www.madridiario.es
El 'miniparaíso botánico' de Coslada corre peligro

El "miniparaíso botánico" de Coslada corre peligro

Por Carmen M. Gutiérrez
jueves 26 de enero de 2012, 00:00h
En un pastizal abandonado de Coslada crecen varias plantas raras en peligro de extinción. Ahora el conjunto corre peligro por la ampliación del Centro de Transportes de Coslada y los vertidos ilegales. La Comunidad trasplantará ejemplares de la especie más valiosa en el Parque Regional del Sureste, mientras que en Actuable hay una campaña para salvar este enclave de gran valor ecológico.
Junto al Centro de Transportes de Coslada crecen en un solar dos plantas raras incluidas en el Libro Rojo de la Flora Vascular. Se trata de un cardo de la familia de las alcachofas en peligro crítico de extinción (Cynara tournefortii) y una malva catalogada como vulnerable (Malvella sherardiana).

Además, en la zona se han encontrado otras especies que difícilmente se dan en Madrid, con lo que inesperadamente ha resultado ser un enclave de alto valor biológico. Entre ellas una especie (Teucrium spinosum) de la familia del romero y otra de la familia de los girasoles (Geropogon hybridusde), de las que no se tenía noticia en la región desde hace más de cien años. También se ha localizado otra especie en la zona que nunca había sido descrita en el mediterráneo occidental, aunque está pendiente de confirmación por parte de una revista científica.

En total, se han localizado 210 especies es este terreno en apariencia sin valor que conforman "una comunidad de pastizal-herbazal nueva para la ciencia", según Juan Manuel Martínez, el profesor de Botánica Forestal de la Universidad Politécnica de Madrid que descubrió este enclave. El reconocido botánico Ginés López González, investigador del CSIC, describe el lugar como un "miniparaíso botánico inesperado". Las plantas no están protegidas legalmente, "pero eso no quiere decir que no sean interesantes; tienen un interés local evidente", asegura.

Para salvar este lugar de la próxima ampliación del Centro de Transportes de Coslada, en Actuable se ha creado una petición, en la que han firmado más de 1.500 personas, para que la cooperativa farmacéutica Cofares cambie sus planes y no se instale allí, como tiene previsto.

Cofares empezó a comprar parcelas de la futura ampliación del Centro de Transportes de Coslada en 2007 y en ese momento el Ayuntamiento de Coslada nadie le informó de que hubiese plantas de valor, según informa su directora de Comunicación. La cooperativa se muestra "a favor de proteger las dos especies" incluidas en el libro rojo, pero asegura que no puede dar marcha atrás a su decisión de construir ahí debido a la complejidad de la compra y al tamaño de la inversión. Además, la portavoz afirma que tienen la sensación de haber sufrido una venta con "defecto" y que también hay ejemplares en las parcelas adquiridas por otras empresas. Juan Manuel Martínez indica que antes de la venta informó al Ayuntamiento de la presencia de estas plantas, aunque no lo hizo de forma oficial.

Trasplante
La empresa exigió al Ayuntamiento, responsable del centro de transportes, un proyecto de replantación y esta semana Coslada pedía públicamente a la Comunidad que buscase posibles lugares trasladar estas especies. Una portavoz de la Consejería de Medio Ambiente indicó a este digital que "la Comunidad lejos de dejar desaparecer el cardo, que está en peligro crítico de extinción, está desarrollando un plan para la recuperación de la especie". Tras un "completo" estudio biológico y de las condiciones en las que crece, está buscando un lugar adecuado en el Parque Regional del Sureste para trasplantar algunos ejemplares y plantar otros a partir de semillas recogidas en Coslada.

Sin embargo, los dos botánicos dudan de la viabilidad de este traslado. "El trasplante a otro lugar está desaconsejado, ya que en Coslada no se trata tan solo de proteger las especies por separado, sino el conjunto", asegura el profesor que localizó el lugar. "Puede que sobrevivan o puede que no. Además, no sería lo mismo un cultivo paralelo", añade López.
Según el Ayuntamiento, la Comunidad habría conseguido trasplantar seis ejemplares con buenos resultados.

Vertidos ilegales
Desde hace algún tiempo, hay además otra amenaza para estas dos poblaciones de plantas. Según denuncia Ecologistas en Acción, se están produciendo vertidos en el lugar, incluso, sobre ejemplares valiosos, lo que pone en peligro su conservación. Entre los restos de basura encontrados figuran baterías de coche, restos de pavimento urbano, sofás viejos o plásticos de obra, según la asociación. Diferentes colectivos vecinales y ecologistas de Coslada han puesto en conocimiento de la administraciones los hechos con el fin de conservar esta pradera. Temen que pueda existir un interés en deteriorar el enclave para facilitar la ampliación del centro de transportes. Cofares indicó que hasta el momento no tenía conocimiento de vertidos ilegales en sus parcelas.

La lucha para salvar estas plantas lleva tiempo y hasta ahora no se había informado de la intención por parte de la Comunidad, que tiene las competencias de conservación de la naturaleza, de buscar otro lugar al cardo de Coslada. Asociaciones conservacionistas también han presentado un escrito ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. La empresa, por su parte, no tienen intenciones de empezar próximamente las obras por la actual situación económica.

Pese al valor que los expertos dan a este lugar, legalmente no está protegido, ya que las especies más interesantes, como el cardo, no están incluidas en el Catálogo de Especies Protegidas de la Comunidad, que data de 1992 y, como han denunciado algunos expertos, ya no refleja el estado de conservación que viven la flora y la fauna de la región. Tampoco aparece en otros catálogos nacionales, aunque sí en el Libro Rojo de la Flora Vascular de 2008, que recomienda su conservación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios