www.madridiario.es
La Nave 9 de Matadero, de 6.300 metros cuadrados.
Ampliar
La Nave 9 de Matadero, de 6.300 metros cuadrados. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

La Nave 9 de Matadero vuelve a quedarse huérfana

viernes 13 de diciembre de 2019, 12:04h

Una colección importantísima con obras de Damien Hirs, Maurizio Cattelan o Cinfy Sherman; visitas para niños; talleres para familias; y hasta un ‘workshop’. Todo esto iba a convertir a la Nave 9 de Matadero en el epicentro del arte contemporáneo de la capital. Pero el proyecto ha naufragado. En 2017, la exalcaldesa Manuela Carmena presentó junto a su homónima de Turín, Chiara Appendino, un convenio -que recordaba mucho al del caso Ambasz- por el cual el Ayuntamiento cedía a la Fundación Sandretto este jugoso espacio para que se instalase durante los próximos 50 años.

Tras la firma, los italianos tenían como mucho dos años para obtener la licencia de obras de rehabilitación y ejecutarlas, con un presupuesto de siete millones de euros. Sin embargo, cumplidos los plazos no han llevado a cabo su misión. Y la Nave 9 ha vuelto a quedarse huérfana.

Según ha informado el director general de Patrimonio Cultural del Consistorio, Luis Lafuente, la Fundación Sandretto ha rechazado ahora instalarse en ese inmueble al ser demasiado grande. Así se lo trasladó la presidenta del ente, Patrizia Sandretto, en una reunión mantenida este mismo jueves en la que insistió en la idea de realizar el proyecto en Madrid, “una gran capital europea y un puente con América Latina”, pero en otro espacio de menor tamaño.

La coleccionista Patrizia Sandretto, Manuela Carmena y la alcaldesa de Turín, Chiara Appendino, en la firma del convenio para la cesión de la Nave 9 de Matadero. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

“Eran conscientes de que la superficie, de 6.300 metros cuadrados, era muy grande”, ha asegurado Lafuente. En este sentido, en la Comisión de Cultura, ha anunciado que se les ofreció colaboración para encontrar un espacio a su gusto -de 3.500 metros cuadrados- pero que, para ello, se les pidió que realizasen un “programa de necesidades”.

Sin embargo, el director general no ha aclarado qué opciones maneja el Consistorio para la Nave 9, “un espacio complicado”, según confiesan desde el Área que dirige Andrea Levy. Fuentes cercanas a la popular aseguran que están barajando “distintas posibilidades”, aunque no concretan nada más.

Por su parte, la edil socialista que ha llevado la cuestión a la Comisión, Mar Espinar, ha dado una idea: estudiar las necesidades dotacionales de Arganzuela y abrir un concurso de ideas “a todos los niveles” para garantizar la libre concurrencia. En su intervención, Espinar ha sido muy crítica con la cesión a la Fundación, lo que considera “un regalazo”, y ha dejado caer que el Ayuntamiento quiere cederles Prado, 30, el edificio antes okupado por La Ingobernable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios