www.madridiario.es
Teatro Madrid
Ampliar
Teatro Madrid (Foto: Elena Trincado)

Tres emblemáticos teatros de Madrid no logran subir el telón

miércoles 13 de febrero de 2019, 07:39h

En la herencia recibida que dejó el PP a Ahora Madrid se encontraba el cierre de dos teatros municipales. Un hecho que no se ha revocado en los cuatro años de mandato del equipo de Manuela Carmena, que no ha logrado subir sus telones: el Daoiz y Velarde comienza este mes sus obras y no estará rehabilitado hasta 2020 y la situación del Teatro Madrid, en Fuencarral-El Pardo, se desconoce pese a que su arreglo se anunció para 2016. A ambos se suma el Galileo, que fue clausurado en noviembre para acometer unos trabajos de recuperación que terminarán el segundo trimestre del año.

Madrid cuenta en su haber con una oferta cultural inigualable. Sin embargo, siempre hay un pero: los más puristas echan de menos ver abiertos dos teatros municipales míticos, el Daoiz y Velarde y el Madrid. Por el momento, deberán esperar: uno no se reinaugurará hará hasta después de las elecciones y de la rehabilitación del otro no se sabe nada. A esto se suma el parón del Galileo, que va a ser municipalizado y sigue en obras.

De todos ellos, el primero es el que más ampollas levanta. Antiguo cuartel militar, el Daoiz y Velarde fue idea de Alberto Ruiz-Gallardón en 2006. Sin embargo, nunca ha llegado a representarse un espectáculo allí. Desde el PP explican que ellos dejaron presupuestada la obra en 2015 pero los trabajos no van a comenzar hasta las próximas semanas.

Cuando los populares sacaron a relucir estos hechos en la Comisión de Cultura y Deportes, la directora general de Programas y Actividades Culturales, Getsemaní San Marcos, explicó que el edificio estaba en unas condiciones estructurales "nefastas" y que la infraestructura ideada por el exalcalde "no estaba ni hecha ni equipada por profesionales". Según puntualizan fuentes del Consistorio, el acondicionamiento de la sala principal estará finalizado en un año y la polivalente, en el primer semestre de 2019.

En cuanto al Teatro Madrid, su situación es más compleja. Según recuerda el experto teatral y cronista de la Villa, Antonio Castro, fue inaugurado el 12 de enero de 1992 y ha sido lo más parecido a una sala dedicada de forma exclusiva de danza que ha tenido la ciudad, pero su ubicación (Fuencarral-El Pardo) le pasó una mala jugada. Además, su estructura dio una serie de problemas que acarrearon su cierre en 2011. El PP no acometió ninguna reparación y Ahora Madrid tampoco, pese a que lo anunció hace dos años.

Por su parte, el Galileo es al que menos tiempo le queda clausurado. Sus puertas cerraron en noviembre después de que el Ayuntamiento decidiera remunicipalizarlo, acometer las obras necesarias y no prorrogar el contrato de la empresa gestora. Esta circunstancia ha sido llevada al Pleno de Chamberí por el concejal Pedro Corral (PP), que se queja de la demora en las obras. Sin embargo, desde Cibeles fechan la reapertura entre abril y junio, al filo de las elecciones. La duda que queda es si llegará a recepcionar algún espectáculo de los Veranos de la Villa, algo que lleva realizando desde el principio del festival.

Además de Corral, el otro grupo crítico ha sido el PSOE. "Ahora Madrid no ha sabido hacer nada bien al respecto", explica Mar Espinar, su portavoz en Cultura. Según recuerda, su partido ha estado "desde el principio" proponiendo y adjudicando partidas presupuestarias a ambos espacios "que luego no se han ejecutado". Para Espinar, la actual corporación ha perdido la oportunidad de recuperar espacios emblemáticos culturales que no están en el distrito Centro y ha "fracasado".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.