www.madridiario.es
Colas en el Centro de Salud de Villa de Vallecas
Ampliar
Colas en el Centro de Salud de Villa de Vallecas (Foto: AV PAU Villa de Vallecas)

Indignación vecinal en Vallecas por la exclusión de sus reivindicaciones en los Presupuestos regionales

Por Fernando Rodríguez
lunes 10 de enero de 2022, 07:44h

Servicios públicos acordes a las necesidades de un barrio en permanente crecimiento. Es lo que llevan años reclamando los vecinos del Ensanche de Vallecas ante el incesante incremento de la población que ha experimentado la zona en los últimos tiempos.

Aunque el barrio se constituye administrativamente en mayo de 2017, motivo por el cual no se dispone de cifras oficiales con anterioridad, se puede realizar una estimación de la explosión demográfica en base al número de habitantes que ha perdido su aledaño, el Casco Histórico de Vallecas, más de 30.000 entre 2013 y 2018. Así, de acuerdo con los datos aportados por los vecinos, el volumen de población en el Ensanche supera en la actualidad los 50.000 habitantes.

Entre las exigencias vecinales destacan la construcción de un segundo instituto público y de un segundo centro de salud. Sin embargo, el Gobierno regional, presidido por Isabel Díaz Ayuso, ha “desoído” una vez más sus peticiones al aprobar recientemente los Presupuestos regionales junto a Vox, desestimando así las enmiendas presentadas por el PSOE-M y que incluían la construcción de tales infraestructuras.

"No es normal que solo tengamos un instituto público"

“No es lógico que siendo ya más de 51.000 habitantes en el barrio solo dispongamos de un instituto de titularidad pública, el IES María Rodrigo, y un único centro de salud que, tal y como está ocurriendo en el resto de Madrid, está completamente colapsado”, lamenta la portavoz de la Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas, Rosi Pérez, ante lo que considera “dejadez por parte de las instituciones”.

En paralelo al crecimiento demográfico de la zona, el número de estudiantes del Ensanche que alcanza la etapa de educación secundaria ha ido aumentando exponencialmente en la última década. Tanto es así que el IES María Rodrigo acoge ya hasta nueve grupos diferentes en primero de la ESO. En suma, unos 270 nuevos alumnos se incorporan al centro cada año. Una tendencia que, lejos de reducirse, continuará al alza en las próximas temporadas.

"La calidad de la educación se resiente"

De acuerdo con los vecinos, el curso 2022-2023 arrancaría el mes de septiembre con hasta 11 clases de primero. Algo para lo que el centro “no está preparado a nivel de infraestructuras”. Con el objetivo de dar cabida a todo el alumnado, actualmente se están ya adaptando espacios para la docencia que, en origen, no estaban destinados a tal fin. “Nos dicen que van a hacer una ampliación de aulas y ya está. Da la sensación de que no se plantean construir uno nuevo ni a medio ni a largo plazo. Todas estas deficiencias acaban por repercutir en la calidad de la educación que reciben nuestros hijos e hijas”, explican.

Desde la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid no comparten el punto de vista de la AV PAU Ensanche de Vallecas y niegan la necesidad de nuevas infraestructuras para cubrir las necesidades de escolarización en la zona. No obstante, matizan, “la construcción de ese segundo instituto está dentro de la planificación de centros realizada por la Dirección General de Infraestructuras de la Consejería, aunque no se trata de una obra que se vaya a acometer a corto plazo. En el presupuesto se contempla, además, la construcción de dos colegios y la ampliación del IES María Rodrigo”.

"Tardamos más de 15 días en conseguir una cita"

Algo similar ocurre con el Centro de Salud Ensanche de Vallecas, que atiende además a parte del casco histórico de Villa de Vallecas y a toda la Cañada Real. “Es una aberración. El centro sufre una presión asistencial brutal. Cada mañana hay colas que dan la vuelta al edificio. Los vecinos tardamos entre 15 y 20 días en conseguir una cita, ya sea presencial o por teléfono. Aunque es cierto que recientemente incorporaron a un par de médicos más, no es suficiente. Continúa habiendo muy pocos profesionales parta tanta gente. Si en otros puntos de la capital ya están saturados, aquí la necesidad se multiplica por 20”, relata Pérez con preocupación.

Para más inri, tanto el IES María Rodrigo como el Centro de Salud Ensanche de Vallecas se ubican en una esquina del barrio. Una localización que los vecinos consideran “mal comunicada” y que, en muchos casos obliga a la utilización de varios medios de transporte público para acceder. “Algunos vecinos se ven obligados a coger el Metro, recorrer varias estaciones y después caminar un buen rato para llegar. Es un despropósito. Sobre todo para aquellos niños de 12 o 13 años que van solos al instituto”, apostillan.

Todo ello conduce a que los habitantes del Ensanche se sientan “ninguneados”. “Somos un barrio que no les interesa”, concluyen. Esta “falta de consideración” se traduce en la constitución de diversas plataformas vecinales en defensa de la educación y la sanidad públicas, tales como la Agrupación Ciudadana por la Educación Pública de Villa de Vallecas o la Plataforma por la Sanidad Pública de Villa de Vallecas, compuestas por numerosos colectivos y asociaciones que anuncian movilizaciones próximamente.

Otros servicios

Lo cierto es que la necesidad de un nuevo instituto y centro de salud no son las únicas “tareas pendientes” por parte de las instituciones madrileñas en el Ensanche. Entre otras reivindicaciones históricas se encuentran la construcción de un paso subterráneo que permita acceder directamente al Hospital Infanta Leonor, una biblioteca, un centro cultural y la puesta en marcha del Centro Deportivo Municipal Juan de Dios Román.

"Solo pedimos no dar rodeos sin sentido"

“Desde que el Hospital Infanta Leonor se inaugurase en el año 2007, venimos pidiendo un nuevo acceso. Simplemente se trata de habilitar un paso subterráneo bajo la vía que permita a los habitantes de Villa de Vallecas acceder al centro sin necesidad de rodear y recorrer kilómetros sin sentido. Se supone que está proyectado, sin embargo, ha vuelto a no incluirse en los presupuestos de este año”, expone Pérez.

La cuestión de la biblioteca y el centro cultural también viene de lejos. Ambos proyectos se pusieron en marcha en el año 2018, cuando aún regía el Consistorio el equipo de gobierno de Manuela Carmena. En aquel entonces se cedió una parcela municipal para su construcción, e incluso se puso en marcha un proceso de participación ciudadana para el diseño de las instalaciones. Sin embargo, aún no se ha ejecutado. Desde el Gobierno municipal aseguran, no obstante, que tales actuaciones se encuentran recogidas en el actual Plan de Equipamientos para el periodo comprendido entre 2019 y 2027.

En cuanto al Centro Deportivo Juan de Dios Román, otra de las reivindicaciones desde hace más de 15 años, llama la atención del vecindario que aún no haya dado comienzo a su actividad y ni siquiera se haya inaugurado a pesar de que las obras concluyesen el pasado mes de agosto. Ante las quejas y el descontento de los vecinos, fuentes del Ayuntamiento con las que ha podido hablar Madridiario aseguran que “el centro acaba de ser adscrito al distrito, que es el encargado de equiparlo y que trabaja ya para poder abrir las instalaciones lo antes posible”.

Asimismo, tal y como informan desde el Consistorio, en el distrito están contempladas otras ejecuciones, como la construcción de un Centro de Servicios Sociales y Alzheimer, que ya se encuentra en su recta final, una escuela infantil, una base operativa de SAMUR-PC, una Casa de las Familias, un Parque de Bomberos y la constitución de una nueva Unidad Integral de Distrito (UID) de Policía Municipal. De esta forma, Villa de Vallecas pasaría a liderar el ranking de los distritos de la capital en el que más equipamientos se prevén para los próximos años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

11 comentarios