, elaborado por el Grupo Santa Lucía e Ikerfel, el perfil del cliente de este tipo de productos suele ser una persona que ha tenido experiencias negativas en el pasado y una persona concienciada con la necesidad de los seguros. Cabe destacar, como casos habituales de contratación de seguros de este tipo, aquellos viajes con un menor nivel de organización (por ejemplo, mochileros), seguros para niños pequeños o para viajes de estudios en los que adolescentes o universitarios viajan solos. En el caso de las empresas, más de la mitad contrata seguros en caso de viajes de negocios al extranjero y un 45 por ciento en caso de expediciones a nivel nacional.

La Memoria Social de Unespa de 2013 recoge que casi el 40 por ciento de peticiones de asistencia en viaje fueron causadas por enfermedad, el 17 por ciento por accidentes y un 4 por ciento por robos o pérdidas. La Comunidad de Madrid es la región que activa un mayor número de servicios prestados, con 20.139, aunque en proporción su peso demográfico la región esté a la cola en la solicitud de este tipo de servicios.

El coste medio por siniestro para las aseguradoras asciende a 300 euros, siendo los más costosos los relacionados con la asistencia médica. En el caso de Madrid, esta cifra se eleva hasta los 550 euros. "La siniestralidad es mayor en los viajes de media y larga duración que en los de corta estancia, porque cuanto más sales de tu casa más te expones a un siniestro. En los viajes breves, la siniestralidad es mínima porque se tiende a solucionar los problemas cuando se regresa a casa", explica Pablo Roncero, administrador de Aero Future & GRM Correduría de Seguros.

Mediadores de seguros

"El papel del mediador de seguros estriba en una actuación basada en tres ejes: asesorar al cliente desde el punto de vista profesional de cuáles son los productos y los riesgos, ajustar los productos disponibles de las aseguradoras a las necesidades del viaje del cliente y, en caso de siniestro, gestionarlo para que se presten correctamente los servicios que necesita el viajero", explica Ángel del Amo, vocal de Comunicación del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid. "Desde nuestra organización apostamos por incentivar acuerdos entre los mediadores y las aseguradoras para optimizar el servicio a los clientes, así como formar a los profesionales en las especificidades del seguro en viaje, a través de cursos, talleres y charlas monográficas", asegura.

Esa labor de mediación profesional facilita la contratación de productos más ajustados a las necesidades del cliente y evita posteriores conflictos con las aseguradoras contratadas, ya que la información y protección de los derechos del cliente es mucho mayor que en el caso de contratar un servicio de seguro de manera directa con una compañía.

La visión sobre el seguro de asistencia en viaje en la sociedad puede resultar a veces engañosa. Los usuarios asocian frecuentemente estos productos a servicios complementarios como las coberturas de cancelación de viaje o la garantía de equipaje. Sin embargo, la base de estos seguros se configura alrededor de cinco ejes fundamentales: asistencia sanitaria por accidente o invalidez, la repatriación sanitaria, la repatriación funeraria, la responsabilidad civil y la defensa jurídica. A estas prestaciones básicas se pueden añadir otras como las antes comentadas o coberturas en caso de robo, overbooking, demoras, asistencia en carretera... "La gente da más valor a las coberturas añadidas que a las básicas, pero hay cosas que solo valoras cuando te suceden", prosigue Roncero.

"Cada vez más, el viajero español está concienciado con la necesidad de los seguros, independientemente de dónde viaje. Hay destinos para los que los clientes son a priori más proclives a contratar seguros, principalmente aquellos en los que no es tan efectiva la tarjeta sanitaria. Sin embargo, no hay que confiarse, porque un seguro de atención sanitaria en Estados Unidos, por ejemplo, puede evitar al cliente tener que pagar miles de euros en caso de problemas", comenta Carlos Perelló, director comercial de Intermundial, agencia especialista en seguros de viaje.

Igual que la región es un espacio emisor de viajeros asegurados, cada año recibe más visitantes que cuentan con asistencia. A pesar de que Madrid es un destino turístico que se está asentando como no estacional, las aseguradoras hacen más contratos de servicios de viaje a Madrid en los meses estivales, al igual que la tendencia nacional. En estos casos, los servicios contratados más habituales son los que tienen que ver con las exigencias de cobertura legal para acceso al espacio Schengen, aunque muchas veces se combinan con seguros de multiasistencia.

"Un seguro aporta la comodidad de desentenderse de muchos de los problemas que pueden ocurrir en un viaje. Las centrales de asistencia asesoran y guían a los clientes de servicios en problemas que van desde la posibilidad de conseguir un médico, una grúa o un traductor hasta gestionar la repatriación de un cadáver y la comunicación con la familia para que no exista ningún tipo de problema", concluye Perelló. A lo que Roncero añade que "somos un arreglaproblemas al servicio de sus clientes durante las 24 horas y los 365 días del año y eso se valora cada vez más".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios