www.madridiario.es
Ambiente en los alrededores del Bernabéu antes de un partido de Champions.
Ampliar
Ambiente en los alrededores del Bernabéu antes de un partido de Champions. (Foto: Kike Rincón)

Derbi de quejas: los vecinos del Bernabéu, tan "hartos” como los del Wanda

lunes 14 de mayo de 2018, 07:45h
Los vecinos del Santiago Bernabéu se revuelven. Las protestas de la gente que vive en el entorno del Wanda Metropolitano ha encendido una llama que lleva años apagada. En declaraciones a Madridiario, un portavoz de la Plataforma de Vecinos del Bernabéu reproduce el "infierno" que sufren los días de partido: la gente comienza a concentrarse en los alrededores del estadio bastantes horas antes de que se produzca el encuentro. "No podemos ni salir a la calle a cierta hora", denuncia.

Madrid vive su plenitud en cuanto a fútbol se refiere. El Real Madrid y el 'Atleti' han conseguido llegar a la final de las sendas competiciones europeas en las que compiten, la Champions y la Europa League. Si ganan, además, lograrán ser la segunda ciudad europea en toda la historia que alberga dos equipos que reinan a la vez en el viejo continente.

Eso sí, no todo es jolgorio y alegría. La gracia que sonríe a los dos conjuntos es una especie de maldición para los vecinos que viven cerca de sus feudos.

El lunes pasado, cerca de medio millar de personas recorrieron los accesos del Wanda Metropolitano contra unos dispositivos de movilidad y de seguridad que, dicen, les hacen sentirse "rehenes en su propio barrio".

Pero San Blas no es el único averno de la capital. Los vecinos del Santiago Bernabéu también sufren algo parecido con el agravante de lo suyo que viene de hace mucho -el Wanda lo inauguraron en septiembre-.

Un portavoz de la Plataforma de Vecinos del Bernabéu, que prefiere no dar a conocer su nombre, explica a Madridiario los estragos con los que viven y sus posibles causas. El principal problema, argumenta, es que cualquier partido del Real Madrid es un acontecimiento de tal magnitud que viene gente de todo el mundo. Esto, sumado al cambio de costumbres de la sociedad, provoca que familias enteras e hinchas decidan pasar "todo el día" en los alrededores del estadio.

Sus quejas no van tan dirigidas hacia los dispositivos de movilidad del Ayuntamiento como las de la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de San Blas-Canillejas, sino hacia el poco control y la poca duración del dispositivo de seguridad. "Se ha puesto de moda que la gente venga al estadio, diez, ocho o seis horas antes y no hay nadie que les controle", replica.

Pero si esa situación ya es molesta, la dificultad a la que son sumidos los vecinos del estadio se agranda cuando el partido es crucial. Desde hace años, los hinchas del equipo blanco se concentran en Concha Espina para recibir al autobús del Real Madrid y al del equipo contrario. Bengalas y gritos descontrolados se funden en una masa de gente entre la que es imposible transitar.

'La Quedada', como se hace llamar, la organizan diferentes peñas y, en ocasiones, ha sido instigada desde el propio club. "Son miles de tíos cantando y botando. No se puede transitar por la zona cuando están allí porque es prácticamente imposible pero es que, además, después dejan la calle sucísima", se lamenta el portavoz.

El pasado 29 de abril, cuando el Madrid se jugaba el pase a la final de Kiev, tuvo lugar la última. Aprovechando que era la última noche de la temporada en la que el Bernabéu acogía un partido de la máxima competición continental, miles de hinchas se reunieron en la plaza de los Sagrados Corazones y se trasladaron hasta Concha Espina: "El infierno que quieren que sea el estadio se convierte en el nuestro".

Cruce de responsabilidades

Esta serie de problemas los conoce la Delegación del Gobierno desde hace un año. La Plataforma se los expuso a la misma Concepción Dancausa en una reunión a la que también asistió el subdelegado y un responsable de la Policía Nacional. De mero contenido informativo, los vecinos se reunieron con la intención de trasladarle sus quejas y ver qué soluciones proponían. Pero se quedaron con las ganas.

Según relata el mismo portavoz, doce meses después han recibido una respuesta que no les satisface y que se queda "corta": "Que la seguridad está garantizada, dicen. ¡Como si fuera suficiente!".

Por su parte, fuentes del organismo gubernamental consultadas por Madridiario replican que la Policía "siempre" actúa siguiendo criterios de proporcionalidad para garantizar la seguridad de los que viven allí y de los que se desplazan puntualmente. Además, también remarcan que muchas de las demandas de la Plataforma son competencia del Ayuntamiento, que, en conversaciones con este digital, responde que la coordinación de seguridad de los partidos depende de la Delegación, pese a que acuda un responsable del Área en ocasiones puntuales para los movimientos de la Policía Municipal y del Samur.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

8 comentarios