www.madridiario.es
'Todas las feministas de mi generación hemos visto a este lugar como una referencia, fue la primera institución pública dedicada a la Igualdad y lo que queremos es que vuelva a convertirse en esa referencia'
Ampliar
"Todas las feministas de mi generación hemos visto a este lugar como una referencia, fue la primera institución pública dedicada a la Igualdad y lo que queremos es que vuelva a convertirse en esa referencia" (Foto: Chema Barroso)

Beatriz Gimeno: “El feminismo, como el resto de políticas sociales, en la Comunidad de Madrid está mal"

lunes 02 de marzo de 2020, 07:35h

Beatriz Gimeno Reinoso (Madrid, 1962) dejó hace pocas semanas su sillón como diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid para hacerse cargo de la dirección del Instituto de la Mujer tras ser llamada por la actual ministra de Igualdad, Irene Montero.

Como ya demostrara como parlamentaria madrileña, Gimeno posee fortaleza y seguridad, más cuando habla de los objetivos marcados para la nueva etapa de la institución: ninguna mujer puede quedar fuera de la lucha por la igualdad, ni las de la España vaciada ni tampoco las que parece que pisan el “suelo pegajoso”. Es consciente de lo difícil que va a ser asumir y gestionar las reivindicaciones del feminismo en las instituciones, pero asegura que desde el Ministerio y el Instituto siempre mostrarán “absoluto respeto y apoyo” al movimiento, del que forma parte desde los años 70.

Beatriz Gimeno se reúne con motivo de la cercana celebración del 8M con Madridiario es su despacho de la madrileña calle Alcalá para hablar de feminismo, de políticas sociales y de Madrid, su ciudad.

Pregunta: ¿Cómo se ha encontrado el Instituto de la Mujer?

Respuesta: Me lo he encontrado muy falto de recursos y de personal, pero aún así con un equipo de personas muy motivado y que además creo que siente orgullo de estar en el Instituto de la Mujer. Pero la verdad es que el Instituto está un poco abandonado, sobre todo con respecto a lo que fue hace tiempo, se nota que se han hecho muchos recortes de recursos.

P: ¿Y qué piensa hacer desde su nueva posición?

R: Mi idea y la de la ministra es impulsarlo de nuevo. Todas las feministas de mi generación hemos visto este lugar como una referencia, fue la primera institución pública dedicada a la igualdad y lo que queremos es que vuelva a convertirse en esa referencia. De hecho, Irene Montero me llamó para eso y yo lo asumo completamente porque, como digo, también para mí fue una referencia.

P: ¿Qué medidas van a tomar para ello a corto plazo?

R: Hay que aumentar los recursos, tanto presupuestarios como en temas de personal, porque además el Ministerio de Igualdad está un poco discriminado en lo que a los salarios específicos o complementarios se refiere si los comparamos con los de otros ministerios. Parece que en cuestiones económicas las cosas siempre caen mal del lado de la igualdad.

Por otro lado queremos reorientar las políticas y el trabajo que se hace, queremos volcarlo mucho del lado del conocimiento, de la Universidad. Queremos que se hagan actos públicos como debates, charlas o conferencias y que tengan una visibilidad mucho mayor de la que tienen ahora.

Y sobre todo queremos ofrecer más servicios a la ciudadanía. Una idea que siempre hemos manejado es la de ofrecer servicios también a la España vaciada: hay muchas mujeres que no tienen cerca un organismo de igualdad y queremos que puedan acceder al Instituto por teléfono, vía web o como sea. Queremos que tengan acceso a información buena, fidedigna y completa.

P: ¿Hay mucha diferencia entre el feminismo de su generación, el que tenía al Instituto de la Mujer como referente, y el que hoy prima en la sociedad?

R: No es una diferencia muy tajante, pero creo que cada generación tiene su afán. Es cierto que las feministas de mi edad hemos podido ver cómo emergía el feminismo en España durante la Transición, con unas determinadas cuestiones y debates en primer plano; hemos sido testigos de un segundo periodo en el que el feminismo no desapareció, pero que sí tuvo menos visibilidad; y desde hace unos años hemos visto una nueva y masiva emergencia del feminismo, y las mujeres jóvenes que se han sumado al movimiento tienen otras preocupaciones y otros problemas. El mundo ha cambiado, la sociedad también y por tanto el feminismo también lo ha hecho.

P: ¿Y esa primera ola del feminismo cómo se imaginaba al movimiento de ahora?

R: Creo que no nos imaginábamos que el feminismo fuera a explotar en los medios, en las agendas políticas y que se convirtiera en un movimiento tan masivo. Y eso es una alegría.

P: Es cierto que el feminismo ahora mismo es un movimiento muy masivo pero, ¿es real?

R: Sí. Que no tenga una plasmación inmediata en las leyes hace que parezca lo contrario, pero es que las leyes y los partidos llevan otros ritmos que no son siempre los de las reivindicaciones. Por otro lado, todo lo que piden mujeres y jóvenes a veces no es fácil de asumir a nivel cultural, y eso frena. Hay muchas resistencias tanto institucionales, como políticas y culturales.

Pero en cualquier caso, es real que hay muchas más mujeres en el feminismo, que las jóvenes han entrado al movimiento y que hay muchas personas que se identifican como feministas, algo que hace diez años no hubiéramos imaginado porque el feminismo estaba mal visto o no se entendía. Se puede decir que es real, pero que no es exacto.

P: ¿Y cuáles son las reivindicaciones que no se han conseguido aún y que parecen más urgentes?

R: Aparte de las más comunes, como todo lo que tiene que ver con las violencias sexuales, yo creo que hay una reivindicación de que se produzca un cambio cultural, político y social que valore lo que somos las mujeres y el trabajo que hemos venido haciendo históricamente porque sí, porque éramos mujeres y teníamos que hacerlo tanto en nuestras familias como en la sociedad. Queremos que eso se valore y que adquiera la importancia social que merece, que la sociedad lo asuma como una parte imprescindible del cambio social.

Es que cuidar a las personas y poner a la vida en el centro de la política es necesario para que la sociedad no se desmorone y las mujeres lo venimos haciendo desde hace años de manera gratuita y a costa de nuestra igualdad, nuestras vocaciones o nuestras pensiones. Y en el fondo eso es romper con las políticas neoliberales que impiden que todo esto sea asumido por la sociedad en su conjunto y no por quien pueda permitírselo. Solo así las mujeres podremos ser iguales que los hombres.

P: Pues partimos de que en la Asamblea de Madrid previsiblemente no se va a leer una Declaración Institucional con motivo del 8M…

R: Lo mismo que en el Congreso de los Diputados o en cualquier Parlamento autonómico en el que esté presente Vox. Es que la enorme emergencia del movimiento feminista también ha generado es una reacción de gente que no es capaz de incorporarse a ella, y ahí hay un caladero de rabia y de gente que Vox quiere explotar.

Pero creo que es una reacción global, que está pasando en todo el mundo y que además no tiene que ver solo con el feminismo y con la política, sino con las demandas del conjunto de la sociedad. Pablo Iglesias tiene razón cuando dice que “la mejor vacuna contra la extrema derecha es la seguridad”, porque cuando las personas se sienten inseguras la gente reacciona con rabia y de eso se intenta alimentar la extrema derecha.

Por eso creo que lo mejor es hacer políticas sociales y ayudar a reconstruir el estado del bienestar, porque además cuando se privatiza y se deja a la gente sin recursos las mujeres son las primeras en salir perdiendo.

P: ¿Es esto lo que pasa en la región madrileña?

R: El feminismo, como el resto de políticas sociales, en la Comunidad de Madrid está mal. Madrid es la comunidad más desigual de España, siendo además la más rica, y podría permitirse tener unos servicios públicos de calidad, pero es todo lo contrario. Esto tiene que ver con que llevamos muchos años de Gobierno popular, corrupto, y eso es algo que dicen los jueces. Han robado muchos años de lo público y por eso tenemos unos servicios públicos muy malos.

Y lo mismo pasa con el feminismo. En Madrid hay una bolsa de pobreza invisible muy importante y que en su mayoría está compuesta por familias de mujeres con hijos o hijas que están solas. El Partido Popular se ha negado a abordarlo, como sucede con el acoso que sufren las mujeres a la entrada de las clínicas de interrupción del embarazo... incluso Isabel Díaz Ayuso da alas a este sector.

P: ¿Cómo van a gestionar las demandas feministas desde el Instituto y el Ministerio?

R: Desde Podemos siempre hemos proclamado sobre el movimiento feminista absoluto respeto, sabiendo que una cosa es el movimiento de las calles -que como cualquier otro movimiento social tiene que pedir, tiene que empujar, que criticar- y otra cosa son las instituciones. Desde que llegamos a ellas sabemos que tenemos el respeto absoluto hacia el movimiento y le daremos siempre apoyo en todo lo que podamos.

Nos importa especialmente todo lo que tiene que ver con el feminismo y la redistribución. Pensamos que el feminismo tiene que referirse también al “suelo pegajoso”, ese que pisan aquellas mujeres que parece que no entran nunca dentro de las reivindicaciones del feminismo: trabajadoras domésticas, cuidadoras de ayuda a domicilio y domésticas, las 'kellys', mujeres que no han entrado nunca dentro de las reivindicaciones feministas porque parecen reivindicaciones laborales, pero no lo son. Estas mujeres tienen las condiciones de trabajo que tienen porque son mujeres y desde el Ministerio queremos introducir a estas mujeres que han quedado fuera del feminismo.

Queremos hablar de redistribución de la riqueza, porque cómo se redistribuye la riqueza es un tema feminista ya que las mujeres son más pobres que los hombres. Tenemos que hablar de cómo se redistribuye el tiempo, de los ciudadanos, de la conciliación, la desigualdad retributiva...

P: ¿Y cómo van a abordar el tema de la prostitución?

R: En principio vamos a sacar una Ley de Trata y contra la Explotación sexual, y por ahora es lo que podemos decir. El movimiento feminista afronta un debate muy profundo sobre la prostitución, y tanto la ministra como yo somos abolicionistas. Sin embargo es difícil abordar algunas cuestiones sobre la prostitución y no queremos prometer algo que luego no podamos cumplir, no queremos decir por decir. Lo haremos, pero es difícil y eso se muestra en que por el momento no se ha podido hacer nada y con partidos abolicionistas en el poder.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Beatriz Gimeno: “El feminismo, como el resto de políticas sociales, en la Comunidad de Madrid está mal"

    Últimos comentarios de los lectores (6)

    19251 | GusCalvo - 05/03/2020 @ 18:58:49 (GMT+1)
    Si las afirmaciones que ha hecho esta "señora" acerca de los hombres y la heterosexualidad las hubiera hecho por ejemplo de la gente de otra raza seria una paria social.... pero no, esta en un puesto de responsabilidad en el gobierno cobrando mas de 100.000 Euros anuales de los impuestos de todos, hombres y mujeres. Como es pòsible que algun hombre hetero vote PSOE o PODEMOS??
    19127 | Ana Sánchez - 02/03/2020 @ 22:52:15 (GMT+1)
    ¿Quién dijo? :“La heterosexualidad es la herramienta principal del patriarcado”, o “El feminismo lucha con denuedo para limitar los daños que la heterosexualidad provoca en las mujeres”: La pobrecica en cuestión. Dios los cría y ellos se juntan...
    19122 | NORBI - 02/03/2020 @ 20:13:45 (GMT+1)
    El feminismo actual no busca la igualdad, busca la confrontaciön, la discriminación y el revanchismo, por eso debe ser expulsado de una sociedad en progreso. Con el discurso del odio y de rencor no se va a ninguna parte.Os habeis convertido en lo que detestabais.
    19118 | Vicente - 02/03/2020 @ 16:51:34 (GMT+1)
    Totalmente de acuerdo con Javi, la burocracia cree que todo se arregla con dinero y más puestos para toda la vida, nunca se plantean si lo que hacen sirve para algo. Leyendo el otro día sobre la unión europea existen los siguientes organismos consejo, consejo de ministros, parlamento, comisión, tribunal de justicia, tribunal de cuentas, comité económico y social, comite de las regiones, sebc, bce, ecofin, banco europeo de inversiones, fondo europeo de inversiones, el defensor del pueblo europeO, protección de datos .... y todo esto está replicado hacia abajo cada país, comunidad autonoma o región y ayuntamiento tiene todo esto .... NO ES SOSTENIBLE
    19116 | Santos - 02/03/2020 @ 14:10:45 (GMT+1)
    Con lo mal que está Madrid (según la ultraizquierda) con el desastre de servicios que tenemos, cuando nos estamos muriendo a cientos por las calles ¿Por qué querrá tanta gente de cualquier procedencia venir a Madrid? A lo mejor que ha querido decir esta señora es que aquí no financiamos sus chiringuitos...
    19110 | javi - 02/03/2020 @ 12:51:43 (GMT+1)
    lees la entrevista y te queda esa sensación de que todo lo resuelve con dinero. es decir, regando asociaciones y afines. normal su visión catastrofista. porque ve que sus amigos no reciben las cantidades de dinero que quisiera

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.