www.madridiario.es

Lleva razón la alcaldesa

lunes 31 de marzo de 2014, 11:14h

Con toda claridad, la alcaldesa, Ana Botella, ha propuesto a la Delegación del Gobierno, que no permita que el mayor número de manifestaciones coincidan en el mismo espacio: el centro histórico y su entorno. A esa propuesta se ha unido el presidente de la Comunidad, y a ella me apunto también. El asunto no es nuevo, aunque se ha visto agravado por los acontecimientos y la proliferación de movilizaciones de los últimos meses; mejor dicho, desde que el PP ganó las elecciones nacionales, cuestión que algunos no han digerido, y como han manifestado públicamente, quieren arrebatar en la calle lo que democráticamente no consiguieron en las urnas.

Hace años se llegó incluso a proponer la ubicación de un manifestódromo, un lugar exclusivo para celebrar manifestaciones. Esto era una utopía imposible, y creo que inadecuada, pero no me parece sensato que los convocantes hagan del distrito Centro su manifestódromo unilateral. La delegada dice, que con la ley en la mano, no se pueden prohibir, ni cambiar de lugar, estos actos. Ahí no estoy del todo de acuerdo. Bien es cierto que las manifestaciones no se solicitan, sino que basta con comunicarlas, pero sí se pueden prohibir, o cambiar de emplazamiento, si el Ayuntamiento, con el informe de la Policía Municipal, así lo demanda, y de hecho ha ocurrido en algunos, contados, casos. En estos días hemos escuchado decir a dirigentes del PSOE, que no se puede imponer el lugar de una manifestación, porque los ciudadanos tienen derecho a manifestarse donde quieran. El resto de los ciudadanos, especialmente vecinos y comerciantes, también tienen derecho a moverse libremente, a no ver perjudicados sus intereses, y esto es lo que nunca se tiene en cuenta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios