www.madridiario.es

La mudanza de Tío Pepe movilizó Madrid

jueves 31 de mayo de 2012, 00:00h
La mudanza del rótulo de Tío Pepe que presidía la madrileña Puerta del Sol desde hacía tres cuartos de siglo, uno de los anuncios más célebres de toda España y vecino del reloj de las campanadas de Nochevieja, movilizó esos días a los madrileños y a miles de personas a través de Internet. Finalmente, en diciembre se decidió que el  luminoso volvería a la céntrica plaza.
El anuncio, una botella con chaquetilla, sombrero cordobés y guitarra junto al lema "Sol de Andalucía embotellado", fue retirado en abril de 2011 de la cubierta del antiguo Hotel París, en la Puerta del Sol, para facilitar las obras de reforma del edificio.

Un mes más tarde el alcalde de Madrid de entonces - y hoy ministro de Justicia-, Alberto Ruiz-Gallardón, explicaba en una entrevista con la agencia Efe que el edificio entero albergaría una tienda de la firma estadounidense Apple.

La polémica, obligó a pronunciarse al Ayuntamiento de Madrid y generó un gran debate en las redes sociales, surgido  cuando se hizo público que el rótulo no regresaría a su sitio porque los propietarios del inmueble no renovarían con las bodegas jerezanas González Byass el contrato que lo mantenía en la cubierta del edificio.

El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, dijo que, "como ya ha manifestado públicamente la alcaldesa, Ana Botella, al Ayuntamiento le gustaría que el cartel de Tío Pepe que durante tantos años ha estado en la Puerta del Sol se quedase, o bien en el edificio o bien en el ámbito de la Puerta del Sol".

Al otro lado de la Puerta del Sol
Entre las distintas ofertas recibidas por González Byass para acoger el rótulo una procedía de una inmobiliaria dedicada a la rehabilitación de inmuebles, que ofreció la finca situada en la Puerta del Sol 9, justo al lado opuesto de la plaza, a menos de 190 metros de donde estaba antes.

La inmobiliaria indicó que la azotea de su edificio, también de cinco plantas y en proceso de rehabilitación, podría estar disponible el 1 de julio para acoger el luminoso, y ha reconoció que ya había iniciado los contactos con las bodegas jerezanas y que también comentó con Ana Botella esta posibilidad.

Villanueva no se pronunció al respecto, porque entiendía que "sobre este asunto es conveniente mantenerse en unos parámetros de prudencia para que lleguen a buen puerto las negociaciones que tengan las partes y se pueda producir cuanto antes un acuerdo".

"Estamos hablando -añade- de una cuestión entre privados, entre el titular del edificio y los representantes legales de la marca González Byass, y el Ayuntamiento lo que hace es posibilitar que existan los contactos entre la empresa y los propietarios de diferentes inmuebles que están en el entorno de Sol".

En todo caso, recordaba el vicealcalde, "otra cosa distinta es, por supuesto, que se tiene que respetar la normativa en materia de publicidad que está en vigor en Madrid", por lo que el Ayuntamiento tendría la última palabra a la hora de conceder o no la autorización.

Desde Jerez, el director de Comunicación de la bodega, Eugeni Brotóns, dijo esa semana que su "empeño es que el luminoso de Tío Pepe vuelva a lucir, lo antes posible, en el entorno de la Puerta del Sol", porque "sería una lastima que el símbolo más antiguo" de esta plaza "dejara de lucir".

Respuesta masiva en Internet
De acuerdo con Brotóns estaban 21.000 personas, que apoyaron en esos días una petición difundida a través de Internet para que el luminoso regresára a su tradicional emplazamiento.

La petición fue creada por un ciudadano, Victor García-Hoz Bañares, en la plataforma de "activismo online" change.org, para pedir a Apple -que guarda silencio- "que dé la oportunidad a González Byass de renovar su contrato, y a la familia Díaz Estrada -propietaria del edificio- que no ponga unas condiciones leoninas para que salga adelante".

Afirmó el promotor de esta iniciativa que este anuncio "ha iluminado campanadas de Nochevieja, cabalgatas de reyes, 15M -aunque en este caso se equivoca porque fue trasladado antes de que los "indignados" ocuparan la céntrica plaza madrileña- y otras manifestaciones", "ha puesto fondo a películas, postales, libros" y "forma parte del paisaje de Madrid".

Por eso el anuncio de Tío Pepe, junto a los de Schweppes de la Gran Vía, BBVA del paseo de la Castellana y Firestone de la calle de Alcalá, fue uno de los cuatro grandes rótulos luminosos del centro de Madrid "indultados" en julio de 2009 de la desaparición a la que obligó entonces la nueva ordenanza de publicidad.

Tio Pepe volvió a Sol

Finalmente, en diciembre se dedicidió que el popular cartel de Tío Pepe volvería a la Puerta del Sol desde el antiguo Hotel París, donde había estado ubicado hasta el moemento, hasta el número 11 de la misma plaza, el edificio donde está la tienda de libros de El Corte Inglés, entre las calles Preciados y Carmen.

Así lo señalaron fuentes del Gobierno regional, que explicaron que la Comisión de Patrimonio Histórico de Madrid (CIPAM), conformada por la Comunidad, el Ayuntamiento de Madrid y el Colegio de Arquitectos de Madrid, se reuniría el viernes de esa semana y previsiblemente daría el visto bueno al cambio. Una vez que se apruebe en la Comisión, la Junta municipal de distrito deberá conceder los permisos para la colocación del luminoso, que aguarda en un almacén.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios