www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Sala de lectura de la Biblioteca Nacional
Ampliar
Sala de lectura de la Biblioteca Nacional (Foto: Juan Luis Jaén)

Nace en España el primer templo de la lectura, la Real Biblioteca Pública

viernes 01 de marzo de 2019, 07:53h
Tal día como hoy de 1712, abría sus puertas la Real Biblioteca Pública. Fundada por el rey Felipe V, estaba nutrida por los libros y materiales provenientes de las colecciones privadas de los monarcas de España que permanecían en Francia. En 1836, la corona perdió la propiedad de la Biblioteca y pasó a depender del Ministerio de la Gobernación, con lo cual su nombre se sustituyó por Biblioteca Nacional.

Durante el reinado de Felipe V, los cambios culturales y sociales en España fueron varios. Aparecieron instituciones del saber como las Reales Academias o la Real Biblioteca Pública que pese a ponerse a disposición de todos los ciudadanos el 1 de marzo de 1712, fue fundada en realidad el 29 de diciembre de 1711 por el propio monarca, impulsado por el interés en que los españoles pudieran consultar los 6000 ejemplares que los Borbones trajeron desde Francia, además de los libros y escritos incautados de las bibliotecas de los nobles que apoyaron a Carlos de Austria.

Su primera sede fue el Pasadizo que unía el Alcázar con el Monasterio de la Encarnación, pero en 1808 la Biblioteca fue instalada en el Convento de la Trinidad Calzada en la calle de Atocha. Con el regreso de Fernando VII, en 1819 fue trasladada de nuevo, al Palacio del Consejo del Almirantazgo, en la plaza de la Marina Española. Siete años después, en 1826, volvería a mudarse, esta vez a una casa que había pertenecido al Marqués de Alcañices, en la calle de Arrieta.

Desde 1896 la sede se encuentra en el Palacio de Museos, Archivo y Biblioteca Nacionales situado en el Paseo de Recoletos

Veto femenino

Durante años las mujeres no pudieron obtener un libre acceso a la Real Biblioteca, tuvieron que conformarse con una visita reducida de forma exclusiva a los domingos, único día en el que no cabía la posibilidad de distraer a los estudiosos que allí se reunían. Por su parte, los hombres de a pie debían de respetar unas normas de acceso para permanecer en en el vestuario.

Este veto terminaría en 1836, cuando la Real Biblioteca dejó de ser propiedad de la corona y pasó a depender del Ministerio de la Gobernación. No solo cambió la normativa, también la denominación del lugar que desde entonces, recibió el nombre de Biblioteca Nacional de España.

En la actualidad, las doce plantas de la Biblioteca Nacional acumulan dos ejemplares de cada libro, CD o DVD editado en España. Allí se pueden encontrar ejemplares del siglo XV o las últimas novedades editoriales. Además, como curiosidad, cada mañana se mide la humedad y la temperatura para que los libros se conserven de un modo óptimo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.