www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Museo del Prado
Ampliar
Museo del Prado (Foto: MDO)

Un 22 de agosto falleció uno de los más importantes arquitectos de Madrid, Juan de Villanueva

lunes 21 de agosto de 2017, 18:52h

El arquitecto Juan de Villanueva es uno de los madrileños ilustres cuyo trabajo puede disfrutarse por toda la geografía madrileña. Murió el 22 de agosto de 1811, pero su legado arquitectónico perdura en el tiempo y en las calles de la capital y comunidad.

Juan de Villanueva fue uno de los arquitectos más importantes del siglo XVIII en Madrid. Máximo exponente del neoclasicismo español, nació en Madrid en 1739 en el seno de una familia ligada al arte.

Su padre, Juan de Villanueva y Barbales, era escultor y fue uno de los primeros directores de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, por lo que inculcó en sus hijos Diego y Juan la pasión por el arte, llegando a ser Diego arquitecto y profesor de esta academia.

A los 11 años, Juan de Villanueva ingresó en la Academia de Bellas Artes y gracias a eso tuvo la oportunidad de viajar a Roma becado por la escuela entre 1759 y 1764, donde se empapó de toda la arquitectura clásica de la ciudad, base del estilo neoclásico de sus edificios y obras. Su principal referente: Andrea Palladio, arquitecto renacentista italiano.

Madrid y el resto de la comunidad están llenos de sus joyas arquitectónicas. La carrera de Villanueva comenzó en 1767 cuando comenzó realizando pequeños trabajos particulares. Su primer ascenso le llevó en 1768 a ser el arquitecto de la comunidad de los Jerónimos de El Escorial.

En 1769 realiza su primer gran encargo: la Casa de los Infantes en San Lorenzo del Escorial. Este edificio, situado frente a la fachada principal del monasterio, estaba proyectado para que allí se asentase la servidumbre de los infantes don Gabriel, don Antonio y don Francisco Javier, hijos de Carlos III.

En 1777, Carlos III le nombró arquitecto del príncipe y los infantes, lo que produjo su eclosión como edificador. Fuera de la capital, las principales obras arquitectónicas del autor son la Casita de los Infantes de Aranjuez (1771), las Casitas de Arriba y Abajo en El Escorial (1773), la Casita del Príncipe en El Pardo (1784) y la Tercera Casa de Oficios en San Lorenzo del Escorial (1785). Estas 'casitas' eran pabellones de recreo para los príncipes e infantes de la corte y estaban construidos con un estilo ‘palladiano’, muy característico de este autor.

En Madrid se encuentran gran parte de sus construcciones, pero su obra más completa –y la mejor del neoclasicismo español– es el Museo del Prado. Programado para ser el Gabinete de Historia Natural, las obras comenzaron en 1785. El ahora llamado ‘Edificio Villanueva’ se encuentra formado por un cuerpo central que termina en ábside, apoyado por dos galerías alargadas que finalizan en pabellones cuadrados.

Utilizó un orden distinto para cada una de las fachadas y combinó el granito con el ladrillo consiguiendo salvar el desnivel del terreno, integrándolo en el edificio dividiéndolo en dos niveles.

Incluidos en el proyecto del Gabinete de Historia Natural se encuentran el Real Jardín Botánico (1781) y el Observatorio Astronómico (1790). Villanueva elaboró el segundo y definitivo proyecto del Real Jardín sobre el plan ideado por Sabatini, convirtiéndose así en su obra de mayor envergadura. El arquitecto comenzó las obras del observatorio en 1790 pero nunca llegó a verlo terminado ya que falleció el 22 de agosto de 1811 a los 71 años de edad, dejando un bonito legado arquitectónico por toda la Comunidad de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.