www.madridiario.es
La nueva plazuela de la Cebada hoy.
Ampliar
La nueva plazuela de la Cebada hoy. (Foto: Antonio Castro)

Las fuentes de la plaza de la Cebada

lunes 11 de noviembre de 2019, 14:24h

La finalización de los trabajos de remodelación del eje Tirso de Molina-San Francisco el Grande nos permite mostrar la nueva ubicación de la fuente que, hasta hace unos meses estaba en el cruce de las calles Toledo y Maldonadas.

La fuente es el elemento principal de la nueva plazuela que se ha habilitado en el triángulo entre las calles de Toledo, San Millán y Maldonadas, junto a una de las entradas del metro. Se ha trasladado la parada de taxis que había allí, se han plantado árboles y se han instalado bancos. Con el desplazamiento de la fuente, que esta mañana ha comenzado a manar, también ha desaparecido la posibilidad de efectuar algunos giros del tráfico.

Esta fuente de hierro, que llevaba allí veinte años, desde 1999, imita un modelo que fue muy popular en la segunda mitad del siglo XIX. No olvidemos que el Canal de Isabel II se inauguró en 1858 y que, hasta entonces, los vecinos se surtían de agua en las fuentes públicas y en los llamados viajes del agua.

En el museo de la Historia de Madrid se conservan cuatro fotos datadas en el año 1864 en las que se ve claramente este modelo de fuente de hierro en la plaza del Progreso (hoy Tirso de Molina), casi en la esquina del arranque de Magdalena, en la plaza de la Encarnación; en la plazuela de las Capuchinas (Hoy Conde de Toreno) y en el Pretil de los Consejos. Es una fuente robusta con los ocho grifos dispuestos en círculo, sostenidos por un vástago central rematado con una piña. Se entiende viéndolas que eran fuentes para el uso cotidiano, lejos de la monumentalidad de otras ornamentales que salpican la geografía urbana.

Hasta 1840 existió en la plaza de la Cebada una fuente monumental conocida como de la Abundancia proyectada en el siglo XVII (1624) por Juan Gómez de Mora. En los grabados de esta zona a lo largo de dos siglos, siempre aparece esta fuente rematada por la escultura de una mujer portando un niño. Más tarde existió otra más modesta, con cuerpo y vaso de piedra y con cuatro grifos.

En los últimos meses el ayuntamiento ha mejorado la urbanización entre la plaza de Tirso de Molina y la basílica de San Francisco el Grande. Las obras han consistido, sobre todo, en la ampliación de las aceras, suprimiendo plazas de aparcamiento, con renovación del pavimento, instalación de bancos a lo largo de todo el eje y plantación de nuevos árboles. En la nueva plazuela, además de la fuente ornamental, con agua no potable, se ha instalado otra más sencilla de la que sí pueden beber los paseantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Las fuentes de la plaza de la Cebada

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    16554 | Mariano - 12/11/2019 @ 00:28:26 (GMT+1)
    La fuente de la Abundanci aera muy bella. Quizá se podría estudiar recuperarla.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.