www.madridiario.es
Metro de Madrid.
Ampliar
Metro de Madrid. (Foto: Kike Rincón)

Metro declinó crear un grupo de trabajo sobre amianto en 2017

Por MDO/E.P.
lunes 05 de marzo de 2018, 17:34h
Al creer que el órgano más indicado era el Comité de Seguridad y Salud, Metro de Madrid decidió no crear un grupo especial de trabajo sobre la situación del amianto en 2017.

Metro de Madrid declinó inicialmente en octubre de 2017 el ofrecimiento de crear un grupo específico de trabajo sobre la situación del amianto en las instalaciones del suburbano al entender que el órgano adecuado para esta materia era el Comité de Seguridad y Salud de la empresa y que esa petición debía debatirse precisamente en ese órgano.

Así lo indicaba la responsable de Dirección de Recursos Humanos de la compañía en un escrito, en referencia a la propuesta planteada por el sindicato CCOO en pasado 22 de septiembre del año pasado.

El sindicato planteaba entonces un foro concreto para la identificación en las instalaciones con amianto y materiales con ese mineral, así como una relación de trabajadores que pudieran haber estado expuestos.

También apuntaba CCOO que la propuesta que se remitía no era "nueva ni fruto de la invención artificiosa" y que versaba sobre algo "tan sencillo como una conducta proactiva y general para trabajar en todos los frentes posibles en la identificación del amianto".

"Una negativa a esta propuesta solo tendría como posible interpretación el nulo aprecio hacia el trabajo preventivo, que puede salvar la vida de trabajadores de la compañía. Si fuera así (...) Llegará el momento en que, inexorablemente, el sindicato se verá obligado a tratar de la responsabilidad de los directivos que desoyeron esta razonable propuesta de trabajo", exponía el documento.

En su respuesta, Metro exponía que valoraba "positivamente" la finalidad de dicha propuesta que, sin duda, "compartía", pero manifestaba que en su opinión el "foro idóneo y normativamente competente para articular cuanta colaboración y participación resulte precisa para alcanzar la finalidad propuesta es el Comité de Seguridad y Salud de la empresa".

El suburbano argumentaba que este órgano aglutina las funciones de encuentro, participación y consulta en materia de seguridad y salud, pues la legislación confiere competencias y funciones específicas en esta área.

"En este sentido, como saben, desde el pasado mes de marzo de 2017, en el mencionado comité, se viene tratando de forma sistemática el amianto, figurando en el orden del día de todos los plenos de dicho comité, en los que se traslada y comparte información tanto sobre las instalaciones y equipos susceptibles de contener amianto, como sobre el colectivo de trabajadores potencialmente expuesto, gestión esta que se encuentra ya en un estadio muy avanzado".

También expone que este comité es el foro idóneo para alcanzar acuerdos para la gestión y tratamiento del amianto, para enfatizar también su naturaleza colegiada por estar presente la representación de los trabajadores.

"Parece apropiado que cualquier solicitud para la creación de un grupo de trabajo delegado se debata y, en su caso, se decida, en el marco del propio Comité de Seguridad y Salud, a fin de tener en cuenta el criterio y opinión de los delegados de prevención, cuya involucración, participación y colaboración activa, con la especialización y el sigilo profesional que les caracteriza, resulta primordial en el tratamiento de este asunto", exponía el texto.

También indicaba que "no hay inconveniente" en la presencia de asesores "ocasionales" o "expertos ajenos" si las partes lo consideraban necesario y reivindicaba su "firme compromiso" con el "cumplimiento estricto de la normativa en materia preventivo laboral", tanto a nivel general como en la materia específica del amianto.

A su vez, agregaba su "clara discrepancia" con las menciones del escrito de CCOO cuando aludía a posible concurrencia de "cualquier obligación legal pendiente de cumplimiento".

Tras la polémica por el amianto en las instalaciones y trenes, la semana pasada el consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, planteó un grupo de trabajo específico para concretar acciones futuras para el "desamiantado" de la red de Metro.

El Comité de Empresa en Metro de Madrid, a su vez, remitió un escrito al consejero delegado del suburbano en el que reclama que se abran expedientes sancionadores de cara a cesarlos del cargo a diversos directivos de la compañía en el área de seguridad y explotación ferroviaria, al entender que son responsables del "riesgo" para la salud de los trabajadores ante la presencia de amianto en trenes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios