www.madridiario.es
Ángel Garrido, en una foto de archivo.
Ampliar
Ángel Garrido, en una foto de archivo. (Foto: Javier Bernardo)

Garrido, el sustituto sustituido

viernes 11 de enero de 2019, 20:41h
Se acabó. El periplo de Ángel Garrido en la Presidencia de la Comunidad de Madrid finalizará en mayo de este año y no contará con posibilidad de repetir. Pablo Casado ha elegido a Isabel Díaz Ayuso para que concurra como cabeza de lista del PP a las autonómicas madrileñas dentro de cuatro meses, dejando al sucesor de Cristina Cifuentes fuera de la carrera. Falta por dirimir ahora si acompañará a la candidata en la lista, si se irá a Europa o si se retirará de la vida política en la que lleva décadas inmerso.

Roma no paga traidores ni el PP, a sus fieles. Ángel Garrido (Madrid, 1964) no encabezará la lista azul para la Comunidad de Madrid el próximo 26 de mayo tras haber levantado una de las mayores crisis institucionales que ha sufrido el partido de Pablo Casado en territorio castizo porque éste ha elegido a Isabel Díaz Ayuso.

Pese a que ha estado en la terna hasta el final, la balanza se ha inclinado hacia la derecha y no hacia el centro, donde siempre ha orbitado altanero el dirigente regional. Así, dentro de cuatro meses finalizará el peregrinaje en la Presidencia del fontanero perfecto, como le definen sus cercanos. Para entonces, Garrido ya habrá alcanzado el año en la Puerta del Sol, un tiempo en el que le ha podido aprobar unos Presupuestos, estar en todos los guisos y dar mucho juego con su no-candidatura.

Respecto a su futuro, es una incógnita, toda vez que cuenta con varias opciones encima de la mesa, entre las que se barajan integrarse en la lista para la Asamblea, volver al Ayuntamiento, irse al Congreso de los Diputados o viajar hasta el Parlamento Europeo. No obstante, esto dependerá también de la nueva dirección del PP de Madrid, que está dirigido ahora por una pseudogestora. Quién sabe si dará la batalla para suceder -de verdad- a Cristina Cifuentes como barón popular en la organización.

Plazas difíciles y casi imposibles

Con todo, Garrido podrá presumir de haber salvado al PP en infinidad de veces. Antes de ser presidente del Ejecutivo regional, fue durante años concejal presidente de distritos que han contado con una animadversión innata contra su partido, como son Villa de Vallecas, Latina o Usera. En su periplo municipal -que comenzó en la capital en 1999-, también se puso al frente de Chamberí o Retiro. En 2011 fue nombrado Presidente del Pleno y en los siguientes comicios, Cifuentes le invitó a unirse a un proyecto que ninguno de los dos imaginaron tan corto e intenso.

Cuando ésta fue investida como máxima responsable de la región, Garrido accedió a ser su número dos, su incansable aliado, pues si por algo destacaba Cifuentes que no fuera su personalidad o su coleta, era por aglutinar enemigos por donde fuera. Y en el PP tenía muchos debido a sus ínfulas progresistas.

Completó casi tres cuartos de Legislatura como Consejero de Presidencia y Justicia en los que también actuó como portavoz. Hasta el famoso máster. Una vez estalló el escándalo, su Gobierno se inmiscuyó en una deriva que duró 35 días y que se acabó con la retirada de quien ahora se dice abogada. Por entonces, el PP nacional, con Mariano Rajoy al frente, se debatió entre una serie de nombres entre los que salió él. Y entonces llegó la calma.

La sombra de Cifuentes, aunque alargada, se difuminó en semanas debido a dos cosas: la volatilidad de la política y el buen hacer de su sucesor, que ha casi terminado la labor de la dimitida y que ha logrado dar a la región lo que más valora un vallecano del estilo de Garrido: la estabilidad. Quién sabe si la encontrará fuera de la Real Casa de Correos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Garrido, el sustituto sustituido

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    12496 | Ana Sánchez - 12/01/2019 @ 12:15:36 (GMT+1)
    Para recolocar, los de Potemos saben un montón. Y si no que se lo digan a Errejón. Ese sí que sabe perfectamente moverse en política y convivir a diario tomando altas dosis de Primperán.
    12493 | Paco - 12/01/2019 @ 10:14:40 (GMT+1)
    No pasa nada, se le coloca en Europa o en el Senado, y a seguir viviendo del cuento, vengan días y vengan ollas.
    12492 | Castellanos - 11/01/2019 @ 23:54:57 (GMT+1)
    Pobre Garrido, que forma de humillarlo, era innecesario y a la que han puesto ahora, que no se ni como se llama, se va a a comer una m***** la cosa estará entre Gabilondo y Aguado

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.