www.madridiario.es

Aunque está prohibido desde enero de 2011, muchos ciudadanos fuman en las inmediaciones de los centros sanitarios

La ley antitabaco no se cumple en los hospitales

La ley antitabaco no se cumple en los hospitales

Por Lucía de la Fuente
miércoles 26 de septiembre de 2012, 00:00h
¿Recuerda si cuando visita un hospital ve gente fumando en sus entradas? ¿Fuma usted mismo al salir de la consulta del médico? ¿Y cuándo espera en urgencias noticias de algún familiar ingresado? Pues bien: desde enero de 2011 está prohibido fumar en los recintos sanitarios, incluyendo sus inmediaciones. Esta orden, sin embargo, se incumple sistemáticamente.
La ley 42/2010 prohíbe, en su artículo 7 punto c, fumar en los "centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos". La normativa amplía así lo establecido en la ley 28/2005, que únicamente hacía referencia a la prohibición de fumar en el interior de estos centros. Es cierto que el texto vigente no especifica cuánto hay que alejarse del centro sanitario para poder fumar, pero prohíbe el consumo dentro del recinto, lo que incluye, por ejemplo, jardines y aparcamientos.

Madridiario ha comprobado que en este aspecto la normativa no se respeta, especialmente cuando se trata de no fumar a las puertas de los servicios de urgencias. Tanto en La Paz, como en el Gregorio Marañón, como en el 12 de Octubre, como en el Clínico San Carlos, como en la Fundación Jiménez Díaz, por citar algunos ejemplos, se sigue fumando muy cerca de las salidas y en los aparcamientos. Hay casos en los que incluso hay ceniceros, llenos de colillas, colocados en la puerta. Lo mismo sucede en algunos ambulatorios.

Gran parte de los usuarios siguen con la inercia de la anterior legislación y no consideran que fumar dentro de un recinto hospitalario sea nada malo, siempre y cuando no sea en el interior. De hecho, para la mayoría de los consultados, mientras no sea dentro del edificio propiamente dicho, es "natural". "Se trata de aplicar el sentido común", afirma una mujer con un cigarro en la mano. Los trabajadores sanitarios tampoco parece que se sientan en la obligación de hacer que se cumpla la norma.

La infracción, que entraría dentro de la categoría de "leve", puede acarrear multas de 30 a 600 euros. Según la organización de consumidores Facua, Madrid es la comunidad autónoma que más denuncias registra por incumplir esta ley, con 496 en un año. Las denuncias no van dirigidas a particulares, sino que pretenden plantear la falta de mecanismos de información y control en empresas y organismos públicos, aclara la entidad.

La prohibición de fumar, en la palestra por Eurovegas
La normativa antitabaco ha vuelto a salir a la palestra por su posible modificación a consecuencia de las exigencias de Sheldon Adelson para Eurovegas. Mientras la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, afirmaba que "no tiene previsto" realizar modificaciones a la misma, la todavía entonces presidenta regional, Esperanza Aguirre, insistía en que se debería dejar fumar en los locales destinados al juego.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios