www.madridiario.es

La Casa Sefarad recibe a la Reina Ester

martes 19 de febrero de 2013, 00:00h
Una estatua de la Reina Ester, rescatada del Almacén Municipal, decora desde este martes los jardines de la Casa Sefarad Israel coincidiendo con la celebración de la fiesta judía del Purim.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha descubierto la estatua, recuperada del Almacén Municipal. A él llegó hace años, entre 30 y 50, según ha explicado a la prensa el delegado de Las Artes, Deportes y Turismo, Fernando Villalonga.

Villalonga ha detallado que la estatua había sido objeto de actos vandálicos y que ha sido restaurada por el Ayuntamiento para el disfrute de los madrileños al colocarse en el jardín de la Casa Sefarad, desde donde se podrá contemplar aunque lejos de aquellos que pudieran hacer un mal uso de ella. El Consistorio desconoce el autor se intuye que data de principios del siglo XIX.

El delegado ha detallado que se trata de esta reina judía por las características que presenta, esto es, una mujer oriental, velada y con un rollo, el conocido como Libro de Ester. La estatua representa a la Reina Ester, una hermosa doncella que se convirtió en la reina de Persia cuando se casó con el rey Asuero a quien ocultó, en un principio, su origen judío aunque posteriormente consiguió salvar a su pueblo del exterminio.

Con este nuevo monumento, la ciudad se acerca a la comunidad judía y a la historia, como ha explicado la alcaldesa, que ha apuntado hacia los dos valores de unión con la tradición judía, "la justicia y la libertad". Botella ha aprovechado el acto para agradecer que hace un año fue homenajeada con el primer galardón Corona de Ester, que en esta edición recaerá en el Premio Cervantes José Jiménez Lozano.

Botella, además, ha destacado que Ester representa características como "la identidad, la determinación, la lealtad, el sacrificio", valores que siempre son necesarios "pero hoy más que nunca".

Protestas
El acto se ha visto interrumpido por seis trabajadores municipales que, vuvuzela en mano, han exigido la "dimisión" de la alcaldesa a través de la verja del jardín de la Casa Sefarad. Con gritos de "Botella dimisión" y "la Botella al contenedor" y con camisetas en las que se podía leer "Faltan servicios públicos, sobran corruptos", los trabajadores han lanzado sobres con el logotipo del PP.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios