www.madridiario.es
Foto de archivo de agentes de la Policía Municipal de Madrid.
Ampliar
Foto de archivo de agentes de la Policía Municipal de Madrid. (Foto: Policía Municipal de Madrid)

Los sindicatos policiales critican que Barbero cuestione su "honorabilidad"

martes 17 de julio de 2018, 16:33h
Las últimas declaraciones del delegado de Salud Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, en las que pone en duda las bajas médicas de 222 policías municipales durante el Orgullo y el Mad Cool, echan más leña al fuego en un conflicto ya enquistado entre el cuerpo y el Consistorio.

Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) y CSIT Unión Profesional han acusado al delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, de cuestionar la "profesionalidad" y "honorabilidad" de los agentes con su "amenaza" de abrir expedientes disciplinarios por las bajas registradas durante la última edición del Orgullo LGTBI.

A su vez, la Asociación de Policía Municipal de Madrid (APMU) ha señalado que las bajas médicas se pautan por decisión de facultativos y que ha existido un alto grado de estrés en agentes con jornadas de 16 horas, con altas temperaturas y con efectivos a los que se suprimió su descanso semanal para destinarlos a este dispositivo de seguridad de cara a este evento.

Así lo han indicado tras conocer que el Consistorio interpondrá, según ha manifestado este martes Barbero en comisión municipal, una demanda judicial por las 222 bajas en la Policía Municipal durante la celebración del Orgullo 2018, algo "especialmente grave".

El portavoz de CSIT Unión Profesional en Policía Municipal, José Francisco Horcajo, ha indicado en declaraciones a Europa Press que el "único responsable" de las bajas médicas y del estado de salud de los agentes durante ese día fue el propio Barbero. En este sentido, considera que "no se puede llegar a los niveles de estrés y sobrecarga de trabajo" en el Cuerpo a causa de las suspensión de descansos pautas y por "jornadas excesivas" de los trabajadores.

"Desde CSIT Unión Profesional consideramos que este Ayuntamiento únicamente está buscando expedientar a los trabajadores para mercadear con ellos durante la negociación del nuevo acuerdo de Policía Municipal", en alusión a la negociación del convenio colectivo. Además, incide en que Barbero debe saber como profesional de la medicina que el "mantenimiento prolongado en tiempo de los niveles de estrés, falta de descanso y sobrecarga laboral conlleva problemas de salud tanto físicos como psicológicos".

Por otro lado, Horcajo ha subrayado que su organización lleva tiempo advirtiendo de la necesidad de "solventar" los problemas que atraviesa el cuerpo por la "mala gestión" del delegado, que incluso, aseguran, podría estar incurriendo en algún ilícito penal como el pautado en el artículo 311 del Código Penal de delitos contra los derechos de los trabajadores. Así, detalla que incurren en estos supuestos, como marca el citado artículo, quienes "mediante engaño o abuso de situación de necesidad, impongan a los trabajadores a su servicio condiciones laborales o de Seguridad Social que perjudiquen, supriman o restrinjan los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales, convenios colectivos o contrato individual".

Mala gestión de Barbero

Mientras, el secretario general de CPPM en la sección de Policía Municipal de Madrid, Mariano Perales, ha reprochado a Barbero estas declaraciones que ponen en cuestión la "honorabilidad y profesionalidad" del Cuerpo, aunque en la trayectoria del delegado "ya no sorprenden". Además, ha señalado que esta actitud puede ser una "táctica" para ver si las organizaciones sindicales "rebajan" sus expectativas de cara a la negociación del convenio colectivo, algo que no ocurrirá dado que los representantes de los trabajadores van a seguir "firmes" pese a esta "amenaza de expedientes".

"Desde CPPM tenemos muy claro que la única responsabilidad de las bajas durante este evento la tiene el Ayuntamiento de Madrid porque obligaron a jornadas maratonianas sin descanso", ha incidido Perales para añadir que su organización ha llevado esta situación ante Inspección de Trabajo (al igual de CSIT) por posible vulneración de derechos de los trabajadores.

Finalmente, el representante de CPPM ha afirmado que el delegado debería "preocuparse" de la salud de los agentes de Policía Municipal y por qué los profesionales rechazaron su propuesta de nuevo convenio colectivo.

Mientras, el portavoz de APMU, Carlos Bahón, ha subrayado que "parece mentira" que Barbero sea médico de profesión cuando las bajas están pautadas por "médicos y no por los policías". Tras recalcar que la "conflictividad" actual se produce por la "mala gestión" del delegado, le recuerda que fue precisamente él quien decidió quitar descanso semanal programado a los agentes y fomentar jornadas de 16 horas, con altas temperaturas y sin ingerir agua, algo que genera un alto nivel de estrés y produce situaciones que pueden llegar a la baja médica. "Con 16 horas, 40 grados al sol, sin agua y sin descanso, la gente se rompe", ha zanjado Bahón.

Una marcha ciclista para reclamar un convenio "justo"

Los sindicatos CPPM y CSIT Unión Profesional han convocado para este jueves una ruta ciclista por el centro de la capital para reivindicar al Ayuntamiento de Madrid un convenio "justo" para los agentes de Policía Municipal.

La marcha partirá desde la Plaza de Cibeles a las 11:00 y terminará en la sede del Área de Salud, Seguridad y Emergencias en la calle Príncipe de Vergara a las 12:30, donde está prevista una reunión de la Mesa Sectorial de Policía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios