www.madridiario.es
Proyecto del Ayuntamiento de Madrid para la remodelación de Gran Vía
Ampliar
Proyecto del Ayuntamiento de Madrid para la remodelación de Gran Vía (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Las restricciones al vehículo privado en Gran Vía no se harán permanentes hasta junio

jueves 05 de octubre de 2017, 14:40h
José Manuel Calvo, durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno celebrada esta mañana, ha concretado información acerca de los cortes parciales que sufrirá la Gran Vía durante la Navidad y los próximos meses.

Tal y como adelantaba el pasado miércoles Madridiario, estas Navidades se volverá a cortar de forma parcial la Gran Vía. Estos cortes serán muy similares a los que ya se produjeron el año pasado en las mismas fechas y volverán a incluir una ampliación de las aceras, dejando un único carril de tráfico en cada sentido. De hecho, esta es la configuración permanente que el Ayuntamiento planea para la céntrica calle madrileña, según confirmó con su plan de remodelación presentado en el mes de de mayo. Por ello, el Consistorio ha confirmado que esa ampliación del espacio para los peatones se mantendrá una vez terminada la campaña navideña, aprovechando para arrancar las obras de ese plan de remodelación, así como las de la futura APR de Centro. De esta manera, la Gran Vía perderá su segundo carril por sentido de manera definitiva estas Navidades.

Sin embargo, el delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha querido aclarar este jueves en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que las restricciones al tránsito del vehículo privado solo se harán definitivas una vez terminadas las obras de remodelación, previsiblemente en junio de 2018. Es decir, que durante la Navidad solo podrán circular por Gran Vía -como el año pasado-, los residentes, usuarios de aparcamientos de la zona, vehículos de personas con movilidad reducida, autobuses, taxis, motos, bicis, vehículos de reparto y los 'cero emisiones'. Terminadas las Navidades y hasta junio, cualquier tipo de vehículo podrá circular, eso sí, por un único carril en cada sentido.

Una vez finalizadas las obras, el plan sí que contempla el cierre definitivo al tráfico de los no residentes, que supondrá la puesta en marcha del Área Central Cero Emisiones, la gran Área de Prioridad Residencial (APR) de Centro, con un perímetro delimitado por Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

Coordinación entre actuación y trabajos

Sí que se producirán entre enero y junio algunas restricciones al tráfico impuestas por la propia realización de las obras, limitaciones que se irán comunicando a medida que se vayan definiendo, según ha señalado Calvo. En cualquier caso, estos preceptos, "no tiene que ver con la gran APR, que está prevista para junio", ha insistido el delegado.

Por otra parte, ha asegurado que la ampliación de aceras para los peatones en Navidad, se trata de "una actuación pactada con hoteleros, comerciantes y vecinos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios