www.madridiario.es
La Fiscalía investiga si hay delito de odio en los anuncios electorales de Vox
(Foto: Podemos)

La Fiscalía investiga si hay delito de odio en los anuncios electorales de Vox

martes 20 de abril de 2021, 17:13h

La Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias de oficio para determinar si los carteles electorales que Vox está utilizando en la campaña en Madrid son constitutivos de un delito de odio. Uno de los carteles más polémicos es el que han instalado en la estación de Cercanías de Sol. En él aparecen una anciana y un supuesto 'mena' y se compara lo que percibe la primera como pensión y lo que se gasta la Administración en cada menor extranjero no acompañado que tutela.

Concretamente, el anuncio coloca a la izquierda la imagen de una persona mayor añadiendo la frase "Tu abuela, 426 euros de pensión/mes" y a la derecha la de un joven con una capucha negra, una braga tapándole la boca y los ojos difuminados con el lema "Un mena, 4.500 euros al mes". Detrás se ve una imagen panorámica de Madrid y se inscribe el eslogan de Vox "Protege Madrid. Vota seguro".

Más Madrid ha interpuesto una denuncia contra Vox en la Fiscalía Provincial por posible delito de odio en estos carteles dirigida contra los menores no acompañados. En la denuncia interpuesta argumentan que el discurso de odio "consiste en fomentar, promover o incitar, directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, por motivos racistas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación personal, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional".

"Desgraciadamente aún tenemos que presenciar este tipo de conductas presuntamente delictivas que, motivadas por el odio y la intolerancia, limitan la dignidad y ponen en riesgo la libertad y el desarrollo de las personas en igualdad de condiciones y oportunidades", han añadido en la denuncia.

Como denunciantes entienden que sería de aplicación el agravante previsto por el artículo 510.3 del Código Penal, que establece que las penas previstas se impondrán en su mitad superior cuando los hechos se hubieran llevado a cabo a través de un medio de comunicación social, por medio de Internet o mediante el uso de tecnologías de la información, de modo que se hiciera accesible a un elevado número de personas.

A lo que añaden el agravante de que "detrás del señalamiento a una categoría 'administrativa' se esconde una criminalización a un conjunto especialmente vulnerable pues se trata de menores de edad cuyo origen es extranjero y que en España no disponen de sus tutores legales, por lo que se hace más imperativo que exista una protección reforzada para evitar lo que el tipo penal busca proteger".

La candidatura de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid también ha anunciado que denunciará la propaganda de Vox, en este caso ante la Junta Electoral. "Esto solo tiene un nombre: fascismo. No podemos permitir que estos criminales gobiernen en Madrid. Vamos a denunciar su propaganda nazi a la Junta Electoral. El 4 de mayo nos lo jugamos todo. Hay que plantar cara. Que nadie se quede en casa. #QueHableLaMayoria", ha escrito el cabeza de lista de Unidas Podemos en su cuenta de Twitter.

Junto a la imagen del cartel de Vox le añade otra del famoso cartel de propaganda antisemita de la Alemania nazi de 1940 en el que aparece un dedo apuntando a un banquero masculino estereotipado, gordo y con un bombín, y judío porque lleva puesta una estrella de David. Le acompaña en alemán el lema racista "Der Ist Shuld am Kriege!", que en español se traduce como "la guerra es su culpa".

Desde el PSOE, el número dos de su lista, Hanna Jalloul, ha tachado de "auténtica vergüenza" los carteles que "criminalizan" a los menores. "¿Eso es lo que queremos para Madrid? No puede ser la única región gobernada por la ultraderecha de Vox que es un partido xenófobo, antifeminista y que hace apología del franquismo e insulta a los menas", ha lanzado.

Petición de firmas para su retirada

Un colectivo del Tercer Sector ha lanzado una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para pedirle a la Junta Electoral que retire los carteles electorales de Vox en las instalaciones de la estación de Cercanías de Sol contra los menores extranjeros no acompañados. Hasta el momento la campaña ha conseguido la firma de más de 6.500 personas.

Los responsables de la iniciativa aluden a que la cifra que da Vox es "absolutamente falsa" y añade que "como trabajadores, educadores, integradores sociales, animadores socioculturales, monitores y coordinadores de ocio y tiempo libre y todos los y las profesionales que participan del sector de la intervención social no podemos permitir la publicidad y difusión de estos discursos de odio, que solo generan violencias contra los menores migrantes, a los que deberíamos proteger y acoger desde la red de servicios sociales públicos", han trasladado en su petición.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado que se va a ocupar de intentar retirar de la estación de Cercanías de Renfe de la Puerta del Sol los carteles que ha colgado Vox porque "hay razones para hacerlo". Además, ha acusado al partido de Santiago Abascal de estar provocando un "deterioro de la convivencia".

La respuesta a Ábalos no ha tardado en llegar por parte del presidente de Vox, Santiago Abascal, quien al final de un acto de campaña en Hortaleza ha sugerido al ministro "que vaya y que los quite, que le hace falta un poco de ejercicio".

Por su parte Renfe ha afirmado que, en el caso de que la Junta Electoral u otro organismo competente determine que la campaña de Vox para las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo es contraria al derecho o incurre en delito solicitará "la inmediata retirada de la campaña" de sus estaciones de Cercanías.

La compañía ha explicado que la gestión de los espacios publicitarios de las estaciones de Cercanías está adjudicada por concurso público desde febrero de 2015 a la empresa Exterior Plus, que gestiona y administra "íntegramente" los contenidos publicitarios de sus clientes. De este modo, la operadora se considera "ajena a la contratación de la mencionada campaña por parte de Vox".

"Desde 2015, todos los partidos políticos legales se han anunciado, en época de campaña electoral, en estos espacios publicitarios de las estaciones de Cercanías", sostiene Renfe, que ha afirmado defender "la convivencia democrática y lamenta y rechaza toda manifestación contraria a los valores constitucionales, la integración social, y cualquier tipo de mensajes que alienten el odio al diferente", señala en su comunicado.

Asimismo, Renfe ha recordado que tiene capacidad de veto en el caso de campañas que tengan como contenido actividades explícitamente prohibidas por Ley o nocivas para la salud y reconocidas como tales por las autoridades, como pueden ser la promoción del tabaco, el alcohol o el juego.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

8 comentarios