www.madridiario.es

La media nacional se sitúa en el 64,3%

Un joven madrileño debe destinar el 80% de sus ingresos para pagar una vivienda

martes 19 de diciembre de 2006, 00:00h
Un joven residente en la Comunidad de Madrid debe destinar el 79,9 por ciento de sus ingresos si desea comprar una vivienda, según datos del Observatorio Joven de Vivienda en España (OBJOVI) correspondientes al segundo trimestre de 2006, lo que significa una subida de más de tres puntos con respecto a los anteriores tres meses (enero-marzo), cuando los jóvenes madrileños invertían un 76,6 por ciento de su sueldo en adquirir un piso.

La media nacional se sitúa en el 64,3 por ciento, casi cuatro puntos más que en el primer semestre del año, aunque se producen grandes contrastes entre unas comunidades autónomas y otras. Así, mientras Madrid es la tercera provincia, por detrás de Vizcaya (82,4 por ciento) y Málaga (79,9 por ciento), donde los jóvenes tienen que realizar un mayor esfuerzo, Badajoz (39,4 por ciento), Lérida (38,2 por ciento) y Cáceres (38,2 por ciento) se sitúan en el lado opuesto.

El Consejo de la Juventud de España (CJE) presentó este martes los datos del último OBJOVI, que reflejan claramente las dificultades de los jóvenes para obtener en propiedad una casa, principalmente motivado por dos circunstancias: los altos precios de los pisos en venta y la precariedad del empleo.

El informe señala que la vivienda a la que aspiran los jóvenes madrileños tendría un coste de unos 109.000 euros y no superaría los 40 metros cuadrados, teniendo en cuenta que el límite máximo de endeudamiento asumible supone destinar el 30 por ciento de los ingresos a la compra del piso. Por ello, y según apuntó el responsable del Área de Emancipación del Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid (CJCM), David González, los menores de 35 años que actualmente viven en Madrid únicamente aspiran a comprar viviendas "muy precarias" o muy alejadas de la capital.

Así, el precio medio de la vivienda libre en Madrid se sitúa en torno a 300.000 euros, mientras que el precio máximo tolerable para una persona joven es de poco más de 100.000 euros. Esto significa, que los jóvenes de la región deberían pagar un 165 por ciento más de lo que actualmente pagan para poder acceder a un piso del mercado libre.

A pesar de ello, la tasa de emancipación de los jóvenes de la región en el segundo trimestre del año se sitúa en torno al 42 por ciento, unos dos puntos más que en el primer trimestre, pero por debajo de las cifras de siete comunidades autónomas como Baleares (más del 55 por ciento), La Rioja (51 por ciento) o Cataluña (más del 50 por ciento). Sin embargo, Madrid es la región española donde los precios de los pisos han subido menos entre marzo y junio del presente año, aproximadamente un 7 por ciento.

16 años de sueldo
Incluso con este contenido aumento del precio de la vivienda, Madrid sigue siendo la comunidad donde los jóvenes tienen que invertir más años de su salario a la adquisición de una casa. Así, si un madrileño de entre 18 y 35 destinara todo su sueldo a comprar un piso tendría que estar pagándolo durante casi 16 años. Mientras, en Extremadura, la región donde menos años de ingresos hay que destinar, esta cifra se sitúa en menos de ocho años.

Según pusieron de manifiesto el sociólogo y autor del informe, Joffre López, y el vicepresidente del CJE, José Luis Arroyo, que comparecieron junto al responsable del Área de Emancipación del CJCM, David González, esta situación que afecta a Madrid y a todo el conjunto del país tiene como una de sus causas más importantes el tipo de empleo al que acceden los jóvenes. En este sentido, Madrid no es una de las regiones peor situadas, ya que únicamente está por detrás de Cataluña en lo que se refiere a porcentajes de contratos indefinidos. Así, en la Comunidad de Madrid casi un 60 por ciento de los jóvenes tienen un contrato laboral indefinido.

Por todo ello, el Consejo de la Juventud de España reclamó a todas las administraciones, Gobierno central, comunidades autónomas y ayuntamientos, que potencien la construcción de viviendas públicas, que se realice un mayor gasto en políticas de I+D+i, que se limite el encadenamiento de contratos temporales, penalizar la contratación temporal, que se cree un parque público de viviendas asequibles para los jóvenes y que se establezca un porcentaje obligatorio de reserva del 40 por ciento para vivienda protegida en el suelo edificable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios