www.madridiario.es
Los hombres acuden más a la atención especializada, mientras las mujeres utilizan más la atención primaria cuando se trata de enfermedades derivadas del trabajo, según CCOO.
Los hombres acuden más a la atención especializada, mientras las mujeres utilizan más la atención primaria cuando se trata de enfermedades derivadas del trabajo, según CCOO. (Foto: Juan Luis Jaén)

Trabajar le puede enfermar

jueves 04 de abril de 2019, 11:57h
Un informe de CCOO sobre salud laboral pone de manifiesto la necesidad de detectar y prevenir las enfermedades derivadas del trabajo que van más allá de los siniestros y accidentes mortales. Dolencias circulatorias, respiratorias, musculoesqueléticas y hasta enfermedades parasitarias o infecciosas o neoplasias son las más comunes. El sindicato insta a la Administración mejorar los aspectos de Salud Pública relacionados con las enfermedades laborales, así como a corregir el sistema de gasto de las mismas que, dicen, debería corresponder a la Seguridad Social y no a la Sanidad madrileña.

"El trabajo no solo nos enferma y mata, también nos desgasta, deteriora y envejece, generando un enorme impacto sobre la salud de los trabajadores/as y sus familias". Así de contundentes se muestran en CCOO Madrid, que este jueves ha presentado su último informe sobre las enfermedades derivadas del trabajo y su coste.

El sindicato advierte que, más allá de los accidentes mortales que ocupan titulares, hay dolencias laborales que "provocan más dolor y muerte que los accidentes" y que suponen "el 86% de todas las muertes con causa en el trabajo" en todo el mundo. Una cifra que aumenta hasta el 98% en el caso de la Unión Europea.

Dolencias circulatorias, respiratorias y musculoesqueléticas son algunas de las enfermedades laborales más comunes

En el caso de Madrid, según estimaciones de CCOO, "un total de 19.523 hospitalizaciones y 33.497 consultas ambulatorias a atención especializada fueron atribuibles al trabajo". Son datos de 2015, último año del que disponen información y en el que, pese a lo abultado de la cifra, solo "se notificaron 1.587 enfermedades en la Comunidad". Por ello, el sindicato considera que existe un "subregistro" de estas dolencias que se debe "a la inexistencia de un sistema de notificación coordinado entre todas las administraciones", lamentan.

Por ello, exigen "desarrollar procedimientos y actuaciones para impulsar la declaración de las enfermedades profesionales, reforzar la prevención en los centros de trabajo, potenciar la prevención colectiva -también fuera del trabajo- y la salud pública, incorporar la historia laboral como parte de la historia clínica o reforzar la formación de los trabajadores sanitarios", entre otras cuestiones.

Asimismo, con el fin de que mejore la prevención, pero también la recogida de datos al respecto, CCOO Madrid incide en que "se debe desarrollar el artículo 5 del Real Decreto 1299/2006, de Enfermedades Profesionales - referido a la comunicación de enfermedades que podrían ser calificadas como profesionales- " con el fin de crear en la Comunidad un organismo competente en la materia así como unidades básicas de Salud Laboral dentro de las áreas de Salud Pública.

Dolor y gasto

Los hombres acuden más a la atención especializada; las mujeres, a la primaria

CCOO Madrid advierte que, además del dolor físico y emocional ligado a una dolencia de este tipo, no prevenirlas también supone un gran coste para las arcas públicas. "El coste sanitario total de las enfermedades atribuibles a exposiciones laborales en el año 2015 en la Comunidad de Madrid atendidas en el Servicio Madrileño de Salud ascendió a 266.412.873,20 euros" , reza el informe. Y eso solo en cuanto gastos sanitarios directos, sin contar "los gastos sanitarios indirectos como las incapacidades, las pérdidas de productividad laboral causadas por la mortalidad prematura derivada de estas enfermedades, ni los costes no sanitarios (cuidadores) ni los accidentes de trabajo".

En cuanto a la distribución de este coste, varía en función del tipo de enfermedad al que se refieran. Así, "las enfermedades del sistema circulatorio generan unos gastos de 79,4 millones de euros, las enfermedades musculoesqueléticas y del tejido conectivo 43,5 millones de euros, los cánceres de origen laboral 38,7 millones de euros, las enfermedades respiratorias algo más de 24 millones de euros, las enfermedades infecciosas casi 30 millones, la atención sanitaria a las enfermedades mentales casi 20 millones, y las enfermedades del sistema nervioso y órganos de los sentidos algo más de 8,5 millones de euros", especifica el documento de CCOO.

La diferenciación de género también existe en esta materia: "El coste en atención especializada es del 52% en los hombres frente el 44% en las mujeres, y en las mujeres adquieren mayor peso los costes en atención primaria (22% frente 18%) y en farmacia (34% frente 30%)", detalla el informe.

Cargo a la Sanidad pública

Además, CCOO denuncia que buena parte del monto de ese gasto es asumido por la Sanidad pública y no por las mutuas privadas que colaboran con la Seguridad Social. Por ello, considerando que gran parte de ese coste no debería sufragarse por parte de las arcas públicas, el sindicato exige "cambios en el sistema de notificación y registro para que deje de depender de las mismas entidades obligadas a la reparación del daño (las mutuas)".

Es más, "habría que plantearse que, al igual que ocurre en otros países europeos, las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social transfiriesen anualmente una cierta cantidad al Sistema Público de Salud para compensarlo por los gastos indebidos que le producen los casos de enfermedad profesional y accidente de trabajo que se ve obligado a atender por no detectarse su origen laboral", concluye CCOO.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.