www.madridiario.es

Unidad de Broncoscopias y Neumología de la Fundación Jiménez Díaz

Viaje al interior de los bronquios

Viaje al interior de los bronquios

Por Lucía de la Fuente
jueves 01 de diciembre de 2011, 00:00h
Las enfermedades del aparato respiratorio son uno de los mayores problemas de salud en las sociedades avanzadas. Los enfisemas y los cánceres de pulmón presentan además elevados índices de mortalidad. Sin embargo, las nuevas tecnologías han revolucionado su diagnóstico y tratamiento. Así trabajan los neumólogos de la unidad de broncoscopias más moderna de España.
El interior de los bronquios de Jesús, de 68 años, sale por televisión. No en una cualquiera. Está en la Unidad de Broncoscopias y Neumología de la Fundación Jiménez Díaz y un equipo médico le evalúa, a través del dispositivo endobronquial Chartis, para ver qué tratamiento es el más adecuado en su caso. Padece una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) con enfisema pulmonar severo provocado por el tabaco, la droga que más mata.

A los 13 años, Jesús empezó a fumar más de dos paquetes diarios. Hasta que comenzaron los problemas para respirar. Aun así, dejarlo le costó "muchísimo". "Antes no había tanta información como hay ahora. Si yo lo hubiera sabido...", lamenta. Dice que se "fatiga" y se "ahoga" con frecuencia. "La semana pasada fui de urgencia al hospital de Valdemoro porque ya no podía más, de allí me derivaron aquí", relata. Momentos antes, el equipo veía en tiempo real el estado de sus bronquios a través de una microcámara. Él solo sentía "una pequeña molestia de nada", ya que estaba sedado.

Después de la prueba, el doctor Javier Flandes, jefe de la Unidad de Broncoscopias y Neumología Intervencionista de la Fundación, lo tiene claro: "A este paciente le vamos a poner válvulas bronquiales —que permiten reducir el volumen pulmonar que había aumentado por el enfisema sin necesidad de intervención quirúrgica— y va a mejorar".

El doctor sabe de lo que habla. Lleva en el cargo desde 1997 y es presidente de la Asociación Española de Endoscopia Respiratoria y Neumología Intervencionista (AEER). La unidad que dirige es "la más puntera de España y la segunda de Europa, solo por detrás de Alemania", afirma. "Aquí hacemos más de 1.200 broncoscopias al año, más de cinco al día", agrega.

Pero si algo distingue a esta unidad de otras homólogas es el tratamiento de  reducción de volumen pulmonar por broncoscopia. Esta técnica, absolutamente novedosa, es efectiva en pacientes con enfisema pulmonar, una enfermedad crónica, progresiva e incapacitante, que se origina como consecuencia de la destrucción de las paredes alveolares y estrechamiento de los bronquios que produce el tabaco. La ralentización de su progresión solo se consigue dejando de fumar. "En 18 meses hemos tratado a 21 pacientes con esta técnica, obteniendo buenos resultados", asegura Flandes.

Además, en la unidad se realizan tratamientos integrales del cáncer de pulmón avanzado. "Contamos, como en todos los centros, con un broncoscopio pulmonar, pero también disponemos de un EBUS (Endobronchial Ultrasound) —ecobroncoscopia, en castellano— que nos permite ver el tumor, hacer la biopsia, obtener el diagnóstico y saber qué ganglios están afectados. Con eso nos ahorramos la cirugía torácica", explica el médico.

Por otro lado, el equipo de la Jiménez Díaz, hospital gestionado por Capio, es especialista en el estudio de nódulos periféricos —mediante la técnica de navegación electromagnética o el sistema de sondas— y en la colocación de prótesis metálicas o de silicona a pacientes con cáncer.

Revolución tecnológica
La manera de realizar broncoscopias ha cambiado de manera radical en los últimos 15 años. "No tiene nada que ver. Cuando yo llegué aquí, las broncoscopias se hacían en una silla de hierro y atando al paciente con cintas para que no se escapase", recuerda Flandes. Ahora, sin embargo, "el paciente no sufre".

Las herramientas del pasado, encerradas en vitrinas, decoran ahora los despachos. Han sido sustituidas por microcámaras de vídeo, ultrasonidos, láseres o realidades virtuales que se ven en pantallas de ordenadores último modelo. En agosto de este año se estrenó, además, una nueva sala para broncoscopias que cumple todos los requisitos que marcan las recomendaciones internacionales: luz azul, luz blanca, reciclaje del aire cada tres minutos para casos de tuberculosis o enfermedades infecciosas, etcétera. Todo ello, en definitiva, ha convertido esta unidad en "centro de referencia" para el estudio del aparato respiratorio en toda Europa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios