www.madridiario.es
Agente de movilidad (archivo).
Ampliar
Agente de movilidad (archivo).

El Ayuntamiento propone ampliar los horarios de calle de los agentes de Movilidad hasta medianoche

Por Enrique Villalba
jueves 09 de junio de 2016, 11:18h
El Ayuntamiento de Madrid ha propuesto a los sindicatos una reorganización de horarios del Cuerpo de Agentes de Movilidad que supone que estos operariosn públicos ejercerán desde las 06.30 hasta las 00.00 horas, cuando actualmente lo hacen de 07.00 a 22.00 horas. También estudia reducir el porcentaje de agentes de vacaciones al mismo tiempo en verano.

Según la propuesta de turnos de trabajo y organización del servicio en el Cuerpo de Agentes de Movilidad, realizada por la Subdirección General de Agentes de Movilidad, a la que ha tenido acceso Madridiario, "el escenario en el cuerpo de agentes de movilidad en materia de horarios, penosidad o festividad se asimila actualmente más a personal de administración general o de oficinas que a un cuerpo cuyos integrantes tienen la consideración de agentes de la autoridad y que debe estar en la calle desde antes de las 07.00 y continúa hasta las 22.00 horas, si bien debería hacerlo hasta las 24.00".

El servicio organiza a los 650 agentes en cuatro turnos, dos de mañana y dos de tarde que cubren de 07.00 a 22.00 horas entre semana y de 08.00 a 22.00 horas en fin de semana. La nueva propuesta municipal plantea que cada agente tenga asignados cuatro turnos: diario laborable, fin de semana, verano (de 16 de julio a 31 de agosto) y mes de diciembre.

Así, en días laborables, un 10 por ciento de la plantilla formaría parte de un turno precoz que se incorporaría a las 06.30 horas, que recibiría dos días libres al año por la media hora considerada de nocturnidad que dista hasta las 07.00 horas de la mañana. Un 40 por ciento del personal mantendría un turno ordinario de 07.30 a 14.30 horas. Otro 15 por ciento de la plantilla tendría un horario de solape de 10.00 a 17.00 horas que tendría un triple efecto positivo, a juicio de la administración: servir para la conciliación familiar, cubrir el solape entre mañana y tarde, y atender la demanda de hora punta de salida de los viernes, entre 14.00 y 15.30 horas. Por la tarde, el turno ordinario, realizado por un 30 por ciento del personal, tendría un horario entre las 15.00 y las 22.00 horas. Finalmente, el último turno (un 5 por ciento), entraría a las 17.00 y saldría a las 24.00 horas. Este último turno recibiría una compensación a la prestación parcial de su trabajo en horario nocturno con cuatro jornadas de libranza adicionales anuales.

De esta manera, el Consistorio entiende que los cinco turnos atenderían más adecuadamente las demandas de gestión de tráfico y facilitarían una mejor organización del trabajo. Además, según reza el documento, eso supondría efectos positivos en la movilidad del personal y en su conciliación familiar, por lo que plantea establecer un sistema para la asignación inicial de turnos desde la situación actual para atender el servicio en las nuevas circunstancias.

En fin de semana, habría dos turnos: de 09.00 a 16.00 horas, y de 15.00 a 22.00 horas. En verano (del 16 de julio al 31 de agosto), se establecerían tres turnos: un 30 por ciento de efectivos de 07.00 a 14.00 horas, un 40 por ciento de 10.00 a 17.00 horas, y un 30 por ciento de 15.00 a 22.00 horas. El Consistorio propone reducir el porcentaje de plantilla de vacaciones estivales a la vez, aunque el documento no concreta porcentajes.

En el mes de diciembre, que es uno de los períodos de mayor conflictividad en el tráfico y una mayor solicitud de permisos, se establecen tres turnos: un 20 por ciento de efectivos de 07.00 a 14.00 horas, un 40 por ciento de efectivos de 10.00 a 17.00 horas, y un 40 por ciento de efectivos de 15.30 a 22.30 horas.

El documento también plantea un cambio de denominación de los jefes de vigilantes por el de jefes de grupo, y un cambio progresivo de la uniformidad, cambiando al color 'rojo flúor', que terminará de incorporarse en 2018. También se propone al modificación del reglamento del Cuerpo, que data de marzo de 2007, mediante la constitución de un grupo de trabajo.

Este es el segundo documento que se ha puesto sobre la mesa de negociación colectiva del Cuerpo de Agentes de Movilidad. La primera propuesta planteaba la nueva situación económica para estos empleados públicos. El Área de Movilidad proponía a los trabajadores en dicho documento el incremento salarial de 2.100 euros brutos anuales en 2016 y de 2.300 euros anuales en 2017, divididos en dos partes: un 78 por ciento destinado a la parte fija del salario (complementos específico y de destino) y un 22 por ciento ligado a la productividad, incluyendo un plan de penalizaciones por bajas del puesto de trabajo. La parte de la productividad responde al cumplimiento del colectivo de agentes de los objetivos marcados por la carta de servicios del Cuerpo. Mientras tanto, el absentismo por enfermedad o accidente no profesional sería tratado de forma individual, mermando hasta cero, si las ausencias son mayores a 34 días laborables o más.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, explicó, a consultas de Madridiario, que existe un diálogo abierto con los representantes de los trabajadores para buscar acuerdos. A lo que el director general de Movilidad, Francisco López, añadió que se está negociando a diversos niveles para reorganizar el sistema de retribuciones, el reconocimiento de la carrera profesional y el sistema de horarios laborales. En ese sentido, concretó que se pretende avanzar en temas como la tecnificación del servicio, la perspectiva profesional de los trabajadores y la distribución de los trabajadores en función de la demanda efectiva del tráfico, entre otros aspectos. No obstante, recordó que el presente documento es una posición de negociación inicial y que la selección de los nuevos horarios será un proceso de carácter voluntario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios