www.madridiario.es
Andrés Samperio Montejano, del PP, cuando fue nombrado alcalde de Navalagamella.
Ampliar
Andrés Samperio Montejano, del PP, cuando fue nombrado alcalde de Navalagamella.

Ruedas pinchadas, amenazas y "acoso": la intrahistoria del mandato más difícil de Navalagamella

sábado 18 de mayo de 2019, 09:00h
Cinco partidos políticos, dos mociones de censura y varias dimisiones. Navalagamella cierra esta semana el mandato más difícil de su historia, que tiene un broche de oro: Andrés Valle, concejal de Izquierda Unida, denuncia el "acoso" al que ha sido sometido por parte Nuevagamella. Él fue uno de los impulsores de la moción de censura que devolvió la Alcaldía al PP y se la quitó a ellos, que meses antes habían realizado un procedimiento similar. Desde la formación vecinal le dan la vuelta y se ven como "víctimas" de un "juego político de acoso y derribo" en el que no pueden entrar.

Navalagamella encara la última semana de un mandato de infarto. En las elecciones de hace cuatro años, hasta cinco partidos sacaron representación, lo que ha ayudado poco a la gobernabilidad del municipio. El PP, con cuatro concejales, fue el más votado y logró gobernar en minoría hasta que 'cayó' en el pueblo una ayuda de dos y millones y medio de euros del Plan Regional de Inversión (PIR) de la Comunidad.

Esto hizo que Nuevagamella, principal grupo de la oposición con tres ediles, presionara para celebrar una moción de censura que provocase que uno de sus miembros, Miguel Ángel Segovia, consiguiese el cetro con la ayuda de un concejal del PSOE y otros dos de la extinta IUCM. Unos meses después, y siempre según fuentes de la localidad, el municipio se sumió en "un desastre de gestión, la ira de los trabajadores municipales y bajas por depresión" en el Ayuntamiento, lo que desencadenó la salida de los socialistas del Gobierno local y la dimisión de los dos concejales de IU.

Para sustituir a uno de ellos entró Andrés Valle, miembro de la formación de Alberto Garzón, que cuenta a Madridiario que ya en el primer Pleno los de Nuevagamella se mostraron "como verdadores dictadores, no dejando hablar y no facilitando información", lo que les llevó a él y al edil de Navalagamella Puede a presentar una nueva moción que devolviese el Ayuntamiento al exalcalde del PP. Lo que no sabía Valle es que, tal y como denuncia, ahí empezaría su particular calvario.

Mensaje recibido por el concejal de IU y las ruedas de su coche pinchadas. (Foto: Imagen cedida por Andrés Valle)

"Firmé [con el PP] una serie de medidas muy buenas y el clima de tensión se ha rebajado, pero Nuevagamella y el otro concejal de IUCM siguen amenazándome", asegura, "hasta me han llegado a pinchar las ruedas del coche y enviado un mensaje amenazante". En este sentido, explica que la plataforma vecinal "es de ultraderecha" y que han llegado a buzonear el pueblo con sus acciones.

Sin embargo, desde Nuevagamella niegan la mayor. En explicaciones remitidas a este diario, explican que el buzoneo se debe a que el pueblo "no tiene atención mediática constante" y "se ha de informar al pueblo". En este punto, muestran su sorpresa de que "una persona de izquierdas dé el Gobierno al PP y apoye todas sus propuestas".

Además, se quejan porque siempre reciben amenazas de denuncias pero que nunca se materializan y que han sido "víctimas de un juego de acoso y derribo de todos los partidos" en el que ellos no pueden entrar porque son "una pequeña agrupación de electores". "Nos quieren callar y destruir por informar a los vecinos de los entresijos de una administración pública [el Ayuntamiento]", continúan antes de señalar a Valle de un "imparable acoso y derribo" a Nuevagamella y retarle a denunciar el "acoso, que es subjetivo, en un juzgado".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.