www.madridiario.es
Imagen de la obra teatral La tristura.
Ampliar
Imagen de la obra teatral La tristura. (Foto: Antonio Castro)

La tristura: historias entre cajas

miércoles 01 de julio de 2020, 13:21h

Resulta un tanto extraño volver al teatro y someterse a todo el ritual higiénico sanitario que se exige ahora para ver un espectáculo. Se pierde la espontaneidad, el placer de sentarse en una butaca a ver qué nos echan… pero es una forma de intentar volver a abrir los teatros y que los profesionales se reencuentren con el público.

Los teatros del Canal han sido los primeros en Madrid y tras el festival de danza, programan ahora La tristura: renacimiento, un montaje que debía haberse estrenado el pasado mes de abril. El obligado retraso les ha servido para introducir referencias puntuales a la situación que vivimos.

En Renacimiento cuentan historias de jóvenes a través de distintos momentos de nuestra historia reciente tras la muerte de Franco. No son grandes tragedias o acontecimientos, sino los problemas individuales que les acechan en cada una de las etapas. Y lo cuentan desde dentro del teatro. Empieza la función con el final de un Ricardo III y los saludos de toda la compañía. A partir de ahí comienza el desmontaje del escenario y el diseño de nuevos efectos técnicos para el siguiente espectáculo. Entre esas labores, que el público nunca ve, los técnicos se hacen confesiones, cuentan sus sueños o plantean unas reivindicaciones laborales. Son conversaciones entre cajas (se llama caja a cada pasillo entre los decorados de un escenario) o entre bastidores.

El proceso de desmontaje está dirigido por Mundo Prieto, un todo terreno de los escenarios que lo mismo da vida al protagonista en la escena que enseña a sus técnicos a doblar con mimo las patas y telones de la escenografía. Algo que Mundo ha hecho realmente cientos de veces. Además de comprobar el grado de desencanto o satisfacción de los protagonistas, el espectador puede aprender cómo se prepara un escenario y la cantidad de profesionales que intervienen para que pueda levantarse un telón.

Esta nueva propuesta de La Tristura cuenta con el núcleo interpretativo de Roberto Baldinelli, Alván Prado, Emilio Rivas, Marcos Úbeda y el citado Mundo. Alrededor de ellos, actuando junto a ellos, aparecen hasta veinte ‘invitados’ que conforman la gran familia teatral delante y detrás del telón. La dirección técnica es de Cristina Bolívar.

La Tristura es una compañía teatral madrileña fundada en 2004 por Itsaso Arana, Violeta Gil y Celso Jiménez. En estos últimos años han estrenado montajes como Future lovers, Actos de juventud o El sur de Europa.

La tristura: renacimiento, está en la sala verde de teatros del Canal hasta el 12 de julio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios