www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Entrada a la estación de Chamberí, con los tornos y cabinas originales.
Ampliar
Entrada a la estación de Chamberí, con los tornos y cabinas originales. (Foto: Kike Rincón)

La última apertura de la estación de Chamberí

martes 21 de mayo de 2019, 08:14h
Un día como hoy, en el año 1966, prestó servicio por última vez una de las estaciones más peculiares del metro de Madrid. La estación de Chamberí, perteneciente a la línea 1, cerraría al día siguiente por los cambios que se estaban llevando a cabo para mejorar el servicio en el suburbano.

Inaugurada en 1919, fue una de las primeras estaciones del suburbano de la capital. Fue diseñada por Antonio Palacios y, a lo largo de su historia, llegó a servir de refugio durante los bombardeos a la ciudad en los años de la Guerra Civil. Sin embargo, el rumbo de la estación cambiaría por completo en 1966.

En la década de los 60, Madrid y toda España estaban en expansión, después de unos años de gran aislamiento y atraso a distintos niveles. En lo que se refiere a transporte, Metro de Madrid también buscaba modernizarse y avanzar con los nuevos tiempos, algo que afectaba a los propios trenes que circularían por las estaciones.

En algunas líneas, como la 3, se iban a sustituir los trenes de aquel momento con los modenos tipo 1000. Por ello, los que circulaban hasta ese momento por esa línea, pasarían a la 1. No obstante, se aumentó la longitud de los trenes hasta los seis vagones por la afluencia de viajeros, quedando el andén de la estación de Chamberí demasiado corto.

Existía la posibilidad de realizar unas obras para alargar el andén de la estación, pero el coste era alto y se trataba de un proceso demasiado laborioso. Esto, junto a las molestias que causaría para los viajeros y la cercanía de las estaciones de Bilbao e Iglesia, hizo que se solicitara una autorización al Ministerio de Obras Públicas para clausurar la estación el día 22 de mayo.

El cierre de esta parada habría pasado desapercibido, de no ser porque fue cerrada sin ser desmantelada y con el paso de los años circularon una gran cantidad de leyendas urbanas. La estación fantasma, como fue apodada, fue protagonista de distintas historias "sobrenaturales" que circularon durante años, así como objetivo de numerosos vándalos que llegaron a ella a través de los túneles de las estaciones cercanas.

Chamberí fue tapiada con todo el mobiliario y papeles de la época aún en su interior. Es cierto que el sitio fue gravemente vandalizado desde su cierre, pero se han conservado numerosos objetos de aquellos años.

Pasillo de la estación de Chamberí en la actualidad. (Autor: Kike Rincón)Todo ello se puede ver en la actualidad, ya que la estación fue restaurada entre 2006 y 2008 y reabierta como museo. Ahora se puede pasear de manera gratuita por sus pasillos y andenes para comprobar como se viajaba en un transporte tan común para los madrileños, más de 50 años atrás. Ya sean sus antiguos tornos y cabinas para comprar los billetes, los carteles con las tarifas o los anuncios publicitarios en los azulejos, todo ello sirve de cápsula del tiempo al bajar unos cuantos escalones.

Para aquellos que viajan en los trenes de la línea 1, la estación sigue divisándose brevemente al pasar entre las estaciones de Bilbao e Iglesia. No obstante, ya no se trata de unos tenebrosos, sucios y oscuros andenes abandonados; sino de un pequeño trozo resurgido de la historia cotidiana de un Madrid muy diferente al actual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.