www.madridiario.es
Europa, refugio en tiempos de crisis

Europa, refugio en tiempos de crisis

Por David Canellada
jueves 04 de noviembre de 2010, 00:00h
La crisis económica se ha llevado por delante una de las fuentes de ingresos de las empresas: los contratos con la administración pública. Por eso, muchos empresarios miran ahora hacia Europa, que se ha visto menos afectada porque los fondos estaban asignados antes de que irrumpiese la crisis. La Cámara de Comercio organiza esta semana unas jornadas para que las empresas madrileñas -especialmente aquellas del sector tecnológico- sepan cómo optar a estos contratos públicos en Europa. En lo que va de año, medio millar de ellas ya han aprendido a hacerlo sin perderse en el intento.
Una de las primeras víctimas de la crisis fue el sector público y, en particular, las obras y proyectos de las administraciones. Frente a esto, el volumen de los contratos otorgados por la UE alcanzó, sólo el año pasado, los 3.000 millones de euros.

"Es una oportunidad muy buena, ahora que el mercado español está parado", explica el director de la oficina en Madrid de la consultora Carsa, Antonio Collado. Lo sabe de primera mano. Collado está impartiendo esta semana el seminario 'Cómo conseguir una licitación tecnológica europea', organizado por la Cámara de Comercio y dirigido a todas aquellas empresas, especialmente del sector tecnológico, que han decidido probar fortuna más allá de los Pirineos.

Una de ellas es la consultora Delaware. "Es una oportunidad para que las empresas madrileñas salgan al exterior -explica el manager de la multinacional, Francisco Pelayo-. Hasta ahora hemos salido poco".

Esta es, precisamente, una de las barreras que quiere derribar la entidad cameral a través de estos cursos. "Las empresas españolas participan muy poco en los concursos europeos -lamenta Collado-. Hasta ahora han estado, por una cuestión de proximidad, en manos de los belgas, de empresas alemanas y de países nórdicos y, sorprendentemente, de los griegos, que tienen mucha experiencia en este campo. Nosotros, sin embargo, estamos muy por debajo de la media europea".

Orientar a las empresas en esos procesos de licitación es, precisamente, el  objetivo fundamental de las jornadas. En esta edición -la octava en lo que va de año- participan cerca de 60 empresarios de más de medio centenar de mercantiles madrileñas -sobre todo pequeñas y medianas empresas-. A lo largo de 2010, sin embargo, han pasado ya por este aula cerca de medio millar de emprendedores. "Hay tantas licitaciones europeas que es fundamental saber dirigir los esfuerzos -explica Collado-. Las  empresas madrileñas están perfectamente capacitadas para ejecutar los proyectos que  pide la UE, pero necesitan ayuda para saber cómo acceder a esos concursos y seleccionar aquellas que  se ajusten a su perfil".

España, un mercado "agotado"
La constructora Icadsa es otra de las empresas que se han querido asomar a esta iniciativa de la Cámara de Comercio. Su sector ha sido uno de los más golpeados por la recesión, así que están convencidos de que este es un buen momento para salir al exterior. "Hasta ahora no lo habíamos hecho -señala su responsable de Recursos Humanos, Nelida Batres-, pero creemos que estamos perfectamente capacitados para competir en Europa. Aquí el mercado está agotado", sentencia.

En el caso de la empresa Flavia Aeronáutica, el salto a Europa es casi obligado. Su sector, aún siendo uno de los que busca abrirse paso en España, sigue teniendo su cerebro y  su corazón más allá de nuestras fronteras. "En aeronáutica tienes que salir -explica su representante, Antonio Rodríguez-. Es la evolución natural de la empresa".

Esos 3.000 millones de euros que repartió la UE en concursos públicos fueron a parar, sobre todo, a servicios de gestión de proyectos, desarrollo de programas tecnológicos e informes y estudios de investigación. "También hay algo de obra pública, pero aquí nos centramos sobre todo en estos servicios de tipo tecnológico", matiza Collado.

Una cantidad importante, sobre todo si tenemos en cuenta el frenazo que ha sufrido el mercado nacional. "Nosotros trabajamos sobre todo con el ministerio de Defensa -señala Antonio Rodríguez-, pero los contratos se han reducido en los dos últimos años y hay que especializarse y buscar nuevas oportunidades en otros mercados".

"Ahora no se puede renunciar a nada"
Lo  mismo opina la directora del departamento intenacional de Eurocom Broadcast, Ana Franco. "Trabajamos con licitaciones continuamente, pero siempre lo habíamos hecho, sobre todo, en el mercado latinoamericano y en el del norte de África. Ahora, tal como están las cosas, no se puede renunciar a nada".

Y es que los contratos europeos ofrecen  una importante ventaja: están a salvo de los vaivenes de la economía. "Lo  bueno que tienen los fondos de las licitaciones públicas europeas es que son fondos que ya están asignados desde hace tiempo. Son contratos que se van a ejecutar seguro y ahora que tenemos esta situación de crisis es más importante para las empresas salir fuera".

Pero Collado advierte: cruzar los Pirineos tampoco garantiza nada. "Esto puede ser un balón de oxígeno y salvar a una empresa en estos momentos delicados, pero también puede suponer la puntilla final -recuerda-. Si  una  empresa no se organiza bien, puede gastar muchos esfuerzos y recursos para no conseguir nada".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios