www.madridiario.es
La construcción no está incluido en los sectores que deben detener su actividad.
Ampliar
La construcción no está incluido en los sectores que deben detener su actividad. (Foto: Chema Barroso)

Madrid presiona para paralizar las obras: cinco denuncias tras una veintena de inspecciones

Ciudadanos pide la paralización de las obras en Madrid

jueves 26 de marzo de 2020, 07:30h

En un escenario como el actual, con el país sumido en el estado de alarma y volcado en frenar la expansión del coronavirus, las obras no se han detenido. Sindicatos, colegios profesionales y autoridades regionales y locales madrileñas coinciden en que suponen un foco de contagio innecesario y reclaman su paralización, a excepción de aquellos trabajos que revistan carácter de urgencia. Sin embargo, el Gobierno nacional ha apostado por intentar “que España no se pare” al permitir que continúe la actividad en sectores como este de la construcción, que además presentaba una fuerte desaceleración en los últimos meses.

El Ayuntamiento de Madrid ha presionado al Ejecutivo estatal para que suspenda la albañilería, dado que por sí mismo no puede ejecutar esta orden, y también ha auspiciado una campaña de inspecciones que ha realizado desde el pasado día 18 de marzo la Policía Municipal. Los agentes han realizado “cerca de una veintena” de revisiones en obras para comprobar si las constructoras han adoptado medidas de protección excepcionales y si se respeta el contacto mínimo entre los profesionales. “De momento, no se ha procedido al cierre de ninguna obra, ya que para eso tienen que darse deficiencias muy graves, pero sí se han establecido 5 denuncias”, han especificado fuentes del área de Seguridad y Emergencias a Madridiario.

Con esta acción, el Consistorio pretende reducir posibles episodios de contagio del Covid-19 entre los operarios y también “con los vecinos de los inmuebles que tienen que soportar esos trabajos”. De hecho, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, apuntó en una entrevista en TVE que ha recibido “muchísimas quejas vecinales por obras que generan cierta inseguridad dada la situación que vivimos”. No obstante, recordó que no tiene capacidad para pararlas “si cumplen con la normativa”.

Moncloa apuesta por “salvaguardar el empleo”

La decisión recae en el equipo que encabeza Pedro Sánchez, que hasta ahora se ha mostrado reticente. La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ligó el pasado lunes la determinación de no limitar el trabajo en ciertos sectores a la voluntad de los agentes sociales. “Nos dicen que la prioridad es proteger a los trabajadores, pero salvaguardado el empleo”, indicó desde La Moncloa antes de añadir que “es clave evitar el cierre de empresas para que, cuando se resuelva la emergencia, no suponga un lastre para recuperar la actividad”.

No comparte esta postura la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha pedido que se estudie “dar una tregua” a las obras que no sean “estrictamente necesarias”. Pedro Garijo, secretario general de Construcciones y Servicios en Madrid de CCOO, acota estas a “infraestructuras críticas” tales como fugas de agua o carreteras. “Las básicas para que el país pueda funcionar”, comenta a este medio. La Alcaldía capitalina también cita estos supuestos y añade el ‘riesgo de colapso en la propia edificación’ como únicas excepciones a la interrupción que proponen.

El Ayuntamiento de Madrid ha enviado al Ejecutivo nacional un informe redactado por Madrid Salud en el que se recoge que el uso frecuente de furgonetas, las labores propias de la zona de obras y el transporte de material impiden mantener las distancias de seguridad e incrementan las posibilidades de nuevas infecciones. La Alcaldía pide que se imite a países como Italia o China, que sí han decretado la reducción de los trabajos de albañilería pero, por el momento, no han obtenido respuesta.

Obra en O'Donnell. (Foto: Chema Barroso)

Sindicatos y colegios profesionales, unidos por la salud de los trabajadores

Asimismo, los sindicatos se han sumado a esta petición. Desde CCOO, reclaman al Ejecutivo nacional que “meta a contratas, subcontratas y empresas de abastecimiento en el Real Decreto” que regula los sectores que no pueden seguir funcionando durante la cuarentena al no tener la consideración de esenciales. Jaime Cedrún, secretario general de este sindicato en Madrid, insisite en que hay que asegurar la salud de los trabajadores. "En la construcción no se pueden garantizar las medidas de prevención. Lo lógico es parar la producción en aquellas infraestructuras que no sean esenciales". Una solicitud que comparte la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, que precisa que “la máxima prioridad ahora es asegurar la salud de los trabajadores”. En la misma línea se muestra el secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reíllo, para quien las obras son ahora mismo un “foco de contagio“. Piden el cese de la actividad no solo en la Comunidad de Madrid, si no también en todo el Estado.

El secretario sectorial de Construcción de UGT FICA, Juan Carlos Barrero, ha asegurado que vigilarán a través de sus delegados y afiliados que en las obras en curso “se evitan las aglomeraciones en los tajos y en las zonas comunes como aseos, vestuarios o comedores” a la par que exigen “la utilización de equipos de protección individual necesarios para trabajar en condiciones seguras”. En caso de que se detecte lo contrario, procederán a presentar la correspondiente denuncia ante la Inspección de Trabajo y darán aviso “automático” a las Fuerzas de Seguridad “para que procedan a la paralización inmediata de las obras”.

Por su parte, el CSCAE (Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España), el CGATE (Consejo General de la Arquitectura Técnica de España) y el CITOP (Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas) han instado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana la suspensión temporal de la construcción alegando “la imperiosa necesidad de contener la propagación masiva del coronavirus”. Las tres entidades -que representan a más de 110.000 profesionales colegiados- han enviado una carta conjunta dirigida al titular de la cartera, José Luis Ábalos, en la que sostienen que esta medida “contribuiría al esfuerzo colectivo por detener la expansión del virus y garantizaría las condiciones de defensa de la salud de todos el personal interviniente en la obra”.

No obstante, el presidente del CSCAE, Lluís Comerón, ha planteado que “se prepare ya una reactivación rápida del sector” y se prevean “formas de recuperar la actividad, si la situación se prolonga y tenemos que convivir con la enfermedad”. En la misma línea se ha pronunciado Alfredo Sanz, presidente del CGATE, quien ha añadido que “una vez asegurada la salud y seguridad de los trabajadores como primer objetivo, tendremos que contemplar la manera de intentar minimizar el impacto en el Producto Interior Bruto (PIB) de esta lamentable situación en la medida de nuestras posibilidades”.

En sintonía con los anteriores, su homólogo en CITOP, Carlos Dueñas, ha expresado que el sector “ya fue duramente castigado por la crisis de 2008” y ha lamentado “el impacto socioeconómico que tendrá en nuestras profesiones”, pero advierte de que lo que más preocupa en la actualidad es “la reducción por todos los medios del coste humano” de la pandemia.

El sector atraviesa dificultades

Sin duda, la magnitud de una crisis económica se mide, entre otros parámetros, en cuánto se resiente el sector de la construcción, siempre sensible a estos altibajos. La paralización generalizada de las obras podría generar “una caída del 14 por ciento del PIB trimestral nacional y del 4,5 por ciento anual”, estima el presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) y de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), Juan Antonio Gómez-Pintado.

Un hecho que ahondaría en la fuerte desaceleración que esta área laboral ha experimentado en los últimos meses. El Banco de España alertó del frenazo en la actividad constructora en septiembre de 2019 y, desde entonces, no se ha remontado la tendencia negativa. La edificación de vivienda nueva presentaba un crecimiento del 12 por ciento a principios de ese año, mientras al final del mismo tan solo alcanzaba el 3 por ciento. Tampoco ayudaron la bajada en la inversión en viviendas no residenciales y en obras pública, esto último a consecuencia del parón por los distintos procesos electorales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Madrid presiona para paralizar las obras: cinco denuncias tras una veintena de inspecciones

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    19823 | Panceta - 26/03/2020 @ 13:03:02 (GMT+1)
    Buenos días, Me parece una forma de actuar muy poco solidaria, la gente que ha aprovechado a hacer reformas en viviendas porque se han ido a sus segundas residencias, o reformas en oficinas que están en edificios de viviendas porque "me viene bien ahora", "o me lo harán rápido", o "me saldrá más barato". Todos los demás estamos en nuestras casas intentando hacer el menor ruido posible para que todos estemos cómodos y algunos "señores" sólo piensan en si mismos. Lo de siempre, se muestra la calidad moral de algunas personas. Por favor, que paren las obras y reformas en Madrid ya, que sólo quede la reparación de averías urgentes. Un saludo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.