www.madridiario.es
Atención sanitaria de lujo en Las Rozas

Atención sanitaria de lujo en Las Rozas

miércoles 21 de septiembre de 2011, 00:00h
Algo pasa. Suena la emisora. El técnico de la central directora da el aviso de un accidente en Las Rozas. Los trabajadores se preparan para salir hacia allí. En menos de cuatro minutos están ya en el lugar de los hechos atendiendo a los afectados.
Así es un salida en el Samer-Protección Civil de Las Rozas. Grupos de ocho personas, formados por un médico, cinco técnicos y dos DUE (Diplomado Universitario en Enfermería), hacen guardias de 24 horas, los 365 días del año. Mientras no hay emergencias descansan y pasan el rato en el centro, a excepción de uno de ellos, que tiene que estar permanentemente en el centro de coordinación, gestionando llamadas y atendiendo todas las peticiones de ayuda. Es él quien da el aviso al resto de compañeros y quien decide además si se activa un soporte vital básico (ambulancia) o uno de avanzado (UVI-móvil), en función del suceso.

Este servicio tiene un tiempo de respuesta de cuatro minutos. Un dato importante, ya que puede salvar a una persona de la muerte. "Si la parada es superior a ocho minutos es posible reanimarle, pero pueden quedarle daños cerebrales. Pero si este tiempo se acorta, la persona en cuestión tiene muchas posibilidades de superar la parada cardíaca y hacerlo con una buena calidad de vida", explica a Madridiario, Mª Rosa Carrillo, responsable del Samer-Protección Civil de Las Rozas. "El tiempo de respuesta en los casos de asistencia grave es muy importante", aclara.

Estos profesionales salvaron a todos los pacientes que sufrieron una parada cardíaca en la localidad a lo largo del 2010, a excepción de uno. "Evitar la muerte de una persona no se puede pagar con dinero, no tiene precio", comenta el jefe del servicio de Protección Civil y Emergencias, Manuel López. Por este motivo, está convencido que los vecinos de este municipio "son unos privilegiados", ya que cualquier ciudadano roceño que necesite ayuda, "la tiene, y en el menor tiempo posible". Y añade: "Seguro que muy pocos municipios de la Comunidad de Madrid tienen un servicio tan profesional como este, para atender estas situaciones".

10 años al servicio de todos
Treinta y cuatro técnicos en emergencias, seis médicos y seis DUE o ETS forman el Samer de Las Rozas, que junto a los 87 voluntarios que colaboran con ellos ofrecen a diario la mejor asistencia posible a todos los roceños. Un servicio que este año cumple su décimo aniversario y que con el tiempo ha ido profesionalizando la atención que ofrece. "En un primer momento, comenzó solo con una ambulancia. A día de hoy, tenemos nuestro propio edificio y cerca de 21 vehículos, tanto para prestar la mejor atención sanitaria a los vecinos, como proteger su seguridad en grandes eventos", comenta Carrillo. Unos trabajos que junto a los que desarrollan la Policía local y los servicios auxiliares municipales suponen una inversión de cerca de 200 euros al año por habitante.

La responsable de este servicio, que ocupa el cargo desde hace siete años, hace un balance "muy positivo" de todo este tiempo. "Ha sido una apuesta política por mejorar la seguridad municipal y creo que hemos estamos a la altura de las expectativas". Carrillo cree que su plantilla "está a la cabeza de los servicios de emergencias" y que todos tienen un nivel formativo "muy parecido", gracias a los cursos que reciben. "Estoy segura que el ciudadano está bastante contento con nuestro trabajo", asegura.

Los voluntarios, imprescindibles
El Servicio de Asistencia Municipal de Emergencias y Rescate (Samer) no sería lo mismo sin estas 87 personas, quienes dedican su tiempo libre a ayudar a los demás sin pedir nada a cambio. "Seguramente no les damos la importancia que merecen, pero son imprescindibles", comenta López. Ahora que llegan las fiestas de la localidad, muchos de ellos trabajarán más de ocho horas velando por la seguridad de los vecinos.

El trabajo que desarrolla el Samer-Protección Civil es "muy gratificante", asegura Carrillo. Y a pesar de ver muchas cosas desagradables, la responsable del servicio está encantada con su trabajo. "Es muy rico desde el punto de vista médico. No cansa. Siempre estás haciendo cosas muy distintas". Lo que más le gusta es la proximidad con los roceños. "Sentimos como propio al municipio y queremos cuidar a sus ciudadanos", comenta esta experta, quien destaca las felicitaciones y reconocimientos que han recibido, entre ellas, la Medalla de Honor del Ayuntamiento de la capital y la Medalla de Oro al Mérito Ciudadano de la Comunidad de Madrid.

Las principales actuaciones de estos profesionales se centran en Las Rozas, aunque no siempre. En situaciones de emergencia fuera del término municipal también colaboran, como por ejemplo, en el tsunami de Sri Lanka, en el 11-M o en el terremoto de Haití. "No hacemos muchas colaboraciones pero si podemos, nunca decimos que no", comenta Carrillo, quien contabiliza alrededor de 30.500 intervenciones desde la puesta en funcionamiento del servicio, lo que supone más de ocho actuaciones diarias. Un servicio que hace que los vecinos de Las Rozas se sientan en todo momento seguros y en buenas manos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios