www.madridiario.es
Rejas del arroyo Antequina.
Ampliar
Rejas del arroyo Antequina. (Foto: Kike Rincón)

Comienzan los arreglos del muro y las rejas de Sabatini en la Casa de Campo

Trescientos años han tenido que pasar para que el muro histórico que rodea la Casa de Campo comience a ser restaurado. También lo serán algunas de las rejas que sortean los arroyos, diseñadas, al igual que la tapia, por Francesco Sabatini.

No podía imaginar el arquitecto siciliano Francesco Sabatini que el muro que diseñó por encargo real de Carlos III en el siglo XVIII para delimitar la Casa de Campo acabaría destruido a trozos y en muy mal estado por falta de conservación, el resto.

El muro de más de 16 kilómetros de longitud rodeaba las 1.727 hectáreas de terreno de la Casa de Campo con el fin de impedir que salieran los animales de la finca y que entraran intrusos.

Agujeros, arcos cegados, montañas de tierra aprisionando la tapia… El resultado es un muro en muy malas condiciones, con ausencia de albardillas y pérdida de su altura original (2,70 metros), que en algunos tramos ya solo es de 1,50 metros debido a la acumulación de tierras.

A los estragos que causó la Guerra Civil en esa zona de combates hay que añadir los destrozos provocados por nuevas construcciones privadas y por el peso de las tierras desplazadas por las lluvias, lo que ha convertido “un muro perimetral en uno de carga”, según ha explicado a Madridiario Francisco Rodríguez Pachón, director conservador de la Casa de Campo.

El desarrollo de un parque forestal a finales de los años 80 propició el uso de maquinaria pesada en la zona. Eso provocó que el terreno quedara inestable y las lluvias de los años siguientes fueran moviendo y acumulando esas tierras sueltas contra una tapia que no fue diseñada con tal fin.

Aunque la titularidad de la Casa de Campo es del Ayuntamiento de Madrid desde 1931, no se formalizaría hasta finales de los años 60 y no sería declarada Bien de Interés Cultural hasta 2010. Ahora, el Consistorio se ha decidido a impulsar el cuidado de esta joya abandonada y maltratada y para ello ha previsto una serie de proyectos que afectarán a diversas zonas de la Casa de Campo, entre ellas, una parte del muro y algunas rejas de Sabatini.

Un total de 320 metros lineales de muro del tramo comprendido entre el arroyo Antequina y el Portugués van a ser restaurados empleando materiales similares a los originales: ladrillo y piedra de pedernal o caliza de Colmenar. Las albardillas serán de granito, como las primigenias.

Rejas oscilantes, el “ingenio hidráulico” de Sabatini

Sabatini respetó el curso natural de los arroyos de la zona, para lo que diseñó vanos en los distintos tramos del muro que ‘cerró’ con unas rejas oscilantes que permitieran el paso del agua. Seis de estas rejas van a ser restauradas en los próximos meses, en concreto las que se encuentran en los arroyos Antequina y Portugués.

También serán arreglados los tajamares de los arroyos, que incluso han visto desviados sus cauces.

Los arcos, que “fueron tapiados con materiales innobles, se van a reponer a su estado original”, ha explicado Rodríguez, quien espera que los trabajos comiencen a lo largo del primer semestre de 2018.

Las rejas de la vergüenza

No van a tener tanta suerte otras rejas, como las del arroyo de la Zorra. En este punto, los huecos por los que debía discurrir el arroyo fueron tapiados, como puede verse en las imágenes. Además, hasta hace solo tres años, una maraña de zarzas escondía este conjunto arquitectónico que durante años permaneció oculto.

Asimismo, el arroyo Prado del Rey bajaba desde la zona en la que se ubican los estudios de RTVE. En los años 90, según ha explicado Juan García Vicente, portavoz de Ecologistas en Acción, a Madridiario, “se levantó la urbanización Los Retamares”, justo frente a RTVE y sobre el cauce del arroyo. Tras una denuncia por ocupación de terrenos de dominio público hidráulico, la Confederación Hidrográfica del Tajo multó a la constructora con 70.000 pesetas.

Ya en aquel entonces, una carretera discurría solo a 15 centímetros de esta tapia histórica, como puede apreciarse en la imagen, con la única protección de un bordillo. Tras una denuncia, “el Seprona paralizó la obra durante meses y el trazado fue modificado con una curva para respetar la reja”, aunque el resultado fue “una chapuza total”, según denuncia García. El agua sigue fluyendo, de alguna manera, y queda estancada en la reja y el muro en esta zona solo mide 1,5 metros al haber sido rellenada la vaguada con tierras, según ha denunciado Ecologistas en Acción.

Además, el cauce del arroyo ha sido cementado y pasa a través de un tubo.

La reja del arroyo Meaques, objetivo habitual de los grafiteros, también necesita un lavado de cara.

En los próximos meses, se adjudicarán otros proyectos como el muro de la zona del renegado, el de los viveros o el lago de la Casa de Campo. Aunque algunos de los daños causados son ya irreparables.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comienzan los arreglos del muro y las rejas de Sabatini en la Casa de Campo

    Últimos comentarios de los lectores (5)

    6427 | Joxetxo - 09/09/2017 @ 20:30:15 (GMT+1)
    Nuestra Casa de Campo, envidia de todo visitante y gran joya que tenemos merece toda la atención y protección que podamos darle. Se están haciendo muchas cosas desde hace algún tiempo y por ello hay que agradecerle al Ayuntamiento en la persona de Inés Sabanés, pero...falta arreglar el problema de deterioro que ocasionan las bicicletas al circular por todos los caminos, veredas y senderos.
    6335 | luis - 31/08/2017 @ 09:13:18 (GMT+1)
    Excelente medida. Por fin se va notando que se emplea el dinero en algo que no sea el enriquecimiento ilegal
    6323 | Ana Sánchez - 29/08/2017 @ 23:51:46 (GMT+1)
    ¿Esto es todo lo que supone "el gobierno del cambio"? Menudo BLUFFF
    6315 | Pedro - 29/08/2017 @ 11:13:21 (GMT+1)
    Excelente medida. Por fina un ayuntamiento que hace ALGO con sentido. Cuanto tiempo hemos perdido con gobiernos anteriores, dios mio.
    6314 | Eduardo - 29/08/2017 @ 10:25:23 (GMT+1)
    Maravilloso, ojalá se acompañe de un mantenimiento y se eviten las pintadas, en algún caso solo se me ocurre la instalación de una doble valla, exterior, de barrotes muy finos. Sé que no es ideal, pero la conservación es lo primero. Por lo demás, para cuando los jardines renacentistas y, particularmente , las grutas de Felipe II.? Verdadera joya entre las joyas de la Casa de Campo y en estado de dejadez absoluta.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.