www.madridiario.es
Ensayo de la Orquesta de Instrumentos Reciclados Cateura.
Ampliar
Ensayo de la Orquesta de Instrumentos Reciclados Cateura. (Foto: Kike Rincón)

Los instrumentos reciclados de la Orquesta de Cateura sonarán en un abarrotado Teatro Real

Por MDO
jueves 28 de diciembre de 2017, 14:24h
Bajo el lema 'El mundo nos envía basura, nosotros le devolvemos música' la Orquesta de Cateura, en la que los instrumentos están elaborados a partir de envases y materiales reciclados. Ecoembes posibilita que, cada año, estos jóvenes paraguayos que viven en unas condiciones complejas visiten los mejores escenarios de nuestro país. El fin, solidario, pues los beneficios obtenidos con la venta de entradas se destinan a becas de estudio, asistencia sanitaria y construcción de viviendas para los miembros del grupo y sus familias.

La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura (Asunción, Paraguay) cree en las segundas oportunidades y Ecoembes comparte su filosofía. Su empeño por hacer de la música terapia y vía de escape a las dificultades del entorno desfavorecido en el que viven sus jóvenes miembros dio sus frutos hace ya cinco años. Fue en 2012 cuando el proyecto se consolidó y el grupo comenzó a girar por todo el mundo construyendo una nueva vida tanto para sus componentes como para la basura.

Ya han llevado su música a 40 países y este jueves actúan en el Teatro Real de Madrid junto a Rosario Flores y Toom-Pak, pero esta no es la primera vez que visitan nuestro país. La semana pasada actuaron en el Teatro Jovellanos de Gijón, donde compartieron escenario con Víctor Manuel, el Joven Coro de la Fundación Princesa de Asturias y la soprano Beatriz Díaz. En años anteriores estuvieron en Bilbao, San Sebastián, Barcelona, Sevilla y Valencia.

Ecoembes es el encargado de gestionar sus conciertos en España. Conocieron la iniciativa iniciativa y se “enamoraron” de ella al instante, comenta Elena López, gerente de comunicación de la compañía. “El proyecto de Cateura comparte nuestros valores de protección del medio ambiente y fomento de la economía circular y el reciclaje”, explica.

Al tratarse de un proyecto con un potente trasfondo social detrás, Ecoembes se volcó para que la Orquesta actúe en los mejores escenarios de nuestro país. Esto permite un amplio aforo, cualidad que no solo posibilita que un gran número de espectadores tengan acceso al talento de estos niños, sino que también la recaudación obtenida por la venta de entradas aumente. Los fondos se destinan íntegramente a mejorar las condiciones de vida de los miembros del grupo y sus familias.

La recaudación, solidaria

La banda ha cambiado la vida de estos jóvenes de forma radical. “Gracias a los beneficios que reportan los conciertos hemos podido construirles casas, escolarizarlos, darles becas y desarrollar la oportunidad de asistirlos en el ámbito de la salud”, indica el director de la Orquesta, Favio Chávez.

El propio Chávez, técnico ambiental de profesión, fue el primer profesor de música de la zona del vertedero de Cateura. Comenzó enseñando a los hijos de los trabajadores del mismo en sus ratos libre y poco a poco se fue sumando gente al proyecto. En la actualidad, la escuela musical que impulsó imparte clases a más de 300 alumnos de forma gratuita, de los cuales 60 conforman el privilegiado grupo de los que giran internacionalmente.

Sin embargo, esto no es tare sencilla. “Hablamos de jóvenes que no tienen una familia que los sustente y, por eso, viajan los que viven en un hogar muy comprometido con la iniciativa, siempre que estén preparados psicológicamente para la experiencia”, apunta el director. La colaboración activa de entidades de todo el mundo como Ecoembes y la ayuda proporcionada por la asociación de padres y madres de los pequeños los que se encargan de “la logística, la organización y los temas legales de la Orquesta”.

Experiencia que deja huella

Celeste es una de las alumnas afortunadas. Este es el tercer año que visita España junto a su violín, elaborado con una lata de pintura, una fuente de cocina para la base y un tenedor. “Las cuerdas son normales, eso sí”, afirma la joven. Tiene 11 años y para ella descubrir el mundo junto a “sus amigos” es una experiencia “única y muy emocionante”. “No todo el mundo puede llegar a conocer países como EEUU, Canadá, Corea, Italia o España gracias a la basura”, comenta.

En una de estas salidas, Celeste vivió uno de los momentos que más la han marcado: conocer a su abuela, que vive en Madrid, por primera vez. “Hace dos años la Orquesta me dio la oportunidad de reunirme con mi abuela y estar una semana en su casa”, afirma. “Esta es la primera Navidad que pasé lejos de mi familia, pero al menos estuve con ella de nuevo”, añade.

La niña sueña con alcanzar la meta que muchos de sus compañeros ya han alcanzado: ser profesional. Y es que varios de los antiguos miembros del grupo forman parte incluso de orquestas sinfónicas. En España, muchos niños tratan de imitar sus pasos a través de La Música del Reciclaje, el programa de Ecoembes basado en la Orquesta de Cateura en el que participan alumnos del colegio Núñez de Arenas de Vallecas y la residencia materno-infantil Villa Paz de Pozuelo de Alarcón.

“Hermanar ambos proyectos” es el propósito de la compañía, indica Elena López. Por el momento, algunos de los miembros de La Música del Reciclaje tocaron en Gijón y actuarán también en el Teatro Real. Este verano, un par de ellos conocieron Sacramento (EEUU), hasta donde viajaron con los jóvenes paraguayos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios