www.madridiario.es
Una mujer recoge el menú que reparte Telepizza a las familias en situación de vulnerabilidad
Ampliar
Una mujer recoge el menú que reparte Telepizza a las familias en situación de vulnerabilidad (Foto: Chema Barroso)

Madrid responderá al requerimiento del Gobierno aportando los valores nutricionales de los menús de Telepizza

miércoles 06 de mayo de 2020, 08:06h

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Políticas Sociales, responderá al requerimiento del Gobierno central sobre los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes para alumnos beneficiarios de becas comedor aportando sus valores nutricionales, según han indicado a Europa Press fuentes del Ejecutivo regional.

La Vicepresidencia de Derechos Sociales y para la Agenda 2030 ha reclamado a la administración regional que justifique si estos menús que lleva aportando a los menores desde el pasado 18 de marzo son saludables de cara a poder recibir el millón de euros solicitado en el marco de las ayudas extraordinarias habilitadas para sufragar las actuaciones que garanticen el derecho de alimentación de menores en situación de vulnerabilidad.

De una cantidad global de 25 millones para el conjunto de las autonomías, casi 2,5 millones correspondían a Madrid (el 9,8% del total desplegado). Al respecto, fuentes regionales han explicado a Europa Press que se tramitó una solicitud de un millón de euros en concepto de gasto generado por estos menús.

Respecto a la petición formulada al Ejecutivo estatal para sufragar estos menús elaborados por estas cadenas de restauración, fuentes del Gobierno autonómico destacan que la Consejería de Educación abona con recursos propios estas comidas para alumnos beneficiarios de la beca comedor.

Al conocerse esos fondos extraordinarios, explicitan que fue la Consejería de Políticas Sociales la que "ofreció" financiar estos menús con estos recursos habilitados por el Ministerio, que Educación no había solicitado. Por otro lado, otras fuentes regionales apuntan que Educación "acepta" esa cantidad de un millón de euros "y por eso remiten la propuesta a Políticas Sociales".

Al respecto, el departamento que dirige Pablo Iglesias comunica en ese escrito que están procediendo a revisar los proyectos remitidos para su financiación con cargo al crédito extraordinario para ayudas destinadas a garantizar el derecho básico de alimentación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad que se encuentran afectados por el cierre de centros educativos, y "que deben ser aprobados de mutuo acuerdo, según lo previsto en el acuerdo de Consejo de Ministros que formaliza su distribución entre las comunidades autónomas".

En este sentido, advierte de que el proyecto "presentado por la Consejería de Educación madrileña" se refiere al suministro de menús de varias cadenas de comida rápida de lunes a viernes para familias perceptoras de rentas mínimas de inserción con menores que tienen precio reducido de comedor.

"Entendemos que esta opción (que ya no es puntual para un caso de emergencia, sino que es prolongada durante semanas o meses) no resulta la más adecuada desde el punto de vista nutricional y de garantía del derecho a la alimentación y a la salud de los menores y más tratándose de familias vulnerables con dificultades especiales para adquirir alimentos frescos, carne, pescado, fruta, y que en un periodo como el que estamos atravesando tenemos que cuidar especialmente", exhorta el Ejecutivo central.

Pide la revisión del proyecto y justifica la "idoneidad"

Por ello, pide la "revisión" de este proyecto, que la Comunidad de Madrid justifique "la idoneidad y el carácter saludable y equilibrado de los menús ofrecidos" y que, en su caso, valore "la opción de remitir otro proyecto alternativo que garantice de forma más completa la alimentación de estos niños y niñas afectados por el cierre de los comedores escolares, atendiendo a alguna de las modalidades de ayuda que prevé el acuerdo del Consejo de Ministros".

El pasado 18 de marzo la Comunidad de Madrid llegó, con la declaración del estado de alarma, a un acuerdo con estas cadenas de restauración para estos escolares, que tienen precio reducido en los comedores escolares por pertenecer a familias desfavorecidas, que son perceptoras del Renta Mínima de Inserción (RMI).

El reparto de estos menús se puso en marcha para un colectivo de casi 12.000 escolares y después de que, tal y como detalló en su día el Ejecutivo regional, la medida se autorizara por el Ministerio de Sanidad. Al respecto, el consejero de Educación madrileño, Enrique Ossorio, defendió que se desplegaba unos menús "variados" para estos escolares.

La medida ha sido criticada por los grupos políticos de la oposición, así como varios sindicatos y organizaciones sociales. Ayer mismo, la Gasol Fundation (impulsada por los jugadores de baloncesto Pau y Marc Gasol) mostró su preocupación por las "consecuencias negativas que pueden conllevar en la salud de los niños".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios