www.madridiario.es
Agentes de la Policía Municipal prohíben el acceso a vehículos en Avenida de América.
Ampliar
Agentes de la Policía Municipal prohíben el acceso a vehículos en Avenida de América. (Foto: Kike Rincón)

El Ayuntamiento devuelve 4.000 multas de velocidad puestas durante el protocolo

viernes 10 de agosto de 2018, 13:21h

El Ayuntamiento de Madrid se ha visto obligado a devolver cerca de 4.000 multas por exceso de velocidad impuestas durante la activación del protocolo por contaminación a finales de 2016 y principios de 2017. La razón está en que la señalización que informaba de la disminución a los 70 kilómetros por hora situada en las inmediaciones del túnel de Ventisquero de la Condesa era invisible para los conductores.

El Ayuntamiento de Madrid está devolviendo el importe recaudado con las cerca de 4.000 multas impuestas del 22 al 25 de diciembre de 2016 y del 27 de diciembre al 2 de enero de 2017 durante la activación del protocolo de alta contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2).

Según han informado fuentes municipales, no todos los vehículos podían leer la señalización que informaba de los nuevos límites a la velocidad. Por ello, según ha avanzado La Razón, el Área de Medio Ambiente y Movilidad está notificando la resolución de revocación de oficio del expediente sancionador y está solicitando la cuenta bancaria a los afectados para devolverles el importe.

La activación de la limitación de velocidad comenzó el 22 de diciembre en la zona no cubierta de la M-30, reduciéndose los límites de velocidad de 90 kilómetros por hora a 70 hasta el 25 de diciembre. Se activó de nuevo el día 27 hasta el 2 de enero, momento en que se desactivaron todos los escenarios.

Túnel de Ventisquero de la Condesa

Desde la dirección general de Gestión y Vigilancia de la Circulación se emitió entonces un informe relativo a las modificaciones llevadas a cabo en la señalización de la M-30 para que los conductores tuvieran la información "necesaria y suficiente" para adecuarse a esta limitación de velocidad.

Por ello, el 31 de enero de 2017 se dio instrucción para que no fueran cargadas las denuncias captadas por aquellos radares ubicados en lugares donde la señalización podría no haber sido observada por los conductores de los vehículos en función de la zona por donde hubieran accedido a la plataforma de la M-30.

Sin embargo, "por error" no se incluyó el radar ubicado en el punto kilométrico 27+000 D que según el informe, se encuentra en el lateral de la calzada decreciente. Así, los vehículos que accedieron a la M-30 desde el túnel de Ventisquero de la Condesa no pudieron ser informados de la restricción de velocidad.

En virtud de lo expuesto, mediante resolución de 7 de abril se anularon las denuncias que se hubieran podido detectar por este dispositivo los días en que se había activado, por lo menos, el escenario 1 del protocolo por alta contaminación en Madrid durante el 23 de diciembre de 2016 y el 2 de enero de 2017, puesto que el día 22 de diciembre los radares seguían midiendo las velocidades con un límite máximo de 90 kilómetros por hora en lugar de 70.

Desde el Consistorio madrileño han explicado que las multas que se pusieron en ese punto concreto "son las que se están devolviendo, pero no el resto de las denuncias generadas por el resto de los radares durante los días en que estuvo activado el protocolo de medidas por alta contaminación".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.