www.madridiario.es

El emprendimiento femenino como alternativa al techo de cristal

lunes 19 de noviembre de 2018, 17:08h
Hoy 19 de noviembre se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Emprendedoras, instaurado por Naciones Unidas en 2014 con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre los obstáculos con los que todavía deben enfrentarse las mujeres a la hora de emprender.

A pesar de que las mujeres somos la mitad de la población española (el 50,9% según datos del Instituto Nacional de Estadística), la balanza se desequilibra cuando hablamos de emprendimiento: El número de mujeres emprendedoras en nuestro país en 2018 se sitúa en el 22% según la revista Forbes, todo un récord, no obstante, comparado con cifras de hace solo un año (18% en 2017).

Para intentar sensibilizar a la sociedad sobre los obstáculos con los que todavía deben enfrentarse aquellas mujeres que se atreven a emprender, en 2014 Naciones Unidas instauró el 19 de noviembre como Día Internacional de las Mujeres Emprendedoras.

Y es que, aunque los datos de emprendimiento femenino varían de forma considerable a nivel mundial, de lo que no hay duda es de que hay más hombres que mujeres al frente de start-ups.

Así, según datos del último informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), a medida que aumenta el nivel de desarrollo de las diferentes economías, el número de negocios establecidos por mujeres disminuye, aumentando la brecha de género. En este sentido, sólo en cinco países del Sudeste Asiático y América Latina el porcentaje de mujeres emprendedoras es igual o superior al de los hombres.

Las españolas, por encima de la media europea

En el caso concreto de nuestro país, la Red GEM España sitúa la participación femenina en la tasa de actividad emprendedora (TEA,) índice que mide las iniciativas con menos de 3,5 años de vida en el mercado, diez puntos por debajo de la masculina (44,9% frente al 55,1%).

No obstante, la brecha entre hombres y mujeres a la hora de emprender viene disminuyendo de forma continua en España desde 2012. Según el Informe GEM España 2017-2018, 8 mujeres inician negocios en nuestro país por cada 10 hombres, una cifra que supera a la media de Europa, donde sólo se cuentan 6 mujeres por cada 10 hombres emprendedores. Sin embargo, las diferencias de género se acentúan en torno a los negocios consolidados que lideran hombres (60%) frente a los que están bajo la dirección de mujeres (40%).

Pero quizá la principal diferencia entre el emprendimiento femenino y el masculino se encuentre en las motivaciones que llevan a hombres y mujeres a emprender. De este modo, mientras que ellos se lanzan a la aventura empresarial como una oportunidad de negocio, ellas lo hacen fundamentalmente por dos razones: o bien recurren al autoempleo buscando mejorar el equilibrio entre su vida laboral y personal, o bien se convierten en emprendedoras como alternativa al denominado ‘techo de cristal’.

Una vez decididas a emprender, las mujeres se decantan por sectores que antes no eran los más habituales entre ellas. Así, de las tablas de sectores de actividad de autónomos según género del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, relativas a los años 2016 y 2017, se desprende que, aunque el comercio y la hostelería siguen siendo los sectores que más mujeres emprendedoras engloban, es en los sectores relacionados con las actividades profesionales, científicas y técnicas, las actividades de educación y las actividades sanitarias, donde las autónomas más han crecido en el último año.

Situación del emprendimiento femenino en la Comunidad de Madrid

Según datos de la Fundación para el Conocimiento madri+d, el porcentaje de mujeres que han creado empresas de base tecnológica desde 2002 es del 9,3%, cifra que asciende hasta el 10,4% si consideramos una muestra más reciente (desde el año 2013).

En otras palabras: Entre las nuevas empresas de base tecnológica apoyadas por madri+d, se ha pasado de un 8% de mujeres emprendedoras en 2002 a un 13% en 2017, lo que supone que la brecha de género ha disminuido un 12%, pasando del 84% al 72%.

El porcentaje de mujeres emprendedoras en los programas de la fundación madri+d (ver listado de empresas apoyadas por madri+d) varía significativamente en función de las áreas tecnológicas. Así, este porcentaje llega hasta el 15% en el emprendimiento en el sector salud y hasta el 36% si este último tiene su origen en los hospitales, centros sanitarios y de investigación. De un total de treinta y tres proyectos emprendedores con origen en estos tipos de centros, apoyados en los últimos tres años por el programa healthstart madri+d, doce están siendo impulsados por mujeres.

En cambio, en otras áreas como las TIC, la energía o la ingeniería el porcentaje de mujeres es mucho menor. El programa ESA BIC Comunidad de Madrid, desarrollado por la fundación en el mismo periodo, ha contado con sólo un 12% de mujeres emprendedoras en estas tecnologías.

Esta brecha se puede hacer extensiva al conjunto de actividades de apoyo al emprendimiento por parte de las mujeres. Así, las mentoras de la Red de Mentores madri+d se sitúan en el 25%, mientras que las inversoras son el 10% en la red de Business Angels Network BAN madri+d.

El futuro pasa por ellas

El alto peso de los sectores TIC, hardware o energía, en los que el porcentaje de hombres sigue siendo mucho mayor que el de mujeres, cuya presencia supone apenas un 17%, confirma la necesidad de reforzar la participación de mujeres en carreras STEM (Ciencias, Tecnologías, Ingenierías y Matemáticas por sus siglas en inglés). Consciente de ello, el Gobierno regional presentó el pasado mes de octubre el plan STEMadrid, para tratar de incrementar las vocaciones científico-tecnólogicas y el espíritu emprendedor entre los más jóvenes, sin barrera de género.

Habida cuenta, por un lado, de que el emprendimiento se ha convertido en un factor decisivo para el crecimiento de la economía y, por otro, del papel crucial que ha jugado la mujer como elemento transformador de la realidad económica y social en los últimos cuarenta años, sería recomendable potenciar la generación de ecosistemas de emprendimiento, donde las mujeres puedan compartir experiencias con otras emprendedoras y favorecer así el surgimiento de una nueva era del emprendimiento protagonizada por las mujeres, sencillamente porque “el talento no tiene género”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.