www.madridiario.es

Las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos llevan más de un año actuando en Lavapiés, Aluche o Prosperidad

Vigilando a los vigilantes

Vigilando a los vigilantes

Por Lucía de la Fuente
martes 16 de noviembre de 2010, 00:00h
Ver a un policía pidiendo la documentación a un inmigrante, con o sin 'papeles', se ha convertido en una práctica "normal" en las calles de Madrid. O así lo denuncian asociaciones que trabajan por la defensa de los derechos humanos. Un grupo de voluntarios trata de hacer visible cada día una situación considerada "intolerable" para muchos.
Hace más de un año, colectivos y asociaciones de barrio se organizaron para rechazar los controles policiales de identificación a inmigrantes. Formaron entonces las llamadas Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos con el objetivo de visibilizar "todo tipo de actuación discriminatoria por raza, etnia u origen" y romper con "la indiferencia y la aparente normalización de estas situaciones" en la sociedad madrileña.

"La iniciativa surge en torno a un grupo de Aluche y Carabanchel, donde hay escuelas populares y se enseña español a personas que no lo saben. Se empezó a ver que las redadas tenían lugar en los propios barrios y afectaban a gente con la que se trabajaba directamente", explica una integrante de la organización durante una charla mantenida con este digital.

Ataviados con chalecos de color naranja fosforito, los 'brigadistas' recorren las zonas de Lavapiés, Embajadores, Tirso de Molina, Legazpi, Usera, Alto de Extremadura, Aluche, Lucero, Quintana, Prosperidad, Avenida de América, Plaza de Castilla, Príncipe Pío o Méndez Álvaro, por citar algunos ejemplos, observando el trabajo de la Policía y dando información a los inmigrantes sobre cuáles son sus derechos. "Existe una desinformación total en ese sentido", afirma otra participante en el movimiento. "También escuchamos los casos concretos que nos cuenta la gente para recopilarlos y hacer una labor de denuncia", añade.

Desde la organización aseguran que "las redadas se hacen en función del aspecto físico de la gente y eso es racista". "Cuando la gente ve policías en la calle pidiendo documentación piensan 'será por algo' y muchas veces  solo es por tener 'pinta' de no ser autóctono. De hecho, hay personas 'nacionalizadas' a las que se les sigue pidiendo la documentación", agregan.

Sin libertad por una "falta"
El no tener 'papeles' se considera una falta administrativa, según la normativa española, y no un delito. Numerosos colectivos denuncian que por esa 'falta' se prive de libertad -pena máxima del Código Penal- a tantas personas. Esa privación se hace efectiva en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), gestionados por el Ministerio del Interior, donde la ley establece que han de ser recluidos hasta que se ejecute una repatriación o se regularice la situación legal del afectado.

Los CIE han estado siempre envueltos en polémica. Un informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) de 2009 denunciaba que en estos centros "hay malos tratos y tortura". El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba,  reclamó entonces que el organismo pusiera "encima de la mesa" las pruebas de tales acusaciones y negó en rotundo que la Policía diera "palizas" a los internos. Madridiario ha intentado en varias ocasiones visitar el CIE de Aluche sin obtener autorización ni respuesta alguna por parte de Interior.

Enfrentamientos
Por otro lado, tanto el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), han denunciado en repetidas ocasiones abusos a inmigrantes por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y han reconocido que las redadas de identificación de inmigrantes "siguen activas", hechos que atribuyen a la falta de formación de los agentes en el ámbito de los derechos humanos (un estudio de Amnistía Internacional indica que la carga lectiva de este tema en la formación de un policía nacional solo representaba entre el 2 y el 3,4 por ciento) y a "órdenes superiores".

Y es que algunas veces las mencionadas redadas terminan en enfrentamiento. Una de las últimas más sonadas ocurrió a finales de septiembre en la Casa de Campo, que se saldó con cuatro agentes heridos y cuatro arrestos, uno de ellos del fotógrafo Edu León, colaborador de Diagonal y conocido por sus trabajo de denuncia de recopilación de imágenes que muestran "el acoso policial que de manera cotidiana sufren las personas inmigrantes en Madrid".

Desde las Brigadas Vecinales de Observación de los Derechos Humanos se quiere concienciar a los ciudadanos de que estos controles policiales "no son normales aunque la sociedad los haya normalizado". "A la gente no le sorprende y es necesario luchar contra eso. Por eso nos ponemos chalecos naranjas, porque llaman la atención", concluye una brigadista.

Para más información:

-APDHE (Asociación pro Derechos Humanos de España)
-CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado)
-SENAMI (Secretaría Nacional del Migrante-Gobierno de Ecuador)
-SOS Racismo


Espacios en los que se ofrece asesoría jurídica gratuita:
-ODS Carabanchel Alto: Avda. Carabanchel Alto, 64 (Casa del Barrio).
adscarabanchelalto@yahoo.es
www.odscarabanchelalto.blogspot.com


-
ODS Hortaleza: Calle del Mar del Japón, 13.
ods.hortaleza@gmail.com
www.ods-hortaleza.org


-
ODS del Patio Maravillas: Calle del Pez, 21.
adspatio@riseup.net
www.patiomaravillas.net/ods


-
Asesoría de la Escuela Popular de Aluche: Calle del Tembleque, 136.
escuela_popular_aluche@yahoo.es

-
ODS del CS Seco: Calle de Arregui y Aruej, 29.
www.ods.cs-seco.org


-
ODS La Prospe: Calle de Luis Cabrera, 19.
prospe@nodo.org
www.prosperesiste.nodo50.org


-
Red de Apoyo del Ferrocarril Clandestino.
ferrocarrildeapoyo@gmail.com
www.transfronterizo.net

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios