www.madridiario.es
Medidas excepcionales ante el colapso en Navacerrada
Ampliar
(Foto: 112 Comunidad de Madrid)

Medidas excepcionales ante el colapso de la M-601 hacia el Puerto de Navacerrada

martes 05 de enero de 2021, 07:34h

Por estas fechas del entonces recién estrenado año 2018, más de 3.000 vehículos soportaron hasta 18 horas atrapados en distintos puntos de la autopista AP-6, vía que transcurre entre Ávila, Segovia y Madrid. La carretera estuvo cerrada totalmente durante horas bajo una intensa nevada que alimentaba los arcenes ya repletos de más de un palmo de polvo blanco.

La vuelta a la capital tras las festividades navideñas, que en aquella ocasión no requirieron de ningún tipo de salvoconducto ni de toque de queda, era la esperado para cualquier madrileño que regrese a casa en una jornada de 'operación retorno': atascos a la entrada. Desprovistos de comida, mantas, combustible suficiente o más de una lista de reproducción de música, lo que encontraron aquel 8 de enero los miles de viajeros fueron casi 80 kilómetros de corte, temperaturas bajo cero y una cola de más dos millares de coches.

Rescatados por efectivos del Ejército español, los afectados pudieron volver a sus casas sin mayor repercusión y, seguramente, esperando no volver a verse en una de esas. Y si bien no ha sido el caso, la realidad es que estos días la carretera de acceso al Puerto de Navacerrada, la M-601, ha presentado estampas que, por lo menos, recuerdan a lo ocurrido hace ya dos años, cuando la normalidad no era nueva.

Aunque no se ha tratado de una 'operación retorno' como tal, lo cierto es que las restricciones de movilidad establecidas por la pandemia del Covid-19 han moldeado el calendario y las actividades de los españoles. Por este motivo, las autoridades madrileñas han llevado a cabo numerosas recomendaciones a lo largo de estos días con el objetivo de que las vías que llevan a la Sierra madrileña, un lugar de escapada para los urbanitas de la capital, no se colapsaran.

Sin embargo, los atascos en la carretera que da acceso al Puerto de Navacerrada han sido numerosos desde el pasado fin de semana, como ya lo fueron el pasado puente de la Inmaculada. Los madrileños no han querido perder la oportunidad de disfrutar de un día de nieve y, junto a la gran afluencia de gente y las bajas temperaturas que se están registrando estos días, se ha provocado una situación "muy complicada" de gestionar en las inmediaciones del puerto. Según apuntan desde Emergencias Madrid a Madridiario, hubo momentos en los que la sensación térmica era de 20 grados bajo cero.

Esta fue la causa precisamente de que el pasado sábado, efectivos del 112 Emergencias Madrid tuvieran que atender a más de 350 personas que se encontraban esperando el autobús de vuelta a Madrid y que estaban sufriendo debido a las bajas temperaturas. Pero el gran volumen de coches que subían a la Sierra impedía a los autobuses, según apuntan desde la Consejería de Transportes a este diario, llegar a la parada en la que tenían que recoger a los visitantes que querían regresar a la capital. Este hecho, unido a que la estación de cercanías de Cotos no está abierta, provocó retenciones kilométricas en la carretera de acceso a la Sierra.

Ante esta situación, y en colaboración con efectivos de Emergencias y de la Guardia Civil, desde la Comunidad de Madrid han reforzado con diez autobuses más la línea que realiza el trayecto a Navacerrada, que actualmente contaba aproximadamente con 25 trayectos de ida y vuelta. Además, y aunque aseguran que el problema nada tiene que ver con los servicios de los autubuses, la Comunidad ha dispuesto buses en la cabecera de la Sierra para facilitar el regreso a Madrid. Estos, por su lado, están regresando a Madrid antes de los horarios programados de vuelta.

La Guardia Civil, por su parte, y para evitar que se repitan estos atascos, ha cortado el acceso a los vehículos en las carreteras cuando los aparcamientos de Cotos y Navacerrada estén completos, una medida que ya han tenido que poner en marcha este lunes a primera hora de la mañana debido a la gran afluencia de personas que ya se encontraban en la estación.

Al no haber sitio en los aparcamientos, según recuerdan desde Emergencias, los coches que seguían subiendo se tenían que detener en los arcenes de la carretera, provocando atascos en la carretera de acceso. Ahora, con la medida de la Guardia Civil, esperan no tener más complicaciones ya que la gente se debe dar la vuelta y regresar a Madrid sin llegar a acceder al Puerto. "Esperemos que estas medidas sean suficientes", afirman fuentes de Emergencias.

En este sentido, el delegado, José Manuel Franco, hizo ayer un llamamiento a los ciudadanos para que no suban a la Sierra y recordó que los aparcamientos a Navacerrada están en la provincia de Segovia, lo que dificulta enormemente la posibilidad de desplazarse", recordando el cierre perimetral de la región hasta la medianoche del miércoles.

Falta de preparación

Otro de los problemas que apuntan desde la sala de Emergencias de la Comunidad es que los visitantes acuden a la montaña sin estar lo suficientemente preparados. Por ello, desde la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid recuerdan que para acudir a la Sierra es necesario ir convenientemente equipado con ropa de abrigo e impermeable, botas de montaña, guantes, agua y alimentos.

"Acudan a la Sierra solo si cumplen las medidas básicas de precaución", se puede escuchar a través de la megafonía del intercambiador de Moncloa, de donde sale el autobús a Navacerrada. Y es que suele ser habitual el rescate de emergencia de aficionados a la montaña que, si bien en ocasiones no cuentan con la información suficiente de las rutas y recorridos, así como el acceso a los mismos, tampoco cuentan con material de avituallamiento ni ropa adecudada para este tipo de actividades, lo que ha provocado en más de una ocasión requerimientos profesionales de auxilio y rescate.

Las autoridades reiteran cada año que, en especial si se trata de excursiones de carácter familiar y con menores de edad, que la preparación técnica y el material es imprescindible antes de aventurarse a la montaña, más en temporada invernal. Tal y como aconsejan desde la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), a la hora de salir a hacer una excursión o ruta por la sierra, es necesario: escoger un itinerario adecuado y conocido; equiparse correctamente; consultar el tiempo y las condiciones climáticas en la zona que se va a visitar; conocer los límites de cada uno de los excursionistas para no tratar de abarcar actividades que se salen de la preparación física de cada uno; y, por último, avisar a un familiar o allegado de adónde se va y un horario aproximado.

Todas estas medidas estarán en vigor hasta el próximo 10 de enero, aunque desde Emergencias 112 Comunidad de Madrid recuerdan que el día 7 se prevén nevadas importantes en toda la región y en la capital, por lo que piden, una vez más, evitar los desplazamientos a la Sierra para evitar atascos y situaciones de peligro en la M-601.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios