www.madridiario.es
Soto de las Juntas, en Rivas
Soto de las Juntas, en Rivas (Foto: Ecologistas en Acción)

Colectivos ecologistas denuncian el pésimo estado de los humedales del Parque Regional del Sureste

domingo 24 de enero de 2021, 08:48h

Las lagunas del Parque Regional del Sureste –espacio natural protegido Red Natura 2000–, de gran importancia en la región, se encuentran amenazadas desde hace años por la degradación de la calidad de sus aguas. Una de ellas es la laguna Soto de las Juntas, en Rivas-Vaciamadrid. Desde el inicio del invierno, numerosos paseantes han denunciado el mal olor que desprende la laguna, el color del agua y la ausencia de fauna en la zona.

¿El problema?: la proliferación de algas. “No se trata de un episodio aislado, es un fenómeno recurrente en los humedales del Parque Regional del Sureste que en ocasiones provoca una alta mortandad de peces”, denuncian los colectivos ecologistas Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y Jarama Vivo.

La eutrofización, causante del problema

Antonio Martínez, portavoz de la Asociación Ecologista del Jarama El Soto, explica a Madridiario qué es la eutrofización, proceso que provoca que esta laguna y otras del Parque Regional del Sureste sufran estos problemas.

“Los fenómenos de eutrofización se producen por exceso de materia orgánica. Los nutrientes pueden proceder de varias fuentes: por el empleo durante décadas de fertilizantes agrícolas que han contaminado las tierras, por filtraciones de aguas fecales procedentes de depuradoras, e influye incluso la caída anual de la vegetación periférica del humedal. Es un origen diverso pero creciente”, señala.

La proliferación de estas algas trae consigo las consecuencias ya mencionadas: mal olor, un oscurecimiento del agua y la desaparición de la fauna de la zona, además de la muerte de numerosos ejemplares de peces.

Peces muertos en el Picón de los Conejos, en Velilla de San Antonio (Foto: Asociación Ecologista del Jarama El Soto)

“El exceso de nutrientes en el agua es paulatino, por concentración. Se detecta también por el exceso de fósforo y nitratos en las analíticas del agua. La multiplicación de algas no es uniforme y estable a lo largo del año, puede dispararse por fenómenos climatológicos, incluso por fuerte viento que remueva los fondos de las lagunas donde se acumulan algas”, añade.

Solución “sencilla y barata”

Tanto estos grupos ecologistas como los ayuntamientos de la zona e incluso la Universidad de Alcalá de Henares han exigido durante una década a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid que actúe en estos humedales.

“Desde hace tiempo se le viene exigiendo a la Consejería de Medio Ambiente que elabore un plan para minimizar la degradación paulatina de estas reservas ecológicas tan visitadas por los ciudadanos. En muchas de ellas la solución, al menos provisional, es sencilla y barata: se trataría de derivar pequeños caudales de los cercanos ríos para renovar la masa de agua. Evitar su aparición es más difícil por la contaminación difusa que causa el problema”, comenta Martínez.

“La Consejería de Medio Ambiente debería elaborar ese plan de actuación urgente, en el que se incluyera alguna medida de control y reducción de fitosanitarios empleados en la agricultura, mejorar los componentes orgánicos en los efluentes de las EDAR, renovar las aguas, incluso en algunos casos extremos oxigenarlas artificialmente”, agrega.

Incide en que hasta el propio Plan de Actuación de Humedales Catalogados de la Comunidad de Madrid advierte de la situación crítica de estas lagunas. “La Consejería de Medio Ambiente no responde a los requerimientos de intervenir o aplicar propuestas concretas, se limita a retirar los peces muertos de los humedales”, critica.

Un plazo de ejecución de diez años

La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha indicado a Madridiario que este plan de actuación, aprobado el pasado mes de abril, cuenta con un presupuesto de 11 millones de euros y un plazo de ejecución de diez años.

Aseguran que dentro de él se encuentran las actuaciones para el Soto de las Juntas, que pasan por la mejora de la calidad físico-química y biológica del agua, de la morfología de la cubeta y de las riberas de la laguna, así como de la cubierta vegetal, del hábitat de la flora y la fauna para aumentar las zonas de cría y mejora de los equipamientos de uso público del área para compatibilizar su uso con el cuidado del entorno.

Asimismo, en cuanto al estado hídrico y ecológico, se llevará a cabo un estudio hidrogeológico y limnológico completo, así como un seguimiento anual del estado ecológico del humedal y de la naturalización de la laguna, de la ribera y de la avifauna.

Soto de las Juntas (Foto: Asociación Ecologista del Jarama El Soto)

“Hasta la fecha, en este humedal técnicos de la dirección general de Biodiversidad y Recursos Naturales han realizado labores de mantenimiento, protección y mejora con la realización de varias limpiezas, así como de la plantación de diferentes especies arbóreas autóctonas. Además, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad colabora con los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid y la Guardia Civil para vigilar y denunciar cualquier infracción que pueda cometerse en el Parque Regional”, inciden desde Medio Ambiente.

“De no tomarse medidas urgentes estamos abocados no solo a un desastre ambiental que empobrecerá aún más el valor ecológico de los principales ecosistemas de este espacio protegido; aumentarán los problemas sanitarios provocados por el mal olor y los miles de peces que seguirán muriendo todos los años”, sentencia el portavoz de Jarama El Soto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios