www.madridiario.es

EFEMÉRIDES

Obelisco de la fuente de Castellana en el parque de la Arganzuela de Madrid Río.
Ampliar
Obelisco de la fuente de Castellana en el parque de la Arganzuela de Madrid Río. (Foto: Irene Yuste)

La escultura que un día fue fuente

miércoles 11 de octubre de 2017, 07:51h
El obelisco de la Castellana o de Arganzuela, conocido así por todos, fue en sus inicios una fuente, encargada por Fernando VII para conmemorar el nacimiento de su hija Isabel. El tiempo ha conseguido que, después de varios traslados y modificaciones, la fuente se haya visto reducida a una simple columna custodiada por dos esfinges.

Junto a la fuente de los Galápagos del parque del Retiro, el rey Fernando VII encargó para festejar el nacimiento de su hija Isabel la Fuente Castellana, un gran conjunto arquitectónico coronado por una columna denominada por muchos 'obelisco'.

La primera piedra de la Fuente Castellana se colocó en la que hoy en día es la glorieta de Emilio Castelar el 11 de octubre de 1833. El diseño es de Francisco Javier de Mariategui, una columna con pedestal situada en el centro de un pilón circular -que recogía las aguas del arroyo del mismo nombre-, acompañada de dos esfinges de bronce con surtidores en la boca realizadas por José de Tomás en 1838. Además del bronce, se emplearon otros materiales como la caliza blanca, el granito rojo y el granito gris, lo que otorga al monumento una gran variedad cromática.

Esta columna estriada -conocida ahora como ‘el obelisco de la Arganzuela’- se asienta sobre un basamento cúbico que se apoya a su vez sobre un pedestal de planta rectangular más grande, lo que se traduce en unos 20 metros de altura. En este cubo pueden verse relieves en bronce, con el sol, la luna y dos coronas de laurel. Para rematar la columna, hay instalada una estrella polar que simboliza la capacidad de guía de la princesa Isabel, que más tarde sería la reina Isabel II.

La fuente empieza a dejar de serlo

En 1869, la fuente sufrió su primer cambio. El pilón dejó de albergar agua, pasando a ser una zona ajardinada y las esfinges fueron trasladadas a la entrada del Estanque Grande del Parque de El Retiro. Varios años después, la ‘fuente’ desapareció, dejando paso al grupo escultórico que hoy en día puede visitarse en la glorieta de Emilio Castelar.

La fuente se rescató en 1914, siendo montada tal y como se construyó originalmente en la plaza de Manuel Becerra, volviendo a contar con el pilón como base y con sus esfinges de acompañamiento. Permaneció en este lugar hasta 1970, cuando se trasladó a su lugar actual: el parque de Arganzuela.

En este nuevo emplazamiento, la fuente adquirió una belleza adicional, situada dentro de un gran estanque de más de 100 metros de largo y casi 60 de ancho sobre el que emergían distintos surtidores de agua.

El fin definitivo de su esplendor

A comienzos del 2000, con la llegada de los trabajos de soterramiento de la M-30, la fuente dejó de ser la que era, convirtiéndose en un monumento escultórico más. El estanque y el pilón circular fueron arrasados y todos los elementos característicos que indicaban que era una fuente desaparecieron.

Varios sillares se utilizaron como material de construcción en la remodelación del parque y pueden distinguirse en diferentes lugares de la zona, como por ejemplo en los terraplenes donde se encuentran los toboganes-tubo de Madrid Río.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La escultura que un día fue fuente

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    13314 | Adel - 06/03/2019 @ 02:19:08 (GMT+1)
    Los técnicos de urbanismo metieron la pata al destrozar la fuente, era un elemento protegido y no lo tuvieron en cuenta. Había otros intereses
    6923 | manuel - 11/10/2017 @ 15:43:54 (GMT+1)
    Ridiculo, lo que han hecho con este obelisco, tras quitar la Plaza del Parque de la Arganzuela adonde estaba ubicado es ridiculo. Está en medio de la nada, pobre, en plan lo dejamos ahí como un trasto viejo. Los "técnicos" mnicipales de Urbanismo se lucieron pero bien.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.